Dejan Savic, encargado de escribir la historia de Serbia

Dejan Savic sonríe después de conseguir en Río el oro olímpico / GETTY
Dejan Savic sonríe después de conseguir en Río el oro olímpico / GETTY

Una nueva gesta balcánica. Como todos sabemos, Serbia consiguió hace ya unos día el oro olímpico, único gran título que le faltaba por conquistar. Gojko Pijetlović, Mandic, Gocic, Randjelovic, Cuk, Dusko Pijetlović, Nikic, Aleksic, Jaksic, Filipovic (MVP y máximo goleador de los Juegos Olímpicos), Prlainović, Stefan Mitrović y Branislav Mitrović, son los artífices de esta gran Serbia de ensueño. Pero no nos podemos olvidar del ‘conductor’ de está generación: Dejan Savic. A sus 41 años (Belgrado, 24 de abril de 1975) ha logrado hacer historia como seleccionador serbio. Tomó los mandos de la selección en el 2012 tras el bronce que ganó Dejan Udovicic, quien lo dejó justó después de esos Juegos de Londres. Savic está haciendo historia, consiguiendo (aparte del titulo olímpico) el último Mundial (Kazan 2015), dos europeos (Budapest 2014 y Belgrado 2016), así como las últimas cuatro World League. Su peor resultado fue curiosamente en sus inicios. Concretamente en el Mundial de Barcelona 2013 cuando finalizaron el Campeonato en séptimo lugar al vencer en la última jornada a Australia. Además Savic tiene un pasado glorioso como entrenador en Serbia. Allí estuvo al frente del Estrella Roja dos temporadas con el que consiguió dos Copas y Ligas serbias, así como una Champions League, entre otros títulos.

¿Y CÓMO JUGADOR?

Como jugador militó en varios equipos punteros del panorama europeo. Partizan, Barcelona, Atlétic Barceloneta, Florencia, Pro Recco, Sintez Kazan y Estrella Roja fueron sus equipos. Con el Partizan, sin ir más lejos, consiguió un total de once titulos.  Cuando disputó la liga rusa llegó a ser uno de los jugadores mejor pagados de la historia de esté deporte (el que más, era su compatriota Aleksandar Šapić). En esta misma línea como internacional (de 1994 a 2008) tuvo varias etapas: Yugoslavia, Serbia – Montenegro y posteriormente Serbia. En total llegó a disputar la friolera suma de 444 encuentros oficiales, siendo el jugador con más partidos disputados. A esta escandalosa crifra la acompaña otra: 405 son los goles que llegó a marcar. Sin embargo, una de las espinitas que siempre ha reconocido que se la ha quedado marcada es el oro olímpico. Como jugador consiguió una plata y dos bronces, pero nunca un oro olímpico. A esto se le suma un largo palmarés, en el cual destaca el Mundial conseguido en Montreal 2005. En estos momentos, Dejan Savic es considerado como el mejor entrenador del mundo. En Río 2016 dio un nuevo golpe sobre la mesa y demostró el poderío serbio a pesar de una deplorable fase de grupos en la cual estuvieron a punto de quedarse a las puertas de los Cuartos de Final. No obstante, cuando quieren pasar el rodillo lo pasan. Muestra de ello fue la espectacular final que vivieron ante Croacia. La incógnita que esperemos que se desvele algún día es si se atreverán sus jugadores a tirarle al agua después de conseguir un título. Por ahora no lo han conseguido.

twitter-bird@riloga22

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger