Adrià Delgado se encuentra en la órbita de la selección española

Los últimos acontecimientos detonan un estado de incertidumbre en el que todo puede pasar. Ejemplo de ello es que Felipe Perrone está cerca de jugar con España y Chalo Echenique, a un paso de hacerlo con Italia a falta sólo de obtener el pasaporte. Entorno a todo este panorama los rumores comienza a hacerse más frecuentes. Algunos caen en el saco del olvido y otros son realidad como la vida misma. Este es el caso del que sitúa a Adrià Delgado en la órbita de la selección española. Todavía es pronto para hablar en tono oficial pero lo que está claro es que el que a día de hoy es jugador del Steaua de Bucarest pretende ser seleccionable con el equipo nacional para poder entrar en los planes de David Martín de cara a la próxima temporada 2017/2018.

Esta situación viene de atrás, puesto que Gabi Hernández, siendo todavía seleccionador español ya habló con el deportista catalán con el objetivo de conocer sus planes una vez pasarán de largo los Juegos Olímpicos de Río 2016, en el que Delgado consiguió una histórica octava plaza a las órdenes de Ratko Rudic en Brasil a donde se marchó en el año 2012 cuando fichó por el Fluminense. No obstante, la situación ahora es otra bien diferente, puesto que una vez terminaron los Juegos, el equipo anfitrión se quedó desmantelado y ahora mantiene un bloque totalmente nuevo en el que tan sólo resisten tres jugadores, entre ellos el mítico portero Slobodan Soro, ahora capitán de la selección, que obtuvieron el billete para el Mundial de Budapest.

EN RUMANÍA, A GANARLO TODO

Una vez finalizó la cita olímpica, Delgado se marchó a Rumanía con quien firmó un contrato de un año. Ahora el jugador que tiene 26 años de edad quiere finalizar la temporada en el equipo que dirige Andrei Iosep con el que espera ganar todos los títulos posibles. Una vez termine la temporada estudiará las posibilidades y marcará la su nueva hoja de ruta.

Sin embargo se da la circunstancia de que Delgado es español, por lo que tan sólo debe esperar un año desde su última participación como internacional brasileño. No jugando el Mundial de Budapest de este próximo verano, éste volverá a ser seleccionable en vistas a próximas citas internacionales de gran relevancia como el Europeo de Barcelona de 2018. “Para él sería un placer”, reconocen a esta web desde su entorno.

Con todo esto, Adrià puede seguir los pasos de su padre, Manolo Delgado, uno de los mejores porteros de la historia. En la década de los ochenta defendió 220 veces la portería de la selección española. Fue olímpico en los Juegos de Moscú 1980 y jugador clave en la medalla de bronce en el Europeo de Roma de 1983 (primera vez que el equipo nacional subió a un podio internacional). Sin embargo, una lesión en el ojo le privó de competir en su segunda cita olímpica: Ángeles 1984. Delgado era conocido con el apodo de carioco debido a que había nacido en Río de Janeiro, ciudad a la que sus padres habían emigrado. Cuando regresó a España pasó por las filas del Atlétic Barceloneta y el Montjuic. Y es que el relevo de la familia Delgado para con la selección española puede llegar más temprano que tarde.

twitter-bird@etoster

1 comentario

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger