Un empate del CNAB que sabe a derrota

Roger Tahull durante el partido de ayer sábado ante el Eger húngaro / BILLY RAMÓN (ATELIER PHOTO)
Roger Tahull durante el partido de ayer sábado ante el Eger húngaro / BILLY RAMÓN (ATELIER PHOTO)

Un partido de Champions en San Sebastià es siempre sinónimo de emoción y intensidad. El trascendental encuentro que enfrentó al Club Atlètic-Barceloneta y al ZF Eger no dejó indiferente a nadie. Ante una afición marinera que nunca falla en las grandes citas, los hombres de Chus Martín salieron en tromba a por la victoria des del minuto uno. Un gran lanzamiento de Famera abría el marcador a favor de los locales, pero en la siguiente jugada igualaban los húngaros, que también contaron con el apoyo de una veintena de fieles aficionados que no pasaron desapercibidos. El zurdo Zalánki ponía por delante al Eger, pero la respuesta del Barceloneta, con goles de Munárriz en un hombre de más y Marc Minguell, dejaba el 3-2 en el marcador al final del primer cuarto. El segundo período fue también dominado por el conjunto de casa. Viktor Rasovic, después de una gran internada por posición 5, ampliaba la ventaja marcando el 4-2. El gol del serbio recibió la respuesta del boya visitante, que recortaba distancias. Finalmente, después de una gran jugada de pizarra comandada por Chus Martín y sus ayudantes, Famera conseguía el 5-3 antes del cambio de lado. Los dos primeros cuartos dejaban muy buenas sensaciones en un Barceloneta que hasta el momento estaba jugando un partido muy serio y concentrado. En el tercer cuarto, sin embargo, el Eger empezó a jugar su particular partido, con un juego excesivamente duro que los colegiados no supieron gestionar. Aunque esta tercera parte terminó sin goles, el conjunto local no puedo llevar a cabo su juego y las impresiones fueron continuas en ambos bandos. La baja de Balazs Sziranyi otorgó mucho más protagonismo a un Tahull que estuvo especialmente peleón durante todo el partido, pero Angyal y Cuckovic, los encargados de cubrirle, no dejaron al joven internacional encontrar sus opciones.

DOS FINALES FUERA DE CASA

El último período hizo despertar a los húngaros, que consiguieron el empate a 5. Antes, los marineros desperdiciaron alguna que otra superioridad. Cuando más cerca parecía que el conjunto visitante tenía la remontada, Famera se encargó de anotar el tercer gol en su cuenta particular y un psicológico 6-5 en el luminoso. El juego, no obstante, seguía trabado, con una doble expulsión y muchos toques de atención de los árbitros. El Eger consiguió empatar a un minuto del final y ninguno de los dos equipos pudo aprovechar los ataques restantes. Empate que mantiene al Eger tres puntos por encima de un Barceloneta que se mantiene tercero gracias a la derrota de su perseguidor, el Primorje, contra el líder Olympiacos por 4-10. Quedan dos finales que el conjunto de Chus Martín tendrá que afrontar lejos de Barcelona. El Jadran Carine y el Spandau 04 serán los últimos obstáculos antes de una Final Six que está en el punto de mira de todos los jugadores marineros.

twitter-bird@marti_cerca

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger