Eduardo Cortez confía en la salvación: “Es posible si trabajamos con actitud y compromiso”

Tras solucionar múltiples inconvenientes burocráticos, Eduardo Cortez llegó en octubre a Bilbao para coger el testigo del catalán Jordi Hidalgo como entrenador del primer equipo de la Deportiva Náutica de Portugalete que lleva las últimas cuatro temporadas en la Segunda División Masculina. Durante su adaptación, Mikel Ogara puso su granito de arena como segundo de abordo.

El ‘tándem’ formado por los técnicos venezolano y vasco no ha podido evitar que éste clásico del waterpolo vizcaíno se encuentre en una delicada situación clasificatoria. El Portugalete es penúltimo clasificado con los mismos puntos (trece) que el Huetor Vega. Ambos están a seis de la salvación. A estas alturas y cuando restan tres jornadas, el Navarra B y Castello con diecinueve puntos son los equipos que marcan la permanencia en una de las categorías más igualadas de nuestro país. Una de las razones que ha llevado al Portu a esta situación parece ser que no ha sido capaz de mantener el nivel de entrenamiento. “La mayoría del grupo trabaja y estudia y así es difícil tener a todo el equipo en la piscina para poder realizar un trabajo sistematizado donde se fortalezca a los jugadores”, apunta.

“Ha sido una temporada muy fuerte ya que la liga ha estado muy pareja” reconoce a WATERPOLISTA.com Eduardo Crotez, el cual confiesa que sus chicos están pasando por “mucha presión”. “No es fácil mantener el nivel de exigencia que este deporte requiere. Tenemos altos y bajos pero sin perder nuestros norte que es mantenernos en la liga”, comenta, mientras observa como el camino que le queda no será nada sencillo: Castelló fuera, Metropole en casa y Cuatro Caminos fuera. Éste último compromiso puede ser a vida o muerte. A pesar de lo negro que pinta el futuro del equipo en la categoría, Cortez es positivo y piensa que “no hay nada imposible en esta vida si si se trabaja con actitud, compromiso, responsabilidad, respeto y amor hacia lo que hacemos”. “Tengo confianza en este equipo”, comenta.

twitter-bird@etoster

1 comentario
  1. Jarrillas. dice

    Este es el cuarto año y sufriendo mucho. La Nautica tiene casi 80 años de antigüedad, así como una escasez de jugadores que con el paso del tiempo se hace abrumadora.
    El equipo no ha sabido renovarse o no ha podido, y lo que se ve en el agua es bastante justito. Los equipos de cantera son poco trabajados y de nulo compromiso. Así, no se funciona.
    Lo de este año, se puede denominar el “Despropósito deportivo”. No se ha realizado pretemporada y digo esto por que el inicio fue precipitado y sin un entrenador que les metiese en vereda o en su caso continuara con todo lo aportado y aprendido de Hidalgo, lo que ha venido para suplir las bajas no cumple las expectativas y lo de casa no carbura.
    Esto no tiene nada que ver con lo del año pasado con Hidalgo. Tardo en andar, pero lo hizo y de que manera. En este equipo se sabe jugar a Waterpolo, cuenta con nadadores excepcionales que este año no han hecho metros (así les va), los chutadores que el año pasado andaban por estas fechas con 30 o 35 goles, este año no pasan de 10, el juego es malo, trabado y no les sale nada.
    Entiendo que se diga que es posible, porque matemáticamente se podría dar. Yo lo dudo.
    Bueno, igual y como dicen las malas lenguas, alguna irregularidad en algún equipo, la burocracia y con la reglamentación les beneficie, pero me pregunto, ¿para qué?. Muy triste me parece, lo que no se ha podido ganar en el agua que se realice en los despachos.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger