Un rejuvenecido Bilbao asienta las bases de un sólido proyecto

Con cuatro jugadores nuevos, el CD Bilbao afrontó la temporada con una idea entre ceja y ceja: asentar las bases de un proyecto que en tres o cuatro años logre alcanzar la Liga de Segunda División de la que se despidió la pasada campaña tras dos años “sufriendo”. Tras vivir un ajetreado año en la Liga Euskal Herria, el conjunto vasco consiguió el billete para disputar del 12 al 14 de mayo el Campeonato de España de Tercera División, en este caso, la fase que se celebrará en Madrid. Aunque aspiran y quieren el ascenso, la plantilla del CD Bilbao es consciente de la dificultad que supone una competición de este tipo y más cuando llegan “en el peor momento de la temporada”, según reconoce a WATERPOLISTA.com Txema Florez, alma máter del equipo.

Y es que las lesiones han pasado una enorme factura en las filas del Bilbao que tras una espectacular vuelta, sacando hasta treinta puntos al cuarto clasificado, las bajas y viajes lastraron al equipo que perdió fuelle. Ahora, en el momento más crucial de la temporada, entre los jugadores que trabajan y los que están lesionados -cuatro de ellos habituales-, el combinado llega a la cita entre algodones. “Esta circunstancia ha provocado que se estrenen varios jugadores jóvenes sin experiencia pero con futuro y ganas, aunque está claro que en momentos decisivos no están preparados aún”, declara un técnico que del mismo modo quiere quitar hierro al asunto: “las excusas no sirven y hay que entrenar más y mejor”, pero sobretodo quieren cambiar la dinámica que ha caracterizado al equipo en los últimos cuatro años, los cuales han sido de idas y venidas en la que con cero fichajes han tirado de cantera para suplantar la marcha de jugadores. “Unos se van porque crecen y se centran en los estudios, otros porque se jubilan y otros porque simplemente lo dejan, sin más”, añade.

TODOS A UNA

Pese a todo el espíritu del equipo es de superación y gracias en gran parte al apoyo de la entidad al darle un mayor número de horas de piscina, el proyecto coge aire pero sobretodo mucha fuerza. “Tenemos que ayudarnos todos ya que en el País Vasco la falta de lámina de agua y horas es el mayor problema que tenemos de cara a competir con equipos de otras comunidades y eso nos merma mucho”, recalca Florez, quien sin entrar en lo que puede deparar el futuro al Bilbao reconoce que trabajara “hasta que me dejen” porque sea “el mejor dentro de nuestras posibilidades”

 

En cuanto a la fase que disputarán junto a Waterpolo 9802, CN La Latina, Urbat, CDN Bidasoa XXI, CW Murcia y Colegio Brains, Txema considera que una competición de este tipo “no es solo jugar bien o tener el mejor equipo que juega a waterpolo, mental y físicamente hay que estar a tope. Son cinco partidos en unas 40 horas, así que los que a priori en un partido te pueden destrozar, en el cuarto partido puede ser distinto o al revés. Pero a priori por resultados vistos los madrileños de Brains y Latina parten con ventaja, pero no dudo de que el resto plantearemos guerra”, asegura.

 

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger