‘Waterpolo Campus Internacional’ calienta motores con una segunda edición de lujo y espectáculo

“En general ha sido una experiencia muy positiva. Un alto nivel técnico en el entrenamiento de los jugadores, y en especial el trabajo y la dedicación para con los porteros”. Así de contentos acabaron los participantes de la primer edición del International Waterpolo Camp que se celebró simultáneamente dos espectaculares instalaciones: las del Centro de Alto Rendimiento de Sierra Nevada en Granada y las del Centro Acuático de Málaga, sede del Campeonato de Europa de Waterpolo en 2008.

Tras una primera experiencia en la que se cumplieron con creces las expectativas, este grupo de entusiastas entrenadores que lidera Péter Kubibcskó -director técnico del CW Málaga, recién ascendido a Primera División- acaba de dar los últimos retoques de lo que será una segunda edición de lujo. Se celebrará entre el 17 y 30 de julio y contará con un alto número de deportistas participantes, alcanzando a día de hoy los cuarenta inscritos. Y es que nadie se quiere perder el considerado primer campus de Andalucía y que en esta edición más allá de contar con entrenadores de la talla de Beto Fernández -director técnico del CN Mataró-, los pequeños podrán aprender de la mano de Laura López y Pau Bach -ambos ex jugadores profesionales-. “Estamos deseosos de poder trabajar junto a los chavales y poder enseñarle todo lo que esté en nuestras manos”, comenta una López, una de las integrantes de la mejor generación que ha dado el waterpolo español femenino.

“Una preparación útil”

Péter Kubibcskó es junto a Antonio Adamuz uno de los principales impulsores de esta iniciativa que parte con la idea de apostar por el trabajo específico entre los más pequeños. “Es muy importante de crear las condiciones para que los jóvenes waterpolistas puedan practicar su deporte durante el verano también”, reconoce el entrenador magiar, quien a pesar del éxito de la pasada edición llega este año con mucha ganas y con la intención de mejorar. “Estamos muy contentos con la evolución de las inscripciones y aún queda el empujón fuerte de junio entero. La programación que estamos preparando creo que va a ser muy entretenido y sobre todo útil a los jóvenes waterpolistas que vendrán”, explica.

Partiendo de la gratificante experiencia de 2016, Peter tiene muy claro que es lo que buscan inculcar a los más pequeños en estos cerca de quince días de puro waterpolo: “Una de las opiniones en general de parte de los campistas del año pasado era que aprendieron mucho de waterpolo. Nosotros enfocamos el trabajo en la mejoría individual y sobre todo lo que trabajamos es la técnica, sea desplazamiento o el simple gesto de ‘shoot’. Tratamos de analizar a los jugadores hasta el más mínimo detalle y así poder corregir y mejorar”.

“Hay que sacar lo mejor de ellos”

Por su parte, Beto Fernández se muestra contento por contar un año más con la confianza de los organizadores. “Cuando me propusieron el proyecto me anime mucho a hacerlo, me apetecía enseñar waterpolo en un contexto diferente, haciendo formación y sin la presión que vivimos los entrenadores durante la temporada”, argumenta el entrenador del primer equipo masculino del Quadis CN Mataró, quien dice llegar con fuerza después de mejorar muchas cosas con respecto al año pasado. “Tengo muchas ganas de ver el resultado”.

Al fin y al cabo, Beto es un profesor nato y eso quieras o no se nota en su rendimiento al frente de la dirección técnica del campus. “A mi siempre me ha gustado mucho enseñar, de hecho intento hacerlo a diario. Aunque en el alto rendimiento es diferente, hay que pensar que un deportista siempre se está formando. Con los chavales creo que saco mi mejor versión en cuanto a contenidos de desarrollo del juego individual que les hará ser mejores en sus capacidades como waterpolistas”, recalca.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger