Los ‘Golden Bears’ acabaron con la USC conquistando la NCAA tras 9 años de sequía

Por primera vez desde 2007, el equipo masculino de la Universidad de California-Berkeley, mejor conocido como “Cal,” ganó el título nacional de waterpolo masculino NCAA, ganando al todopoderoso USC, 11-8. Y para endulzar la éxtasis de alzar el trofeo nueve años después, los Golden Bears lo hicieron en sus propias instalaciones frente a su propia afición, celebrado el pasado 4 de diciembre.

“Creo que en el tercer cuarto fuimos muchos mejores y ahí estuvo una de las claves” dijo el entrenador de Cal, Kirk Everist, en rueda de prensa tras la final. “En el último cuarto nos mostramos sólidos y así estuvimos en la prórroga”. Y es que el rival que tuvieron en frente era de los más complicados. Cal ganó al equipo que ha disputado la gran final nada más ni nada menos que diez años seguidos, la Universidad del Sur de California. Cabe destacar que la única otra derrota que sufrió USC esta temporada fue a las manos de Cal, por 10-8 el pasado 24 de septiembre.

Los Trojans disfrutaban de una ventaja de al menos un gol a lo largo de todo el partido, y hasta dos goles en el último periodo, hasta el gol del empate de la mano del boya griego Odysseas Masmanidis a falta de tres minutos y medio para el final.

UN AÑO DE ENSUEÑO

“No acabamos (las oportunidades),” dijo Jovan Vavic, entrenador de USC, también en rueda de prensa. “No hemos convertido nuestras oportunidades cuando las tuvimos, ellos sí. Hay que darles crédito (a los Bears) por luchar muy duro hasta el final y por nunca bajar los brazos”, explicó.

Cal tendría hasta dos rentas de un solo gol, pero el Trojan de primer año, Matt Maier, superó el brazo del mejor jugador de Cal, Luca Cupido, el italiano-americano que jugó en los pasados Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, para sellar el billete a la prórroga. Pero en la prórroga fue el propio Cupido quien igual marcó el gol más importante.

Después del 9-8 del Bear de último año, Farrel South, Cupido dobló la renta con un golazo al sonar el electrónico para acabar el primer de los dos periodos obligatorios de la prórroga. Ese gol destruyó el moral de los Trojans, que no pudo marcar un solo gol en la segunda parte de la prórroga. Cal encajó un gol entre los seis minutos de la prórroga mientras marcó tres llegar al marcador final. “Confiamos en todos nuestros jugadores,” dijo Everist. “Y creo que a todos se lo han notado y han jugado así, y cuando se les llegó su momento estaban a la altura.”

Ahora falta esperar a la gala del premio Peter J. Cutino, premiado al mejor jugador de la temporada del waterpolo NCAA masculino y femenino. Los nominados son: Garrett Danner, portero de UCLA, Ryder Roberts, zurdo de UCLA, Blake Edwards, atacante de USC, McQuin Baron, portero de USC. Las nominadas del waterpolo femenino se conocerán al acabar la temporada, en mayo.

twitter-bird@D_Harg

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger