Eric Fernández, el caballero que protege al SSV Esslingen

El jugador catalán afronta con ésta su segunda temporada en el SSV Esslingen, ubicado en una ciudad "medieval" de poco más de 90 mil habitantes a 15 kilómetros de Stuttgart con el objetivo de quedar primero de la 'Liga de los mortales'

q

ué cosas tiene la vida. Durante su etapa en el CN Molins de Rei, Eric Fernández no paró su formación académica. Mientras que por la tarde se ejercitaba a las órdenes de Sergi Pedrerol, por las mañanas decidió apuntarse a un curso de alemán con la intención de ganar fluidez con el idioma germano. Una vez acabó la temporada y ya en la época estival se marchó a Alemania a hacer prácticas y a la par a entrenar con el SVV Basel. El buen hacer del catalán llamó la atención del cuerpo técnico suizo que por activa y por pasiva mostró su interés por el deportista español.

Desgraciadamente el desconocimiento del presupuesto con el que iban a contar la siguiente temporada hizo que no pudieran hacerle una oferta en firme. Un hecho que para suerte del propio Eric Fernández quedó en un segundo plazo tras la llamada del SSV Esslingen. Ahora vive su segundo año en un combinado germano que se encuentra en Esslingen, una ciudad ubicada a unos 15 kilómetros de Stuttgart denominada como ciudad medieval a orillas del río Neckar que cuenta con un lugar imborrable en la historia alemana, puesto que se le conoce como la ciudad que sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial sin sufrir daños salvando un legado que supera los 1.000 años de antigüedad. Esta solidez tan característica de la ciudad se ha trasmitido a los cerca de 90 mil habitantes, y entre ellos al propio jugador español que como caballero de la época del medievo surca cada fin de semana las piletas germanas para mantener vivo el legado español en la zona.

Dos catalanes con aires germanos

El objetivo pasa por quedar primero de la conocida como ‘Liga de los mortales’, es decir en tercera plaza

Eric es junto a Pere Estrany, uno de los dos españoles que juegan a waterpolo en Alemania. Allí la Bundesliga cuenta con dos grupos a modo de divisiones. En el Grupo A, los dos primeros clasificados una vez terminada la Liga regular se meten directamente en semifinales, mientras que el resto disputa los Cuartos de Final al mejor de cinco partidos. Los únicos que quedan apeados de los playoffs son los dos últimos clasificados. Mientras que el octavo -y último- desciende directamente, el séptimo se juega la permanencia con el segundo del Grupo B, a la vez que el primero de este grupo asciende de manera directa. Un sistema -eso sí, con menos equipos- que el que tenemos en España. Al más estilo, promoción.

“No hemos tenido el inicio que esperábamos”, relata Fernández

Sobre el papel, el nivel de la competición es irregular, puesto que existen claras diferencias entre los dos favoritos -Spandau Berlin y Waspo Hannover, ambos en Champions League- y el resto. “El nivel es algo más bajo con respecto a la División de Honor española. Es un waterpolo más lento y estático. Al fin y al cabo, hay que tener en cuenta que aquí hacemos entre cinco y seis sesiones semanales, algunas menos con respecto a España“, relata Fernández quien por el momento marca como objetivo quedar primera de la denominada como ‘Liga de los mortales’, es decir “en tercera posición tras Waspo Hannover y Spandau Berlin“. “Desgraciadamente no hemos tenido el inicio de Liga que esperábamos y en cada partido para más inri hemos tenido alguna que otra baja“, explica.

Al fin y al cabo son un equipo renovado con hasta seis caras nuevas, y se marcan como hoja de ruta “ir a más“. Además cuentan en sus filas con Heiko Nossek, leyenda viva del waterpolo alemán. Particularmente, el español dice sentirse “importante“, puesto que “cuento con minutos y quiero dar el do de pecho para ayudar al equipo a conseguir la tercera plaza de Bundesliga“.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger