Filip Filipovic: “Si la gestión no cambia, los éxitos dejarán de llegar”

Uno de los cracks referencia en el panorama europeo y mundial del waterpolo ha concedido una entrevista en exclusiva a WATERPOLISTA.com para hablar de toda la actualidad del deporte del balón amarillo. El internacional serbio FilipFilipović ha analizado todos los ámbitos que le atañen y se ha mostrado especialmente crítico con la situación que está sufriendo el waterpolo en Serbia, donde cabe recordar que es deporte nacional.

Según apunta el jugador zurdo, “el estatus que tiene el waterpolo en Serbia no se corresponde con la implicación del gobierno”. Y añade,“si seguimos así, el futuro de este deporte en Serbia no está asegurado”. Parece una paradoja, pero justo cuando más se ha echado en falta el apoyo de las instituciones pertinentes, mejor ha respondido el equipo nacional. Campeones olímpicos en Río 2016, campeones del mundo en Kazan 2015 y campeones de Europa en, Eindhoven 2012, Budapest 2014 y Belgrado 2016. “Es una contradicción”, afirma Filipović. “Si la situación no cambia de forma radical, los éxitos dejarán de llegar y las generaciones jóvenes no se lo merecen”.

“Este equipo no tiene límites”

Y precisamente hay otra meta para el conjunto nacional a la vuelta de la esquina. La FINA World Championship tendrá lugar en Budapest este verano, del 14 al 30 de julio. El capitán se quita presión de encima: “No queremos sucumbir a la presión de ser el vigente campeón, pero por supuesto vamos a intentar repetir la gesta”. Pero dice que “este equipo no tiene límites”.

Será en este mismo acontecimiento en Hungría donde la FINA debatirá sobre la aprobación o no de los polémicos cambios que ha propuesto. Entre ellos, reducir el tiempo de posesión a 25 segundos, limitar la piscina a 25 metros y reducir también el número de jugadores convocados de 13 a 11 y en el agua de 7 a 6. “No creo que esto pueda traer nada bueno al waterpolo, sería cambiar el deporte entero”, opinaFilipović. “Limitar el número de jugadores, sobre todo en el agua, supondría ralentizar el juego”, asegura. Además, el crack serbio se aventura a proponer cambios que “serían beneficiosos para árbitros y espectadores”. Filipović apuesta por “retrasar el lanzamiento de falta de los 5 a los 7 metros”, de tal manera que “solo los buenos lanzadores tendrían oportunidades de anotar después de falta”. Y añade, “esto supondría abrir espacio entre los lanzadores de falta y el boya, para dar más margen a las entradas”.

“Desde pequeño sueñas en jugar en el Pro Recco, todo el mundo sabe el peso que tiene a nivel europeo”

Reglamentos al margen, antes de lanzarse a la consecución del segundo oro mundial consecutivo, hay dos competiciones aún por decidirse a nivel doméstico. En la Serie A, después de proclamarse campeón de la fase regular, el Pro Recco ya espera rival en semifinales. La fase final se celebrará a modo de Final Six este próximo fin de semana, 19 y 20 de mayo. Para Filipović, jugar en un histórico como el Pro Recco es todo un honor. “Desde pequeño sueñas en jugar en este club, todo el mundo sabe el peso que tiene a nivel europeo, es un gran privilegio”. Aunque matiza, “no es tan fácil como la gente piensa jugar aquí”.

“No siento nada de presión para ganar títulos esta temporada, pero es nuestro deber esforzarnos al máximo”. El año pasado, el equipo italiano cayó en semifinales de la Final Six y acabó la competición en cuarta posición, aunque se llevó la Liga. “Al final, son los pequeños detalles los que deciden, todo puede pasar, esta es la belleza del deporte”, asegura el serbio.

“No me inquieta la etiqueta de mejor jugador

A título personal, Filipović tiene que lidiar con la condición de ser uno de los mejores waterpolistas del momento, aunque él mismo le resta importancia. “No me inquieta demasiado esta etiqueta, siempre intento no prestar atención a lo que se dice sobre mí”, comenta. “Soy consciente de mis metas en mi carrera como waterpolista, el hecho de ser considerado uno de los mejores solo me ayuda a conseguir mis objetivos”. Respecto al nivel mostrado, Filipović comenta que intentará mantenerlo“siempre que tenga la motivación de levantarme cada día para ser mejor que el día anterior”. Además, afirma también sentirse “muy afortunado” por “poder dedicarse profesionalmente a su pasión, el waterpolo”.

twitter-bird@marti_cerca

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger