Serbia acabó con el sueño olímpico español

La historia de la selección masculina sigue condenada a repetirse, y en estos Juegos más que nunca, porque no hay mayor condena que ser primeros de grupo y que te toque el favorito en la primera eliminatoria. A priori parecía que sería un partido igualado, dado el gran nivel mostrado por España en la fase de grupos, y el nerviosismo y las dudas que había generado Serbia en cada partido disputado hasta ahora. Pero la semana de vacaciones de los balcánicos terminó en el momento preciso, como por otra parte era de esperar. Tristemente solo hubo esperanzas con el 1-1. Tras el primer cuarto de tremenda solidez realizado por el rival, España pareció estar escalando una montaña en lugar de jugar un partido de waterpolo. Parecía imposible meterles mano. Dusan Mandic desde posición uno martirizó a los nuestros en el primero que terminó 1-3. En el segundo cuarto pareció haber un momento de lucidez con Guillermo Molina a la cabeza, pero en defensa España sufría un calvario. No tardó de nuevo Dusan Mandic en abrir la brecha y Mitrovic castigó las pocas opciones que quedaban con un lanzamiento lejano para el 3-6. Fue en el tercer cuarto cuando España se vuelve a meter en el partido. Mejora en defensa, aparece en cada jugada Daniel López Pinedo, y Molina y Alberto Munárriz ponen el partido en dos goles con el 5-7, pero la diferencia ya no bajó de ahí.

LA HISTORIA DE SIEMPRE

Parecía que Serbia hacía gol cuando quería, y España jugó todo el partido muy precipitada y tomando decisiones que en condiciones normales no harían. Trabajaron bien los serbios sobre Chalo, y Albert Español no apareció. No nos bastó con Guillermo Molina, y Filipovic y Mandic cerraron el partido con el 7-10 final. España vuelve a caer en cuartos de final, repitiendo así lo sucedido en los últimos Juegos. Solo un quinto puesto lo mejoraría y para ello primero habrá que enfrentarse a Grecia, y en caso de ganar, al vencedor del Hungría-Brasil. Esta selección quedó fuera del Mundial el pasado año, y estos Juegos ha sido primera de grupo, y la fortuna no ha estado de su lado. El equipo está en fase de crecimiento y es lo que debe hacer, seguir creciendo. El waterpolo masculino español ha confirmado que está de vuelta, solo falta volver a asentarse de nuevo en la élite.

twitter-bird@agustiniglesia

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger