Iñaki Aguilar, experiencia bajo los tres palos al servicio del CN Terrassa

El portero del CN Terrassa valora positivamente el actual estado de forma del equipo, así como analiza su ausencia en el Mundial de Budapest tras haber sido portero titular de España hasta el año 2016

dentro de la piscina no hay edades, solo jugadores de waterpolo”. Con esta idea, después de unas buenas vacaciones que le han permitido cargar las pilas, afronta una nueva temporada bajo los palos del Club Natació Terrassa Iñaki Aguilar. Con su experiencia, el portero, que recuerda que una vez le dijeron que los porteros son como el buen vino, espera ayudar a un conjunto catalán que aspira a mejorar los resultados obtenidos la pasada campaña, en la que consiguieron acabar en la tercera posición y estuvieron a punto de colarse en la pelea por el título.



Un objetivo nada fácil de lograr, ya que, según Aguilar, todos los equipos se han reforzado muy bien, algo que provocará que pueda pasar cualquier cosa en cada jornada y que haya que ir partido a partido. Además, la buena imagen dada por el club egarense provocó que este verano algún equipo -concretamente el CN Atlétic Barceloneta- haya intentado “pescar” alguno de sus jugadores: “Es difícil retenerlos con todo lo que les pueden ofrecer otros a nivel económico y deportivo”. No obstante, el guardameta cree que también han realizado buenos movimientos en el mercado, como la vuelta de un buque insignia como Sergi Mora y el fichaje de un diamante por pulir como Bernat Sanauja, de quien espera que demuestre su talento.

“En el 95% de los casos es la selección la que te deja a ti, y no tú a la selección”, reconoce Aguilar sobre su ausencia en el Mundial de Budapest

Por el momento, el Terrassa ha podido comprobar su nivel en la primera fase preliminar de la Champions, en la, como explica el waterpolista, se enfrentaron a equipazos como el OSC Budapest o el Sintez Kazan y entrenaron con el Partizan. En este sentido, Aguilar cree que la liga nacional, a pesar de ser superior a otras como la portuguesa o la bosnia, todavía está lejos de la húngara, a la que define como la mejor competición de clubs. No obstante, al fin y al cabo la experiencia en Europa le permitió al equipo a “coger ritmo de competición” y poder llegar a la final de la Supercopa de España que el combinado de Dídac Cobacho perdió ante el CNAB.

Un verano diferente

Con deportividad. De este modo aceptó Iñaki Aguilar, que desde el primer momento fue consciente de que era complicado estar entre los trece elegidos y dio el máximo para que la decisión sobre el portero titular fuese lo más difícil posible, el hecho de quedarse fuera de la convocatoria de David Martín para el Mundial de Budapest. “En el 95% de los casos es la selección la que te deja a ti, y no tú a la selección”, explica en este sentido el guardameta, quien asegura que está a la disposición del seleccionador de cara a los partidos de Liga Mundial y Liga Europea que habrá durante el año”.



En relación al Mundial, Aguilar considera que la derrota en octavos fue un castigo demasiado grande que el combinado nacional español no se merecía e imagina que debió de ser muy duro estar en Hungría los días siguientes. En esta misma línea, el internacional cree que ahora es momento de ser realista, ya que el nivel en cuanto a selecciones ha subido muchísimo. “Ganar a cualquier selección es oro puro”, concluye.

twitter-bird@nicolasarlanzon

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger