Iván Pérez: “La llamada siempre la espero, pero nunca llega”

El que fuera uno de los mejores boyas del Mundo desvela que desconoce las razones por las que no seguirá en el staff técnico del CN Sabadell esta temporada

iván Pérez (La Habana, 29 de junio de 1971) colgó el gorro tras los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Con su retirada dejó atrás una vida deportiva que comenzó siendo una de las estrellas de la selección cubana de los noventas para a posteriori cruzar el charco con una idea en mente: triunfar en España. Aquí cosechó éxitos de todos los colores siendo considerado por muchos como uno de los mejores boyas de la historia. Una vez cerró la puerta a su continuidad en las piletas, Iván probó fortuna en los banquillos con diferentes proyectos que a escalas diferentes no terminaron por gestar algo duradero a pesar del “ímpetu y ganas” que tal y como reconoce siempre ha intentado instaurar.



El último reto que tenía entre manos Pérez pasaba por el CN Sabadell, donde ejercía de asistente de los cadetes y juveniles y sustituía a los entrenadores que faltaban además de corregir a los boyas de las diferentes categorías. Sin embargo, su etapa en el club sabadallense llegó a su fin. “Aunque pensé que contarían conmigo, no continúo y desconozco porqué“, desvela a WATERPOLISTA.com el que fuera campeón del Mundo hasta en dos ocasiones y conglomerara en su palmarés cuatro ligas, cinco copas del Rey (99, 03, 08, 11, 12) y una Copa LEN.

En principio iba a México pero tenían problemas a nivel económico y federativo; sinceramente me hubiese gustado estar al frente de nuevo de un equipo nacional

Iván estuvo muy cerca de asumir la dirección técnica del México. La ausencia de seleccionador y sus conocidos lazos con el waterpolo azteca parecían ser una oportunidad única para ver de nuevo al ahora dueño de un restaurante de Terrassa -se llama L’Espaguetteria- al frente de un equipo nacional. No obstante, unas duras negociaciones desarrolladas a lo largo del verano acabaron con toda posibilidad. “En principio iba a México pero tenían problemas a nivel económico y federativo“, reconoce Pérez, a quien le hubiese gustado afrontar el reto de ponerse al frente de una selección.



En este sentido, Iván siempre ha sido sincero a la hora de reconocer que ha existido falta de predisposición por otras partes a la hora de poder coger las riendas de algún proyecto atractivo. “La llamada siempre la espero pero no llega. Pregunto y pregunto pero nada de nada. No sé porqué“, confiesa con algo de frustación.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger