Gaspar Ventura pone nota a su trabajo de ocho años

Gaspar Ventura (derecha) junto al presidente de la RFEN, Fernando Carpena / BILLY RAMÓN

Como miembro de la Junta Directiva entró con la llegada de Fernando Carpena a la presidencia de la Real Federación Española de Natación (RFEN) en 2008. Sin embargo, desde mucho antes la relación entre Federación y Gaspar Ventura era sumamente estrecha. Desde 1992, el que fuera máximo responsable del área de waterpolo en los últimos ocho años, ha venido manteniendo una vinculación directa con diferentes órganos federativos a nivel nacional, así como a nivel autonómico por medio de la Federación Catalana de Natación (FCN). Ahora Ventura, que ha cedido el testigo a Ángel Moliner por decisión expresa de Carpena, repasa en WATERPOLISTA.com su trayectoria como cabeza visible de esta disciplina deportiva.

– ¿Cómo resume su paso en líneas generales por la directiva de la RFEN?
“Positivo. Aunque como miembro de la asamblea y miembro de diferentes comisiones conocía los entresijos federativos, es diferente hacerlo como directivo. Ha sido una buena experiencia, en la que he tenido la suerte de poder vivir la que quizás ha sido la mejor etapa del waterpolo español. Han sido años complicados, con situaciones conflictivas que con ayuda de todos hemos sabido solucionar. La cotización de los árbitros, la perdida de las subvenciones para pasar al pago por competir, el tema de las titulaciones y mucho más. Pero por encima de todo han estado las alegrías por la respuesta de la gente del waterpolo a las propuestas y evidentemente los resultados, deportivos en medallas o de participación. También quiero destacar el respeto a las decisiones que se tomaban en el área, ello ayuda a la implicación”.

– ¿Se cumplieron los objetivos marcados desde un primer momento?
“Creo que nos podemos mostrar satisfechos de la labor hecha y los resultados. Siempre queremos más, pero la estructura de las competiciones nacionales, el respeto de las instituciones nacionales e internacionales, los resultados internacionales, la mejora de la estructura profesional, todo ello se ha mejorado y están sentadas las bases para seguir en estas líneas de superación constante que hacen posible el pequeño milagro que es nuestro waterpolo”.

– ¿Qué cosas quedaron por hacer?
“Son muchas, el proyecto waterpolo no para, pero entiendo que el nuevo responsable del área decidirá cuales son las que se deben afrontar con carácter inmediato, así mismo es evidente que el III Congreso del waterpolo español o como se la denomine ha de marcar el futuro de nuestro deporte. Así y todo es evidente que ampliar a la categoría alevín el ámbito del waterpolo RFEN, la formación y el posible replanteamiento de las formulas de competición de las Ligas y competiciones nacionales son temas cadentes. Pero será el mismo waterpolo el que lo marcará”.

– ¿De quién fue decisión de su no continuación al frente de la vocalía de waterpolo?
“Lo desconozco, pero Fernando Carpena como presidente es quien tiene la responsabilidad de definir su equipo de acuerdo con un esquema de trabajo que, con lógica, después de ocho años tenía que modificarse. Su restructuración de las áreas con los representantes RFEN en la LEN como responsables, ha sido su opción. Entiendo que son personas de valía contrastada y que pueden realizar una muy buena labor. Creo sinceramente que el cambio no se debe a no haber cumplido los objetivos, ya que el trabajo del área ha sido muy bueno y desde aquí quiero agradecer la colaboración a los miembros de la misma, su trabajo constante, en silencio, ha sido muy importante.

– ¿Y qué le parece el nombramiento de Ángel Moliner?

“Más allá de ser el representante RFEN en la LEN, con cargo importante, tengo la suerte de tener una muy buena relación personal desde hace muchos años y conozco de su valía. Creo que es un acierto. En los últimos años hemos trabajado mucho para conseguir que el colectivo arbitral fuese aceptado como una parte importante del waterpolo, sin que unos quisieran marcar una línea de separación y los otros reconocieran la importancia de los ‘colegiados’ en la evolución de nuestro deporte. Ésta unión nos ha permitido mejorar y con Ángel al frente ello se debe consolidar y ayudar a la evolución de nuestro waterpolo. Por otra parte lo tiene todo para realizar una gran labor: predisposición, conocimiento, tiempo e inteligencia, a parte de un equipo profesional que va a respaldarle y seguro que se rodeará de colaboradores que le permitan desarrollar plenamente su proyecto”.

– ¿Cómo califica los últimos años del waterpolo español?
“Se ha trabajado mucho y bien. Entiendo que ha sido una de las mejores etapas de nuestro waterpolo. Cierto que las medallas del equipo masculino de la generación de oro, con Manel, Jesús, Toto, Chava, Chiqui, etc, con el oro olímpico o los mundiales no tienen parangón con nada. Esa generación fue tal vez el mejor equipo de la historia del waterpolo mundial. Pero el auge del waterpolo femenino, con resultados brillantes, la plata en Londres, el titulo mundial en Barcelona, el europeo, etc. Con un buen papel del masculino, con medallas importantes, unido a los resultados de los equipos de grupos de edad, hacen del ciclo el más exitoso. Todo ello hace que me sienta satisfecho en el ámbito internacional. Aunque siempre queremos más, la presencia de los dos equipos en los JJOO es una muestra de solidez y salud de nuestro waterpolo. En el aspecto nacional, la consolidación de las Ligas Nacionales, a pesar de las dificultades de la crisis económica, unidos al éxito de la expansión de nuestro waterpolo por todo el territorio estatal es un síntoma de que vamos por el buen camino. El crecimiento de las competiciones de grupos de edad nos ha obligado a replantearnos los campeonatos de España de estas categorías con éxito. Todo ello gracias al trabajo y la ilusión de los clubes que hace que nos sintamos plenamente recompensados del trabajo realizado y con fuerzas para seguir mejorando en el futuro. Los éxitos de los clubes en competiciones internacionales son muy importantes y desde la RFEN nos mostramos muy agradecidos de poder colaborar en lo que podamos con ellos. Es básica para nuestro waterpolo la participación de los clubes en competición europea y su esfuerzo merece nuestro mayor reconocimiento, si además podemos conseguir los títulos a nivel continental como ha hecho el CN Sabadell Astralpool , La Sirena CN Mataró en femenino y el CN Atletic Barceloneta en masculino miel sobre hojuelas ¿Qué más podemos pedir?”.

– ¿Qué valoración hace de la trayectoria de Gabi Hernández y Miki Oca como seleccionadores?
“Son dos casos claramente diferenciados. Mientras Miki lleva una trayectoria más larga, con unos inicios dubitativos, se consolidó con el Campeonato del Mundo Júnior y este éxito siguió el 2012 con la clasificación para Londres y la medalla de plata en la primera participación del waterpolo femenino en unos JJOO, así como el Campeonato del Mundo, Europeo, etc. Su curriculum es impresionante. La selección ha ido renovándose con jugadoras jóvenes de gran rendimiento actual y un futuro impresionante. Ha sido valiente y sabe que no puede dormirse en los laureles, los rivales trabajan duro y para mantener el estatus de favorito en todas las competiciones debe trabajar tanto o más que ellos. Su relación con las jugadoras es muy buena y ello le favorece. Sabe que los clubes son una parte muy importante, básica del éxito. Esta humildad y espíritu de mejora continua es la clave de sus resultados y del futuro de nuestra selección. Sobre Gabi quiero reafirmarme que ha hecho un gran trabajo. No tengo dudas en expresarle mi felicitación y agradecimiento a su labor. Solo le han faltado resultados mejores en la gran competición, pero ha cumplido en todo lo que se le pidió cuando se le nombro seleccionador. Ha sido capaz de conseguir reflotar el orgullo de la selección, logrando que llegase a las competiciones convencidos de que podían ganar a cualquiera. Este desparpajo, esta valentía, este creer en ellos mismos era una parte importante para revolucionar el combinado nacional, tal como se le pidió. En segundo lugar la costumbre nos hace infravalorar ciertas cosas y quiero recordar que estar en los JJOO, parece que no sea fácil, casi una obligación y es realmente complicado, no solo para nuestro deporte sino para otros deportes, que una vez presentes son capaces de luchar por las medallas pero que no han podido estar allí, como el balonmano español por ejemplo. Es un ganador que imbuye de su carácter a su equipo”.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger