A la espera de la nacionalidad de Martin Famera

El jugador del CN Atlétic Barceloneta está a la espera de obtener la nacionalidad española en un proceso largo y tedioso; "espero que tarde como máximo cinco o seis meses más para poder estar en el Europeo", reconoce el deportista

Mi deseo es jugar con España“. Así de rotundo se muestra Martín Famera, una de las piezas claves del CN Atlétic Barceloneta que desde hace unos meses flota en el entorno de la selección española. El que fuera internacional eslovaco solicitó la nacionalidad española y ahora se mantiene a la espera de recibir el pasaporta que le convierta en ciudadano español con doble nacionalidad. Cuando esto ocurra, Famera será seleccionable con España, puesto que ya cumple con otro de los requisitos FINA para oficializar el proceso de naturalización: llevar al menos un año sin jugar con otro país. La última vez que disputó un partido oficial fue en el Preolímpico de Triste, donde Eslovquia no obtuvo el billete para las Olimpiadas de Río 2016.

Con todo eso, Famera que el pasado curso renovó por tres temporadas más con el CNAB, se encuentra tranquilo pero con ganas de que le llegue el pasaporte. Por el momento es más que posible que se pierda las competiciones regulares -World League y Euro Cup- y que llegue directamente al Europeo de Barcelona de este verano, aunque todo está aún en el aire, puesto que los requisitos legales para la obtención de la nacionalidad son muy rígidos. “Calculo que puede resolverse entre cinco o seis meses, pero no lo sé“, reconoce el jugador.

¿Cuál es el proceso?

Las formas de acceder a la nacionalidad española están tasadas en la Ley y en su mayoría supone un proceso largo y tedioso que pueden llevar años -en su mayoría diez-. Sin embargo, existe un procedimiento extraordinario: nacionalización por carta de naturaleza. Esta forma de adquisición de la nacionalidad, tiene carácter graciable y no se sujeta a las normas generales de procedimiento administrativo. Será otorgada o no discrecionalmente por el Gobierno mediante Real Decreto, tras valorar la concurrencia de circunstancias excepcionales.

Por medio de este proceso, Chalo Echenique obtuvo en 2015 la nacionalización española con la que disputó al año siguiente los Juegos de Río. A día de hoy comenzará una nueva aventura con Italia tras su fichaje por el Pro Recco. El caso de Echenique no augura un camino fácil. La RFEN se puso en contacto con el jugador argentino para iniciar un proceso denominado por mucho exprés pero que finalmente fue más largo de lo esperado. “Recuerdo que desde la Federación me dijeron que sería rápido. Teníamos seis meses para nacionalizarme antes del Europeo -se refiere al de Budapest- pero no solo no llegué a jugarlo sino que tuve que esperar casi dos años para poder representar a España“, reconoció en su momento el protagonista en un reportaje en Vice Sports.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger