Adam Krikorian: “La clave del éxito es valorar mucho más al equipo que a sí mismo”

El arquitecto de la actual mejor selección del Mundo concede una entrevista a WATERPOLISTA.com para valorar el actual estado de gracia por el que pasa su equipo tras conseguir el oro en el Mundial de Budapest

Adam Krikorian, el entrenador de moda debido a sus innumerables logros al frente de la selección estadounidense se desnuda en una entrevista en la que repasa su trayectoria como entrenador del mejor equipo del Mundo. Y a los números me remito. El combinado nortemaericano es el vigente campeón de todos los títulos posible. Nadie es capaz de acabar con la hegemonía que las chicas de Krikorian han impuesto con puño de hierro. Antes de que Adam llegara a ser seleccionador de Estados Unidos estuvo Guy Baker, un entrenador que no tuvo tolerancia alguna durante su periplo con las denominadas jugadoras egoístas, aquellas a las que la palabra grupo no podía convivir con su día a día. Siempre destacó por enfatizar notablemente con el equipo e impulsar el liderazgo. Tras su etapa, Krikorian tomó el relevo en marzo de 2009 y desde entonces el crecimiento del equipo ha sido fulgurante. Bajo la idea del trabajo diario como base del éxito, Adam ha logrado revolucionar el waterpolo femenino internacional. Aquí, nos desvela las claves de este trabajado éxito.

–  A pesar de las incorporaciones y salidas que ha sufrido el equipo -seis con respecto a los Juegos Olímpicos de Río 2016, ¿cómo ha sido posible mantener este éxito?
“Primero la excelencia sostenida es muy importante para nosotros en cuanto a cómo rendimos y cómo nos preparamos. Además creo que lo más importante es la cultura al trabajo que existe dentro del programa de preparación y captación de internacionales. La mítica filosofía del fútbol americano de ‘el próximo hombre’. Todo el mundo cree que el programa es más grande que una persona, dos personas o un entrenador. Probablemente si miramos atrás incluso antes de que llegara yo, la cultura es tal que las jugadoras que vienen al equipo se sienten cómodas, bienvenidas, que pueden marcar una diferencia y que pueden ser si mismos. Le entrego ese liderazgo a las más veteranas, las Brenda Villa, Heather Petri y Betsey Armstrong. Un ejemplo que me viene a la mente es el de Maggie Steffens, que con 17 y 19 añitos, le dejaban ser un líder dentro del equipo. Es por eso que hemos podido mantener esa línea de excelencia que buscamos. Y ahora se repite ese proceso con Maddie Musselman, que ahora con 18 años está cogiendo ese mismo rol que aquel entonces tuvo Maggie. No hay duda, tal y como Villa, Petri, Armstrong y Kami Craig, esas jugadoras que he nombrado. Tienes a jugadoras como Maggie y Kiley Neushul, que pueden ser dos de las mejores del mundo, pero valoran mucho más al equipo que a si mismo. Eso les ha dejado a jugadoras como Musselman e incluso Makenzie Fischer y Aria Fischer entrar y tener la confianza para sentirse como si mismo y ser agresivas para ayudar a nuestro éxito”.

– Más allá de ser uno de los mejores equipos del mundo, es uno de los más jóvenes. ¿Cómo te sientes sabiendo que a muchas de ellas les faltan años por jugar?
“Me dijeron en Budapest antes de saber como acabaría todo que en Kazan fuimos el equipo más joven en ganar una medalla de oro pero creo que este equipo ha sido aún más joven. Pero nunca se sabe que tiene el futuro y como seleccionador y uno de los lideres intento preparar nuestro equipo no solo para el año que viene sino para los próximos tres u ocho años. Desde fuera parece que todo está en buenas manos pero nunca se sabe, no es fácil que se queden jugadoras, que quieran continuar y no pasar al ‘mundo real’. Nunca se sabe con las lesiones. No se ganan oros por ser el más joven. No nos importa mucho eso. Lo tomamos año a año. Es mi trabajo tener una vista grande y profunda de todo y ojala colocar nuestro programa en una posición de excelencia, y la juventud forma un parte muy importante”.

Nosotros no nos juzgamos necesariamente en ganar o perder, nos juzgamos en nuestra capacidad a mejorarnos y aprender y progresar y no es fácil definir esas cosas con oro, plata o bronce

– ¿Como es que Estados Unidos puede producir tantas jugadoras jóvenes pero a la vez tan experimentadas para la élite?
“Hay que mirar atrás y darles el crédito a los entrenadores y clubes de formación. No puedo enfatizar suficiente lo importante que son para el desarrollo de estas jugadoras jóvenes y al final el éxito de nuestra selección. Una vez llegan a la universidad ya es muy difícil cambiar sus hábitos tanto de trabajo como de táctica o técnica. Tenemos que darles mucho crédito a sus entrenadores y a sus padres y demás que les han aconsejado a lo largo de sus trayectorias, que son verdaderamente los héroes desconocidos. Para acabar se trata de identificarles durante su formación e unirles con nuestro entrenamiento. En el último cuatrienal tuvimos a Aria Fischer con 14 añitos y Maddie Musselman y Makenzie Fischer con 15 entrenando con nuestra absoluta. Esto es un claro ejemplo de nuestra filosofía”.



– La selección de Estados Unidos ya erá muy buena con Guy Baker pero cuando llegaste parece que se ha dado un paso más…
“La realidad es que hay  muchas cosas positivas sucediendo a la vez para hacer lo que hemos hecho, y empieza con meter la gente adecuada y crear una experiencia y tener una visión para lo que quieras que sea esa experiencia. Nos ha ayudado añadir a esta cultura que hemos creado y empieza con tener las atletas adecuadas, no sólo jugadoras dotadas sino unas a las que les importe el equipo antes que si mismo, que tengan un ritmo de trabajo inigualable. Una dureza mental que les deja perseverar en situaciones difíciles”.

– Desde un punto de vista personal, ¿que es ser seleccionador?
“A mí me encanta, no continuaría si no me encantara. Me siento muy afortunado que USA Water Polo haya confiado en mi con este rol por tanto tiempo. Para mi, primero y ante todo, es que no se trata de ganar sino de disfrutar del proceso y el sentimiento de que sigo creciendo y ayudando. Cogí el trabajo no porque quería ganar medallas de oro sino porque quería mejorarme y me siento muy afortunado de que siga creciendo como entrenador, maestro y aprendiz. Mientras que continúe sucediendo seguiré aquí”.

“Lo que me decepciona de los cambios es que no se hayan tenido en cuenta la opinión de los jugadores y entrenadores”

– ¿Cómo resumes el estilo de tu equipo en pocas palabras?
“Muchas veces cuando se piensa en estilo se piensa en la táctica, pero yo pienso en palabras descriptivas. Pienso en defensa dura, resiliencia, creatividad, libertad, flujo y dureza. Otra palabra sería rapidez. Queremos ser muy duras y resistentes pero a la vez jugar a un ritmo alto con mucha creatividad y adaptabilidad. Si consigues combinar todo esto creo que puedes crear algo especial”.

– En el deporte se dice que ganar el título de campeón es difícil, pero mantener ese nivel de excelencia es aún más difícil. ¿Cómo se motivan?
“Dos cosas: nosotros no nos juzgamos necesariamente en ganar o perder, nos juzgamos en nuestra capacidad a mejorarnos y aprender y progresar y no es fácil definir esas cosas con oro, plata o bronce. Pero no hacemos eso, tenemos nuestros propios estándares y queremos quedarnos con ellos, y trabajar día a día para alcanzarlos nos motiva. La segunda cosa es que a nosotros nos  encanta y queremos a la gente que están metidos en este camino con nosotros. No hay cosa mejor en la vida que disfrutar y compartir experiencias increíbles con gente a la que quieres y respetas”.

“Desde fuera parece que todo está en buenas manos pero nunca se sabe, no es fácil que se queden jugadoras, que quieran continuar y no pasar al mundo real”

– ¿Qué opinas de los cambios del reglamento que ahora se han producido, como el de convocar a 11 jugadoras en Tokio, y demás?
“Lo que me decepciona es la participación que hemos tenido los expertos, que no somos otros que nosotros mismo, los entrenadores. Decepciona la falta de participación que hemos tenido en este proceso. Creo que el aumento de la cantidad de equipos femeninos es maravilloso y algo a que hemos trabajado por mucho tiempo y a mi me encantaría verlo igualado al de los masculinos. No soy partidario de la dismunición de la plantilla, creo que hay preocupaciones al respeto a tener suficientes jugadores para llegar al final de un partido con siete. Para las expulsiones e incluso las lesiones posibles tenemos que estar preparados, aún más si convocas sólo un portero. Lo que para mi ha sido más frustrante es que la gente que está encargada son las que menos estén dispuestas a hacer el trabajo necesario y son las que menos pensarían en otras personas antes que en si mismo y eso frustra y decepciona y ha sido una falta de respeto completo a los entrenadores y atletas, que son los verdaderos héroes de nuestro deporte”.

Si la mayoría de la gente en nuestro deporte cree que estamos en una situación buena pues entonces estamos en manos malas y tenemos que hacer unas mejoras

– ¿Te da miedo la dirección en la que va el deporte o todavía pronto para saltar las alarmas?
“Estoy preocupado y creo que esto forma parte del porque hemos tenido éxito, porque siempre estoy preocupado. A la vez que pienses que has alcanzado lo más alto o estés cómodo es cuando las cosas van mal. Si la mayoría de la gente en nuestro deporte cree que estamos en una situación buena pues entonces estamos en manos malas y tenemos que hacer unas mejoras. Es un deporte bonito y no creo que vaya a ser tan popular como los deportes de mayor participación pero ciertamente puede ser más atractivo y más grande que ahora”.



– ¿Y a partir de ahora qué?
“Tenemos a unas jugadoras que están estudiando en el instituto, otras que se preparan para la universidad, y tenemos a unas que se van al extranjero, o a Europa o Australia, para jugar. La próxima competición será en diciembre, entrenamos y disputamos tres partidos con Holanda en el sur de California. Creo que cada vez que se termina una temporada, primero hay que hacer una reflexión en dónde estamos y los desafíos que hay por delante, dónde necesitamos mejorar tanto a nivel personal y colectivo”.

twitter-bird@D_Harg

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger