Ortiz – Cañavate y Blanco avisan que “no hay una sola medida que no podamos cumplir” en caso de ganar las elecciones

Mañana a las 14.30 horas se conocerá quien será la persona que estará al frente de la Real Federación Española de Natación los próximos cuatro años. Fernando Carpena y Miguel Ortiz – Cañavate son las dos opciones. Continuidad frente a cambio en unos comicios que han traído consigo una intensa campaña electoral en la que el empresario madrileño ha conformado una ambiciosa candidatura gracias a un realista y comprometido programa en el que el waterpolo sale enormemente beneficiado. Ello sumado a la estratégica alianza con Rafael Blanco ha provocado un cisma en la RFEN que vivirá con casi total seguridad una verdadera pugna por su liderazgo. A menos de 24 horas para las elecciones, Ortiz – Cañavate y Blanco atienden a WATERPOLISTA.com desde Madrid, donde todavía continúa recabando apoyos.

– ¿Como afrontan los días previos a la asamblea?
O.C. “Con una actividad enorme, viajando a distintas Federaciones Territoriales y Clubes para explicar cada punto de nuestro programa, contestando cada pregunta que nos formulan. Haciendo llegar a todos la certeza de que todo puede cambiar a mejor en el mundo de los deportes de agua si se toman las medidas que refleja nuestro programa. También contentos con el convencimiento de que hemos sido capaces de hacer llegar a muchos la ilusión y la esperanza de que es posible una RFEN mejor, una RFEN construida entre todos”.

– ¿Cuál es su percepción después de hablar con decenas de clubes y deportistas?
R.B. “La respuesta es casi unánime en todos los casos. Hay una necesidad urgente de cambio en la Federación Española. Muy raramente encontramos a alguien que no piense que en los últimos años la gestión ha quedado estancada, así como los propios resultados. Algo que se ha extrapolado a la relación desde la RFEN con los clubes, deportistas y Federaciones Territoriales. Incluso la gestión económica necesita una mejora. Por lo tanto el sentir en general que nos llevamos en esta campaña electoral es que la gente quiere verdaderamente un cambio”.

-¿Por qué decidieron unirse?
R.B. “Hay dos elementos fundamentales. Uno es de simple estrategia. Cuando hay un candidato que es el presidente en estos momentos de la Federación es muy complicado que dos candidatos puedan individualmente vencer a quien tiene todos los resortes del poder, pero hay algo mucho más profunda e importante. Los dos coincidimos en que hay que cambiar como funciona la Federación Española. Después hay matices en el que podemos pensar diferentes. En mi caso puede ser la experiencia de muchos años de estrecha relación con el deporte español. En el caso de Miguel, el conocer perfectamente el mundo de la empresa, el patrocinio y las relaciones internacionales. Hemos creído firmemente que la RFEN cambie para mejorar y en este caso la suma de experiencias y capacidades es lo que nos hace mucho más competitivos y una opción real para estar al frente del proyecto”.

– ¿Ha limitado su mandato a ocho años, ¿podrá en este tiempo ejecutar todas las medidas que contempla en su programa?
O.C. “Si nos ponemos a ello desde el primer día, que es nuestra intención, será posible. Hay muchos aspectos a los que dar soluciones, pero con el equipo adecuado y una gestión eficaz, constante y racional, si llego a la presidencia, dentro de ocho años, el modelo de gestión de la RFEN será un ejemplo a seguir en el mundo del deporte. Uno de los grandes problemas de la RFEN, la falta de recursos económicos, será una de mis prioridades desde el primer momento. De hecho, siendo solo candidato, ya estoy contactando con potenciales patrocinadores y colgando sus cartas en el facebook de campaña, para que vean todos que si se tiene la profesionalidad necesaria, si se quiere se puede”.

– ¿Está en juego el futuro de los deportes acuáticos en España?
R.B. “No creo que esté en juego su futuro ni tampoco su existencia. Los deportes acuáticos afortunadamente son disciplinas olímpicas y tienen una importante proyección internacional, pero sin embargo si está en juego el futuro importante de lo que representan estas cinco disciplinas en el contexto del deporte español. En ese sentido, creo que podemos seguir igual que ahora, en una situación mediana con pocas expectativas o podemos dar un salto de calidad que nos sitúe entre los mejores del mundo y que sea mucho más real el trabajo que se está haciendo por parte de los clubes, deportistas y Federaciones Territoriales. Ese es el gran reto: cambiar para mejorar y anvanzar.”.

– ¿Por qué su programa es mejor que el de su rival?
O.C. “Por muchas razones. La primera de ellas es porque se ha analizado de una manera rigurosa, desde diferentes ángulos, la problemática que padecen todas las disciplinas. De todos es sabido que, para solucionar un problema, es imprescindible reconocer que el problema existe. Hacer lecturas triunfalistas de una gestión ineficaz solo nos lleva a que las cosas continúen como están. Hemos escuchado a todos. Deportistas, técnicos, clubes y federaciones. El programa, racional y medido da cumplida cuenta de las soluciones necesarias para todos. También hemos hecho cuentas. Sabemos perfectamente las necesidades económicas que tienen todos los estamentos y que es imprescindible una mayor sensibilidad para atender a los verdaderos protagonistas. Los deportistas y los clubes. No hay una sola medida que no se pueda cumplir. En definitiva, es un modelo diferente de gestión”.

– ¿Volverán a presentarse si pierden?
R.B. “Yo creo que en este momento lo único en lo que pensamos es en ganar. Cuando uno se presenta a unas elecciones que además tienen tantos condicionantes como los que estamos viviendo, la única opción es superarlos todos y llegar al éxito mañana sábado. A partir de ahí ya tendríamos que hablar de una situación totalmente diferente”.

– En una reciente entrevista en esta misma web Fernando Carpena desvela que le ofreció unirse a su candidatura ¿qué tiene que decir sobre esto?
O.C. “Ya he contestado a esta pregunta en otros medios. Es cierto, el cargo, al que le dio nombre y apellidos ‘Director de Expansión’, conllevaba, entre otras, la competencia de conseguir patrocinios para la Federación. Vuelvo a decir lo mismo. Algo tendrá el agua cuando la bendicen. Pero solo hay que fijarse en el resultado final a su propuesta. No acepté porque su programa no es el mío ni tampoco su modelo de gestión. Yo no busco un sillón ni un cargo. Yo busco un cambio profundo en la gestión de la RFEN para colocar a los deportes de agua españoles en el pódium que se merecen. En lo más alto”.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger