Un siglo más tarde, las mujeres llegaron a unos Juegos

La selección femenina de Australia fue el primer país en conseguir el oro en unos Juegos Olímpicos / V.K.
La selección femenina de Australia fue el primer país en conseguir el oro en unos Juegos Olímpicos / V.K.

El waterpolo femenino llegó al programa olímpico cien años después de que lo hiciese el masculino. La tardanza además se unió a un formato que aún a día de hoy sigue siendo discriminatorio y poco atractivo. Como en el cuadro masculino, ese formato desde el inicio hasta hoy ha ido evolucionando de forma aún insuficiente. El estreno fue con la entrada en el nuevo milenio. En el 2000 en Sydney, las seis primeras selecciones en estar en unos Juegos Olímpicos serían Estados Unidos, Canadá, Kazajistán, Países Bajos, Rusia y Australia. Las últimas como anfitrionas, Países Bajos por ser campeona del mundo en 1999, Canadá por ser la primera selección americana en ese mundial finalizando quinta, y Rusia y Estados Unidos por ser finalistas del preolímpico. Los seis conjuntos disputaron una liga donde los cuatro primeros clasificados disputarían unas semifinales, y los dos últimos un partido para decidir el quinto y sexto puesto. Australia arrasó y solo perdió por la mínima ante Países Bajos en la tercera jornada, cruzándose en semifinales con Rusia, cuarta en la liguilla.

LA IGUALDAD ESTUVO SIEMPRE PRESENTE

La igualdad estuvo presente de principio a fin del campeonato. Los dos partidos de semifinales, el de la lucha por el quinto y el sexto puesto, la final de consolación y la lucha por el oro, se decidieron todos por la mínima. Canadá venció a Kazajistán 9-8 para ser quinta siendo necesario jugar un tiempo extra. En semifinales, Australia venció a Rusia 7-6 tras ir por debajo 3-4 al descanso, una circunstancia que se iba a repetir en la otra semifinal y en los dos partidos donde se peleaban las medallas. En los cuatro enfrentamientos, el equipo que acabó ganando, perdía al final del segundo cuarto. Estados Unidos lo hacía ante Países Bajos en la otra semifinal por 4-5, pero acabó venciendo 6-5. El partido por el bronce se lo llevaron las rusas que caían 2-3 al final del tercer período pero al que lograron darle la vuelta en el último para acabar 4-3 y con un bronce en el cuello. En la final, la ventaja por 1-2 de Estados Unidos no evitó que el mejor equipo de la competición sin discusión, le diese la vuelta con un parcial de 3-1 para acabar llevándose el oro tras la victoria 4-3.

[quote]En los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004, se añadieron dos equipos más, ayudados por un formato que utilizaba el waterpolo masculino[/quote]

En Atenas en 2004, se añadieron dos equipos más, ayudados por un formato que utilizaba el waterpolo masculino. En dos grupos de cuatro, los primeros llegaban a semifinales sin jugar los cuartos, mientras los segundos y terceros se enfrentaban en dos partidos de cuartos de final. Los finalistas de Sydney 2000 fueron los primeros semifinalistas en dos grupos muy igualados de nuevo. En el A, Australia empató a siete con el tercero, Grecia, y venció por la mínima a las italianas que fueron segundas y que le endosaron un claro 7-2 a las griegas. Más igualdad aún se registro en el grupo B donde Estados Unidos pasó como primera empatada a casi todo con Rusia, a la que ganó 8-4, dándole dicha victoria el pase directo a semifinales. Empatadas a puntos con las norteamericanas, las rusas pasaron a cuartos con Hungría como tercera y las dos cayeron con claridad para jugar por el quinto y sexto puesto. En semifinales, Grecia, que había sido tercera en el grupo de Australia, se deshizo de las “aussies” muy fácilmente por 6-2, ganando al final del primer cuarto por un claro 4-1. Por su parte, Italia también acabó con Estados Unidos (6-5) a pesar de terminar el tercer período perdiendo 2-4. Las norteamericanas se hicieron con el bronce ganando por la mínima a las australianas, mientras Italia se hizo con el oro (10-9) en un partido muy igualado de ida y vuelta que se tuvo que resolver en la segunda prórroga. Una final apasionante y merecidísima para las dos selecciones que realizaron un torneo escandaloso. El 7-7 final, dio paso a un 2-2 en el primer tiempo extra, y el gol final de las “azurri” en el segundo.

Un lance del enfrentamiento entre las selecciones de Canadá y Australia / V.K.
Un lance del enfrentamiento entre las selecciones de Canadá y Australia / V.K.

Con el mismo formato llegó el waterpolo femenino a Pekín en 2008. No defraudó la disciplina desde su entrada en el programa olímpico. Las sorpresas y la equidad iban a estar presentes casi en cada encuentro. Italia, que pasaría segunda a cuartos con 7 puntos, cayó ante Países Bajos que pasó como tercera con 3, es una muestra clara de lo impredecible del desarrollo del cuadro. En el grupo A, la propia Italia empató con el líder del grupo a puntos. El empate entre ellas y Estados Unidos a nueve, hizo que la diferencia de goles decidiese el liderato, decantado para las americanas. La anfitriona con tres puntos, pasó como tercera dejando a una pobre Rusia a cero. En el grupo B también hubo empate a puntos, y empate a goles (7-7) en el enfrentamiento entre las mejores. Por una diferencia de +3 en el balance de goles, Hungría fue líder y Australia segunda. Países Bajos se clasificó como tercera, y la plata de Atenas, Grecia, se quedó con el casillero de puntos vacío. En cuartos Australia venció 12-11 a China tras un tercer cuarto con un parcial de 4-0 que decantó el partido del lado “aussie”. El Países Bajos-Italia llegó a los penaltis.

AUSTRALIA, PROTAGONISTA EN EL PODIO

Tras el empate a ocho, los tiempos extra no decidieron nada, las neerlandesas convirtieron sus cinco lanzamientos, mientras Italia falló el primero. En semifinales Estados Unidos (9-8) y Países Bajos (8-7) ganaron por la mínima a Australia y Hungría respectivamente, brindándonos en la lucha por el bronce un partido vibrante. Las magiares llegaron 3-5 con ventaja al descanso, pero Australia igualó a seis en el tercero. Un parcial de 1-1 en el último nos regaló más minutos en la piscina hasta llegar a penaltis. A pesar de fallar los dos primeros lanzamientos, Australia acabó llevándose el bronce tras anotar los tres últimos. En la final por el oro, Países Bajos, que acabó la primera fase tercera con tres puntos y que tuvo que llegar a los lanzamientos de penalti en cuartos, se llevó la victoria 9-8 ante Estados Unidos. De hecho, de las cinco primeras en la clasificación final, la peor diferencia de goles (+2) la tuvieron las neerlandesas. Las grandes sorpresas del deporte.

twitter-bird@agustiniglesia

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger