Una plata de ley

La selección española vivió su segunda derrota en una gran final ante el equipo de los Estados Unidos. Como hace cinco años, en los Juegos de Londres 2012, las norteamericanas se llevaron el oro. Es el mejor equipo de largo desde aquel entonces. La diferencia en el marcador no deja lugar a dudas (13-6).

Era una misión casi imposible para unas jugadoras que han vuelto a poner al waterpolo femenino español en primer plano, dentro de un escenario internacional enormemente denso de selecciones de gran peso específico. Otras siete u ocho podían haber sido las rivales de las estadounidenses en esta final, probablemente con igual destino, pero fueron las españolas las que se lo merecieron esta vez.

twitter-bird@jove_grada

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger