Andrea Blas: la vida tras retirarse

Tras su retirada, son muchos los jugadores que no acaban de encontrarse cómodos fuera del agua, que no son capaces de adaptarse a una vida alejada del deporte profesional. No es el caso de la aragonesa Andrea Blas, que, tras lograr la plata en Londres y el oro en el Mundial de Barcelona 2013, el año pasado, tras dos temporadas en las que una lesión en el hombro lastró su rendimiento, colgó el gorro y, de este modo, puso punto y final a su corta pero maravillosa carrera.

Fantástica es también su situación actual, tal y como ella afirma, ya que ha tenido la suerte de empezar una nueva etapa en la que está disfrutando mucho. Eso sí, no se ha separado de la actividad física. Por las mañanas, ejerce de fisioterapeuta en un cole, mientras que por las tardes hace fisioterapia acuática en una piscina. Cabe destacar que toda su labor está ligada a niños con discapacidad. Además, una tarde a la semana imparte clases de pilates.

Fuera de su horario laboral, Andrea Blas también tiene tiempo para matar el gusanillo haciendo algo de ejercicio. “Tengo una bici estática y una elíptica en casa”, explica la aragonesa, quien destaca que lo que más le gusta es dar largos paseos con sus perros.

En cuanto a su futuro, la exjugadora, con la voluntad de que el waterpolo siga creciendo en su tierra, no descarta formar un equipo. “Hace falta mucho tiempo y, sobre todo, espacio donde poder entrenar, pero es una idea que sigo teniendo en mente”, afirma.

No se olvida de la EW Zaragoza

A pesar de que durante las últimas jornadas no pudo estar al lado de sus excompañeras porque intenta disfrutar de los fines de semana, algo que antes no podía hacer, la medallista olímpica, que cree que nadie es imprescindible en este deporte, no se ha desvinculado del todo de la Escuela Waterpolo Zaragoza y ha seguido, con muchos nervios, esta complicada temporada: “Finalmente el equipo se ha salvado, que es lo importante”. En esta misma línea, considera que el año que viene deberán trabajar mucho más duro si quieren volver a mantenerse, porque, según ella, la División de Honor exige que todo el mundo se esfuerce al máximo.

twitter-bird@nicolasarlanzon

1 comentario
  1. Jesús Molinero Artajona dice

    Andrea Blas stuvo 17 temporadas dedicada al waterpolo y ahora es su vida la que importa.Ha sido un ejemplo de superación la temporada 2014/15 cuando sin estar completamente recuperada fue clave paraconseguir la salvación ya que el equipo llevaba 0 puntos en la primer avuelta y lograron jugar la promoción para permanecer.Fue un privilegio verla jugar durante 10 años en la elite de waterpolo nacional.Mucha suerte Andrea.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger