Una ‘hormiga’ llamada La Sirena CN Mataró

La plantilla de La Sirena CN Mataró al completo ayer en el Ayuntamiento / ATELIER PHOTO
La plantilla de La Sirena CN Mataró al completo ayer en el Ayuntamiento / ATELIER PHOTO

La guinda del pastel. En apenas una semana, un humilde grupo de amigas (antes que compañeras son amigas) lograron una gesta por la que muy poca gente apostaba. Eso sí, su entorno llevaba meses avisando de la ilusión, fuerza y ganas con las que las chicas de La Sirena CN Mataró venía entrenando, puesto que los objetivos que se marcaron a principios de temporada eran muy pero que muy ambiciosos. “Kike, ya te digo yo que estás chicas van a hacer algo grande este año”. Esta frase me la dijo Josep Arnau (muchos le conocerán como Atelier Photo) hace unos meses cuando todo parecía apuntar que entre otras cosas el Sabadell continuaría imponiendo su tiranía en nuestro país. Sin embargo, eso no fue así y las pupilos de Florín Bonca acabaron con el CNS 2.169 días después de su última derrota en una competición nacional. Por si no fuera poco, el sueño europeo cobró fuerza a lo largo de una semana donde el club estuvo en boca de todos. El hito logrado en Can Llong generó un clima de ilusión antes nunca visto en la capital del Maresme. Existía en el ambiente una confianza ciega en las chicas y buena muestra de ello fue la espectacular atmósfera creada en torno a la pileta del Complejo Deportivo El Sorral durante la Final Four de LEN Trophy. Las chicas, por su parte, cumplieron y no defraudaron al respetable, haciéndose con su segundo título en seis días y su primer reconocimiento continental de su historia después de imprimir durante la competición un ritmo infernal, acompañado de un estilo de juego único en su especie. El colofón a estos días mágicos fue la celebración vivida ayer martes por el equipo en el balcón del Consistorio de la ciudad. Cientos de personas se agolparon en los aledaños del Ayuntamiento para formar parte de la historia viva de un club que pasará a los anales del waterpolo español como el equipo ‘hormiga’. No importa cuántas veces la hormiga tenga que levantar una carga mucho más grande o pesada que ella, siempre volverá a intentar levantarla y llevarla a su hormiguero, aún si el camino es difícil y de subida. Las hormigas nunca desisten y las chicas de La Sirena CN Mataró han demostrado que ellas tampoco.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger