La metamorfosis de Albert Español

Hace dos semanas, el Szolnoki rompió la impresionante racha del Olympiacos, que llevaba más de dos años sin perder en casa. Los húngaros, en el partido que correspondía a la penúltima jornada de la Champions, se impusieron por un ajustado 4-6.

Un encuentro de vital importancia para ambos y al que llegaban tras haber hecho una buena fase de grupos. Especialmente, en el caso de los griegos, tal y cómo comenta Albert Español, jugador del conjunto heleno, quien asegura que la temporada de su equipo estaba siendo prácticamente perfecta hasta ese momento. Lamentablemente, no pudieron llevarse una importante victoria que, a pesar de no ser definitiva, les habría facilitado el camino en lo que resta de competición.

Según Español, que ha formado parte de la concentración que la selección masculina ha llevado a cabo estos últimos días en el CAR de Sant Cugat con la voluntad de preparar el Campeonato del Mundo de Budapest, la clave de la derrota, teniendo en cuenta que los dos rindieron a un alto nivel, fue el hecho de no aprovechar las situaciones de superioridad. “Estaban muy preparados, jugaron muy bien y defendieron mejor”, asegura Albert.

A pesar de haber caído después de tanto tiempo, el español no considera que fuese un fracaso porque continúan teniendo opciones y aspirando a todo. Eso sí, afirma que el hecho de perder como local, ante un animado público que se acercó en masa a la piscina, no les dejó muy buen sabor de boca.

CON LA MENTE EN LA FINAL SIX

En cuanto a la Final Six, para la que ya están clasificados, Albert Español cree que hay un claro favorito para hacerse con el título: el Pro Recco. No obstante, confía en que el Olympiacos, que irá a por todas, también podría ganarlo: “Es muy difícil pero cosas más difíciles se han visto. No siempre gana el favorito”. En este sentido, afirma que los puntos fuertes de su equipo, del cual dice que es muy compacto, son la solidez en defensa y la regularidad en el juego durante las diferentes fases de los partidos.

A Budapest, el conjunto griego irá con muchas ganas de hacer olvidar su derrota en la final del año pasado contra el Jug, que llegó contra pronóstico a la misma tras deshacerse del Pro Recco. Según Español, que por aquel entonces jugaba en el Barceloneta y que se encontraba en la grada, fue una derrota muy dura, ya que llegaron con mucha confianza al no haber perdido en todo el curso. Esta temporada, a pesar de no ser los principales, esperan hacerlo lo mejor posible y, si hay suerte, proclamarse campeones.

En lo que a la competición doméstica se refiere, el internacional español explica que todo va sobre ruedas. A pesar de que han sufrido en alguno, han ganado todos los partidos –algunos por grandes diferencias-. Por delante, les quedan los Playoffs, que darán comienzo la semana que viene, y la Copa de Grecia, que se disputará en formato de Final Four un fin de semana antes de la Final Six de Budapest.

twitter-bird@nicolasarlanzon

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger