Guillermo Molina ya es ciudadano italiano; sólo a efectos civiles

El pasado miércoles fue un día especial para Guillermo Molina. El jugador ceutí obtuvo definitivamente la ciudadanía italiana tras prestar juramento en la ciudad de Génova, donde reside con su familia. Lleva jugando en Italia desde hace nueve años. El proceso desde el punto de vista civil llegó a su fin ayer miércoles. Día en el que Molina ya cuenta con sus pasaportes duales. Sin embargo, para que se haga efectivo el proceso de naturalización deportiva, Molina deberá de esperar hasta el próximo 21 de agosto, cuando se cumplirá un año del último partido que el ceutí disputó como internacional con España. A partir de entonces, será registrado como italiano en el Pro Recco y podrá jugar no sólo la Champions League, sino también la competición doméstica. Los medio italiano apuntan, además, en que podrá responder incluso a una posible llamada de la selección italiana.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger