El CW Sevilla se ahoga

Complicada situación en la que se encuentra el Waterpolo Sevilla. La entidad con más arraigo en el waterpolo andaluz -y representante de la Comunidad en Primera División junto al CW Dos Hermanas- vive su particular pesadilla. Con el agua al cuello, la Junta Directiva lucha a contracorriente por solventar la delicada situación financiera en la que se encuentra sumergida la entidad. La falta de apoyo institucional y privado ponen en tela de juicio la continuidad del primer equipo en categoría nacional después de quedarse a las puertas incluso de conseguir hace unos meses el ascenso a División de Honor.

Tienen hasta final de mes para presentar a la RFEN la correspondiente inscripción en Primera División y la cosa pinta muy mal. En declaraciones realizadas a Diario Sevilla, el secretario del Club, José Manuel Sánchez apuntó que hasta el último día no tirarán la toalla, aunque reconoció que a día de hoy y viendo cómo están las cuentas del club la respuesta sería “no”.

“Aunque estamos trabajando para que no sea así, a día de hoy la participación en los Campeonatos de España cadete y juvenil corren también serio peligro”

La labor que hace el CWS por el waterpolo andaluz es encomiable, siendo uno de los clubes españoles que mejor trabaja la cantera estando año tras año entre los mejores, más allá de sus múltiples aportaciones a las selecciones nacionales de categorías. Sin embargo, este trabajo de años se verá afectado inevitablemente por la complicada coyuntura, puesto que la presencia de los equipos cadete y juvenil en los Campeonatos de España se mantiene en un limbo de incertidumbre.

Una situación insostenible

El proyecto del CW Sevilla es claro: la cantera depende del primer equipo y el primer equipo de la cantera. En declaraciones realizadas a WATERPOLISTA.com en el día de ayer, el secretario de la entidad mostró su preocupación ante la tesitura en la que se encuentran, puesto que aún deben de cerrar lo de esta temporada, antes de poder pensar en la siguiente. “La falta de patrocinio nos ha dejado en una situación insostenible”, señala Sánchez quien agradece el desinteresado apoyo mostrado por la masa social del Club formada principalmente por los padres de los 120 deportistas que sin sede propia se entrena “de prestado” en las instalaciones de Hytasa.

“No queremos tirar para delante e inscribirnos para cuando llegue el momento tener que echarnos atrás. Esto puede ser peor para el Club, puesto que implicaría una sanción económica de la RFEN que no podemos afrontar”, explica. A día de hoy, el futuro pinta muy negro. Sin embargo, lucharán hasta el último aliento por conseguir cualquier tipo de ayuda que pueda revertir la situación. El waterpolo español no puede permitirse perder a un Club con tanto arraigo en nuestro país. Una entidad que sabe que es lo que empezar desde abajo, consolidarse y crecer.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger