Tato García: “Me gusta pensar que lo malo ya lo hemos pasado”

El CN Catalunya coge aire. Tras vivir con el corazón en un puño durante gran parte de la temporada, la plantilla de éste mítico Club catalán respira con la satisfacción de haber hecho bien las cosas. A día de hoy ocupan la décima plaza de la Liga de División de Honor con tres puntos de ventaja frente al Molins de Rei (penúltimo) y cinco frente al Rubí (colista). Aunque restan cuatro jornadas en las que todo puede pasar, sobre el papel el Cata está muy cerca de conseguir el objetivo de la temporada: la permanencia en la máxima categoría del waterpolo español. Un premio al trabajo y dedicación altruista de un grupo de profesionales que han superado con creces las adversidades que han ido teniendo desde el inicio de campaña.

Una de las razones por las que el Catalunya puede afrontar con mayor tranquilidad el final de competición es la victoria que sumó en la última jornada ante el Rubí, rival directo al que esta derrota le pone casi la puntilla. “Era un partido vital para los dos equipos. Para ellos quizá más, ya que no puntuar les hacía descolgarse de la lucha por la permanencia y para nosotros lo contrario, estar muy cerca de eludir el descenso, y más viendo el calendario que tenemos por delante”, reconoce a WATERPOLISTA.com Tato García, quien desvela las premisas que marcó éste crucial duelo: “la clave estuvo en reaccionar rápido al primer envite que sufrimos en el primer cuarto (3-1 en contra), en el siguiente reaccionamos muy bien y nos pusimos enseguida 3-5, y hasta pudimos aumentar la diferencia hasta cuatro goles en dos ocasiones en el tercer cuarto. Pero cuando pensábamos que podríamos aguantar, llegó un cambio de criterio arbitral que nos perjudicó y llegaron a empatar el partido a unos minutos para el final. Ahí volvimos a demostrar que el equipo ha luchado y trabajado fuerte todo el año, y supimos sufrir y finalmente volver a ponernos delante en el marcador, el cual ya sería definitivo”.

UN MÁSTER EN GESTIÓN

Este triunfo supuso haber cumplido uno de los retos marcados por la plantilla en el mes de octubre, cuando dio comienzo la Liga regular. “El objetivo que nosotros teníamos era conseguir doce puntos, está cifra nos permitía soñar en no descender directamente”, comenta el técnico catalán. Aunque avisa que “aún quedan cuatro jornadas y matemáticamente no está cerrado, pero el calendario nuestro y de los rivales directos, nos invita a soñar que el objetivo de continuar en División de Honor está muy cerca”.

Sin lugar a dudas esta campaña ha sido una de las más complicadas de la historia del Catalunya, puesto que llegaron a estar a punto de no presentar equipo en la categoría. Sin embargo, un considerable esfuerzo de la Junta Directiva y sobretodo del cuerpo técnico logró conformar una plantilla que casi a coste cero estuviese lo más compensada posible como para lograr la salvación. “Cree que todos hemos hecho un máster en gestión. Hemoos tenido que gestionar emociones, desilusiones y batacazos. Todas las semanas han sido muy duras, pero hay que destacar el compromiso de todo el equipo y con la fuerza que hemos luchado cada día para sacar esto adelante y no nos olvidaremos que aún nos queda mes y medio de competición. No estamos de vacaciones todavía”, confiesa.

Aunque se muestra cauteloso y prefiere tener la mente en lo que queda aún de temporada, Tato García quiere sacar un rayo de esperanza con respecto a la próxima campaña. Aún siendo pronto para pensar en ella, ya que “hay muchas cosas que tienen que pasar todavía”, Tato confiesa que le gustar ser positivo y pensar “que lo malo ya ha pasado y que lo que esta por venir, será mejor”. “Iremos viendo cómo se producen los acontecimientos”, reza.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger