El VK Jug no sólo acabó con la tiranía del Pro Recco; hizo un pleno histórico

El VK Jug fue sin lugar a dudas el equipo del año. El plantel croata consiguió ganar todo lo que disputó tras una temporada en la que entre otras cosas cogieron el testigo en Europa del Pro Recco, que a pesar de su habitual apuesta millonaria no fue capaz de hacer los deberes en Champions League. El equipo que entrenó hasta el mes de junio Amedeo Pomilio cuajó una decepcionante Final Six en Budapest al acabar en cuarto lugar tras caer en semifinales ante el equipo croata en los penaltis y a posteriori perder con el Szolnoki VSK en la lucha por la medalla de bronce.

Y es que el primer gran objetivo del Jug no era otro que la Champions League, aunque con anterioridad ya le avalaban otros logros de enorme prestigio tales como la Copa y Liga croata, así como la Triglav League. En esta tres competiciones, los pupilos de Vjekoslav Kobešćak no dieron un ápice de debilidad. Más bien todo lo contrario. Las incorporaciones de Xavi García y Felipe Perrone, entre otros, y el mantenimiento de una columna vertebral sólida y consolidada en la competición continental fueron bien reflejo del porqué de tal éxito que se cristalizó con el Campeonato europeo tras acabar en la final con el Olympiacos heleno donde jugaba por aquel entonces el catalán Blai Mallarach, ahora jugador del Atlétic Barceloneta que acabó en quinta plaza. A este título se sumó tan sólo hace unas semanas la Supercopa de Europa que ganó en Dubrovnik ante el Brescia, campeón de la Euro Cup 2016.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger