Marc Minguell: “Aún me quedan años de waterpolo al más alto nivel”


Toda despedida debería realizarse con el fin de un futuro reencuentro. Marc Minguell se marcha del CN Atlétic Barceloneta tras nueve temporadas “creciendo, mejorando y madurando” bajo los colores del que ha sido el club de su vida. En el ha vivido alguno de sus mejores momentos como deportista, entre otros, la Copa de Europa ganada en 2014. Ahora con la mente en el Mundial de Budapest que jugará con la selección española buscará nuevos retos, nuevos objetivos y nuevas oportunidad, puesto que tal y como reconoce en esta entrevista concedida a WATERPOLISTA.com “la idea es seguir jugando”. “Este año he demostrado estar en un buen momento”, puntualiza una de las piezas claves en el combinado marinero esta temporada, sobretodo en la final de Liga donde su actuación fue determinante a la hora de vencer al CN Sabadell.

– ¿Cómo valoras tu trayectoria en el CNAB?
“Nueve años repletos de éxitos y títulos y el colofón de ganar la Copa de Europa del 2014. Fue un gran éxito y seguramente estuve presente en el mayor logro de la historia del club a nivel deportivo. A nivel de club puedo decir que es un club en el que se trabaja muy a gusto y con un alto nivel de profesionalidad. El único pero que se puede poner es la falta de competitividad en la liga (aunque en los últimos años la distancia se ha acortado) no es positivo que un mismo equipo gane tantas ligas consecutivas. Aunque como integrante del equipo lógicamente las he disfrutado cada una de ellas”.

– ¿Cuál ha sido tu mejor y peor momento?
“El mejor momento sin duda fue ganar la Copa de Europa el año 2014. Ha sido el único título que ha conseguido arrancarme lágrimas de felicidad. Fue un “milagro” o un logro que era impensable y para el que se trabajó durante muchos años pasando momentos muy duros. Los peores momentos fueron las derrotas abultadas en Europa en mis primeros años. Aunque esas derrotas han sido fundamentales para que el equipo aprendiera qué era necesario para ganar en la máxima competición europea”.

– ¿Qué será a partir de ahora de Marc Minguell?
“A partir de ahora la clave va a ser primero de todo asimilar el cambio, al final 9 años en el mismo lugar te crees que es algo eterno y ese es el problema del deportista (tenemos fecha de caducidad). Una vez asimilado que toca cambiar, lo importante es valorar todas las opciones que aparezcan. La idea es seguir jugando porque creo que este año he demostrado estar en un buen momento y aún me quedan años de waterpolo de nivel. Así que tocará buscar un nuevo destino que me aporte el nivel de motivación que necesito, ya sea a nivel estatal o buscar un equipo fuera”.

– ¿Cómo afrontas el Mundial de Budapest?
“Lo afronto con un nivel de motivación aún mayor. La vida esta llena de retos a superar y qué mejor que un Mundial en la cuna del waterpolo para motivarse. Intentaré ayudar en todo lo posible al equipo, aportar mi experiencia a los más jóvenes y que éstos se integren lo más rápido posible en la dinámica del waterpolo internacional, que no es nada fácil. Al final como he dicho antes hay que ser consciente de que nada es eterno y ellos son el futuro del waterpolo español. Hay que ayudarles como me ayudaron a mi en su momento para que aporten lo máximo a la selección en el presente y en el futuro”.

– ¿Cuáles son los objetivos de la selección?
“El objetivo debe ser claro: ganar siempre. Otra cosa es lo que pase después en Budapest. Creo que estamos a un nivel muy parecido al de selecciones que han conseguido medalla en competiciones pasadas. Y en año post JJOO las selecciones cambian de jugadores y no están en el mejor momento posible. Los primeros que se adapten y creen un equipo compacto triunfarán. Estamos en el camino de convertirnos en un equipo al que será muy difícil de vencer”.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger