La Junta Directiva del CW Navarra, “muy descontento” con el trato de la RFEN

Tras acabar la competición, la Liga de Segunda División Masculina se juega ahora en los despachos. La denuncia presentada por el CN Cuatro Caminos ante el Comité de Competición ha dado pie a una resolución hecha pública ayer jueves en la que Manuel Merino –Juez Único- da la razón al conjunto madrileño sancionando al CW Navarra con la perdida por 5-0 del partido ante el Cuatro Caminos celebrado el pasado 8 de abril por “alineación indebida” de Vicenç Sousa. Entiende el jurista que el deportista que estaba sancionado con cuatro partidos debió haber cumplido la sanción íntegramente en Segunda División. Esta decisión que aún no es firme –cabe recurso ante el Comité de Apelación en un plazo de diez días- puede tener consecuencias en la clasificación de la categoría, ya que mientras el Navarra descendería, el Cuatro Caminos conseguiría la permanencia.

Tras conocer la resolución, Fernando Munarriz, presidente del CW Navarra ha puesto el grito en el cielo. “No es normal que cada año tengamos conflictos por contar con dos equipos en categoría nacional”, reconocía en una llamada telefónica con WATERPOLISTA.com el máximo dirigente de la entidad que tiene en mente mantener una reunión de urgencia en las próximas horas con los demás miembros de la Junta Directiva con la idea de decidir que estrategia llevar a cabo. “Estamos cansados de tener problemas y siempre ser nosotros los que quedemos mal”, apunta. Según ha podido saber esta web el equipo directivo tiene un enfado considerable y lejos de tomar decisiones en caliente han optado por calmar ánimos con el objetivo de  seguir luchando por los que ellos consideran “justo”.

El juez único, en entredicho

La Junta Directiva del Navarra señala al juez único, Manuel Merino responsable de tal situación, puesto que en palabras del presidente “no ha hecho bien su trabajo”. El CW Navarra alega que la pasada temporada y “ante una situación similar”, consultaron la normativa por medio de un correo electrónico enviado al propio juez en el cual preguntaban sobre cómo debía cumplir Josu Fernández -jugador que esa campaña competía tanto en División de Honor como en Segunda División- la sanción de un partido.

Ante la consulta, el propio juez respondió que “ahora con el tema de la licencia única -hay una para todas las categorías nacionales y no dos como antes- y al jugar vuestro jugador en dos divisiones deberá cumplir la sanción en el siguiente partido oficial que juegue, sea de una división o de otra”. Como se puede leer, el señor Merino fue tajante por aquel entonces en sus declaraciones, mientras que en la resolución hecha pública ayer se desmarca de tales palabras, además de dudar inclusive de la veracidad del correo que el Navarra ajuntó en el anexo de las alegaciones. “Entendemos que no tiene relación con el caso que nos ocupa, además porque se trata de un supuesto correo, de enero del año 2016 que en el caso de que fuera literal y auténtico se trata de un correo extraoficial y por tanto sin ninguna implicación para este Comité”.

Mientras el CW Navarra en sus alegaciones aseguraba que “la normativa no ha cambiado por lo que el criterio se mantiene con los cuatro partidos de sanción”, Fernando Munarriz dice sorprenderse ante tal contestación del juez. “El e-mail es algo que se puede comprobar sin ningún problema. No entendemos para nada este cambio de opinión”, apostilla.

Categorías de edades y no divisiones

En esta misma línea, Munarriz insiste tal y como hizo el club en las alegaciones en que la normativa de waterpolo “se dicta en desarrollo del Régimen General […]”.  Es por ello que uno de los puntos fuertes de su ideario es lo establecido en la normativa de waterpolo y concretamente hace referencia en el escrito de defensa al artículo 1.4 referido a la categorías de edades, donde define que parámetros de edades comprende cada categoría -de alevín a absoluta-.

En base a ello y al apartado tercero del artículo 3 referido a los filiales, el Navarra entiende que Vicenç Sousa siendo menor de 20 años puede jugar con ficha única un número ilimitados de partidos en ambas categorías. Es aquí donde entra especial relevancia el artículo 5.6 referido al apartado disciplinario en el que se establece que “un jugador sancionado por el Comité no podrá jugar ni con el primer equipo ni con el filial hasta que la sanción no se haya cumplido en la categoría (grupo de edades) en la que haya sido sancionado”. Entiende en base a lo dispuesto Munarriz que la normativa de waterpolo se refiere a categoría absoluta que conglomera las diferentes divisiones. “No habla de una división concreta, tan sólo la absoluta”, confiesa a la par que dice haberse sentido ratificado en su momento “por la respuesta del Juez a nuestro correo”.

Además, el presidente del Navarra reconoce entender la situación del Huetor Vega, que según ha informado a esta web ha mandado un escrito de alegaciones a la RFEN con el objetivo de que la sanción se extienda también al partido ante el Elx, ya que dicen sentirse perjudicados por la “infracción cometida por otro club”. “Para nosotros es muy importante obtener la décima plaza para beneficiarnos en caso de alguna renuncia”, comenta su presidente, Pio Salvador.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger