El gran momento de los españoles en la “física y exigente” Liga australiana

“El juego es algo más lento pero más físico con un arbitraje que permite mucho el contacto”. Así define el catalán Rai Santiveri la Liga australiana, la cual dura desde principios de enero a principios de abril. Cada año muchos son los españoles que hacen las maletas y cruzan el charco para vivir en primera persona nuevas experiencias “en un país con encanto que te atrapa con tan sólo llegar”, comenta Laura Vicente, la cual está en el Queensland Breakers, donde también lo hace el propio Rai, el cual allí está a las órdenes de Aitor Pinho, extécnico del Montjuic que vive su segundo año allí.

“A Rai y Laura no les va nada mal; están haciendo un muy buen papel. El equipo femenino que tenemos es muy joven pero con mucho talento y están luchando por la Liga”, comenta el catalán, quien reconoce que “la temporada para el masculino se nos está haciendo dura.  El objetivo marcado era intentar entrar en el playoff pero hasta el momento hemos perdido un par de partidos importantes por un gol que deberíamos haber ganado”. Ahora mismo el Breakers es décimo y aunque el objetivo de entrar en playoff será difícil no lo ven imposible.

Los mejores jugadores de la selección australiana están repartidos entre la mayoría de clubes y casi todos los equipos tienen tres jugadores extranjeros

Y es que en total son seis los deportistas que han decidido cambiar de aires y probar fortuna en una competición de alto nivel donde el apartado físico juega un papel crucial, más allá de lo táctico. La jugadora del CN Terrassa, Marta Recio milita en el Balmain Tigers de Sidney, que por el momento es octavo. Mayor suerte tiene el Sydney Lions de Anni Espar que a estas alturas de temporada es líder con trece puntos.

EN ZONA DE PLAYOFF

Por su parte, Carla Graupera, jugadora del CE Mediterrani, se marchó al Drummoyne Devils. La deportista mataronesa ya hizo una prueba australiana de dos meses en verano con su excompañera de La Sirena Mataró Chloe Wilcox. “Ella me animó a que fuera, porque necesitaban boyas, y me ayudó a encontrar equipo”, dice Carla, motivada a cambiar de aires “para aprender del waterpolo australiano, ya que físicamente son más fuertes”. Su equipo ocupa ahora mismo la cuarta plaza en puestos de playoffs. Por último, completa este grupo de entusiastas deportistas Guille Herrera juega para Brisbane Barracudas que a día de hoy es quinto con ocho puntos.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger