Mano de santo para el VK Jug

Para un equipo que retiene en sus vitrinas el vigente título de campeón de Europa, las lesiones son un tema a tener muy en cuenta. Es algo que no pueden pasar por alto, puesto que un error puede acabar siendo clave en el devenir del VK Jug a lo largo de las diferentes competiciones. Y eso es algo que un equipo que aspira a ganarlo todo no se puede permitir y menos a estas alturas de temporada. Para ello es importante la prevención, el cuidado y sobretodo la atención que especialistas pueden dar a los jugadores de uno de los mejores equipos del Mundo. Y más si tenemos en cuenta que este año las lesiones están haciendo mella en el equipo de Vjoslav Kobešćak.

Durante cuatro días Francesc Sucarrats i Botet fue el encargado de tratar en la ciudad de Dubrovnik a aquellos jugadores del plantel croata que venían arrastrando molestias, tres de ellos piezas claves que deben llegar en plenas condiciones a las citas más cruciales de la campaña. En total pasaron siete deportistas (Obradovic, Loncar, Felipe, Vrlic, Bijac y los dos zurdos Xavi y Jokovic) por las manos del fisioterapeuta catalán. “El primer día de trabajo estaba un poco nervioso, puesto que tan sólo conocía a Xavi, Felipe y Vrlic”, confiesa Francesc. A medida que interactuaba con ellos las sensaciones iban siendo cada vez mejores. “Cuando los tratas de tu a tu y encima le solucionas problemas que arrastran ves como ya formas parte del equipo y te tratan especialmente bien. Incluso Paulo que tiene un carácter de perros y es muy especial”, puntualiza.

La profesionalidad y buen hacer del fisioterapeuta no pasó por alto en la ciudad croata. Su estancia allí fue toda una revolución, gracias a sus métodos de estudio y tratamiento que causaron furor junto a su ‘arsenal de aparatos’ que le ayudan en su día a día a realizar un tratamiento certero. Todos querían pasar por sus manos. “Al día siguiente de marcharme, pararon a Xavi por la calle para preguntarle si todavía estaba el fisioterapeuta español, porque realmente la acción que realizamos en Dubrobnik fue un éxito”, apunta a modo de anécdota.

TODO UN SALVADOR

Todo comenzó la pasada temporada. Semanas antes de que se disputará en Budapest una de las citas claves de la temporada: la Final Six de Champions League y con los transcendentales Juegos Olímpicos de Río 2016 a la vuelta de la esquina, Xavi García sufría una tenosinovitis de los tendones del pulgar de la mano derecha que le impedían jugar con normalidad. Aunque los médicos del Club croata tenían decidido que el deportista hispano – croata pasara por el quirófano, el propio Xavi optó por obtener un segundo diagnóstico por lo que no dudó en marcharse unos días a Barcelona para ponerse en las manos de un profesional con dieciocho años en el sector.

“Por suerte todo fue muy bien y Xavi se recuperó y pudo jugar con total normalidad ambos Campeonatos. A partir de ese momento, los médicos del Jug y yo estamos en continuo contacto”, reconoce a WATERPOLISTA.com Sucurrant que mantiene una estrecha relación con el waterpolo desde hace muchos años tanto, ya sea como jugador o como fisioterapeuta, gracias en gran parte a los más de diez años de amistad que tiene con los hermanos García: Xavi y Dani. Éste último es a día de hoy entrenador del primer equipo femenino del CE Mediterrani en División de Honor Femenina.

Casualmente Francesc desde su centro de fisioterapia de Vic (L`estudi) está vinculado a muchos equipos que compiten en la máxima categoría, aunque no tiene la suerte “tal y como le ocurre a Xavi” de poder trabajar con la selección español a pesar de sus increíbles dotes. “No será por mi insistencia”. “Este tipo de acciones no las haces por dinero, sino por amor a este deporte, ya que si que es cierto que desde Vic hacemos acciones con equipos de Premier o Tops del tenis, poder trabajar con el Jug o poder aplicar todos mis conocimientos en un deporte minoritario me hace sentir vivo y disfrutar mucho mas de mi trabajo”, explica.

VOLVERÁ ANTES DE LA F6

La relación entre VK Jug y Francesc es cada vez más estrecha. Es por ello que tienen prevista programar una nueva visita días antes de que disputen en Budapest la fase final de la máxima competición continental por clubes. “Es cierto que todo un campeón de Europa tienen muchas limitaciones en el sector de fisioterapia y readaptación de los jugadores. El waterpolo es para románticos y no mueve tanto dinero para profesionales como yo como puede ser el futbol o el tenis. Estamos planeando un plan de trabajo para poder estar una semana antes de la Final Six de Budapest y poder llegar en las mejores condiciones a Hungría. Así pues en mayo volveré hacer las maletas para poder ayudarlos en lo máximo que pueda”, concluye.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger