Marc Roca, una nueva vida en el Oradea

Tras media vida en el CNAB, Marc Roca comienza una nueva etapa en el DiGi Oradea de Rumanía al que llega sin miedo al idioma y con ganas de coger responsabilidades en un equipo joven

tras haber pasado 22 años en el CN Atlètic Barceloneta, Marc Roca recibió este verano una de las noticias más duras de su carrera: no iba a continuar en el club que le ha hecho crecer como jugador y como persona y en el que ha vivido grandes momentos, como el hecho de conquistar la Copa de Europa en Barcelona.

“Gran parte de lo que he conseguido y donde estoy ahora se lo debo al CN Atlétic Barceloneta”

No fue un momento nada fácil para él, ya que incluso valoró abandonar el deporte y optar por empezar una nueva etapa en el mundo laboral. “Gran parte de lo que he conseguido y donde estoy ahora se lo debo a ellos”, reconoce. Pero esos pensamientos de nostalgia duraron poco, ya que no tardó en llegarle una oferta del CSM Digi Oradea, club rumano que cuenta con un gran proyecto de futuro. Aunque a día de hoy cuando se le pregunta sobre su regreso aseguro que “volver siempre es una opción”.

Sin duda, el hecho de fichar por el Oradea, cuyos objetivos, tras haber sufrido muchos cambios, son pelear partido a partido, luchar por los títulos nacionales y dar la cara en Europa, supondrá un gran reto para Roca. Principalmente, teniendo en cuenta que se trata de un equipo muy joven, deberá asumir más responsabilidades, tanto dentro como fuera del agua. “Tendré que coger responsabilidades que las que tenía anteriormente, así que espero que esto también me ayude a crecer como jugador”, replica.


“Tendré que coger responsabilidades que las que tenía anteriormente, así como espero crecer como jugador”

En esta misma línea, el internacional español, que afirma que a pesar de haber estado un largo tiempo parado no ha tardado en ponerse al nivel del resto de jugadores, espera, aparte de seguir demostrando su máximo nivel, poder ayudar a crecer a sus compañeros durante una temporada que afronta con mucha ilusión. “Sólo pienso en empezar y darlo todo”, puntualiza.

Como curiosidad, aunque por el momento se entiende con ellos en inglés o a través de su entrenador, que habla español, no descarta aprender rumano durante el año, ya que, según él, se trata de un idioma muy parecido al catalán o el castellano.

twitter-bird@nicolasarlanzon

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger