La Sirena CN Mataró hace historia en Europa

Las chicas de La Sirena CN Mataró posaron para WATERPOLISTA.com con el trofeo / ATELIER PHOTO
Las chicas de La Sirena CN Mataró posaron para WATERPOLISTA.com con el trofeo / ATELIER PHOTO

Mataró acogía su primera final europea de todos los tiempos. Tras vencer el viernes al Uralochka, La Sirena CN Mataró estaba a un paso de hacer historia. A las 20.45 del sábado, el Sorrall presentaba unas gradas repletas de seguidores, gente de todas las edades se aplegaba para presenciar este importante partido. Ante las chicas de Florin Bonca, el Vouliagmeni griego, un equipo experimentado en este tipo de encuentros. El Mataró, consciente del duro partido que se iba a encontrar, se tiró al agua con una única intención: alzar la copa. Empezaba marcando Benekou para el Mataró, pero respondía el Vouliagmeni con dos goles y se ponía por delante en el marcador. Las locales parecían no sentirse cómodas en el agua, les costaba entrar en el partido. Las griegas aplicaban un duro juego ante las del Maresme. No obstante, Keeve, muy segura bajo palos, paraba todo chut que se le presentaba. Sin aprovechar ninguna de las dos superioridades a favor, empezaba el segundo cuarto para el Mataró. Llegaría un golazo de Laura López que animaba al público y empataba a tres el partido. A falta de 2 minutos para llegar al descanso, un gran disparo de Ciara acabó al fondo de la red. Así acababan los segundos ocho minutos.

EUFORIA EN EL SORRAL

El Mataró tenía dos partes para defender con uñas y dientes ese resultado. Los ataques iban y venían, sin muchas ideas ninguno de los dos equipos, las dos porteras eran clave para que el luminoso no subiera. El Vouliagmeni volvía a recortar distancias y esta vez era a cinco el empate en el electrónico. Los nervios afloraban a todo aquel presente en el Sorrall. Quedaban ocho minutos: o todo o nada. No podían desaprovechar esa oportunidad. Toda la grada gritaba el nombre del equipo, querían que la copa se quedara en casa. A base de faltas y tiempos muertos iba avanzando el crono. El marcador no se movió hasta que Ciara Gibson marcó el 5 a 6. Quedaban cuatro minutos para saborear el gusto de la victoria. Todo el Sorrall se levantó para vivir el tramo final del partido, para sumar una más en el agua. El latido de la grada era cada vez más fuerte. Último minuto de partido, las griegas seguían intentando penetrar la portería de Keeve, pero la americana no dejaba entrar el balón. Quedaban tan sólo 24 segundos, posesión para el Vouliagmeni. Y el balón no quiso entrar. Euforia en el Sorrall. Las lagrimas afloraban en todo aquel que se había acercado para animar, hasta la prensa tenía la piel de gallina y la grada chillaba el nombre de sus heroínas. Lo habían hecho, la copa se quedó en casa y el Mataró pasó a la historia.

Las jugadoras recibieron el trofeo a manos del presidente de la RFEN, Fernando Carpena / ATELIER PHOTO
Las jugadoras recibieron el trofeo a manos del presidente de la RFEN / ATELIER PHOTO

twitter-bird@andreagisbert

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger