Ivice Tucak: “No puedes avanzar si tienes jugadores lentos”

En una entrevista concedida al diario 'Jutarnji', el seleccionador croata marcó la hoja de ruta que debe de llevar a partir de ahora el equipo nacional después de haber hecho historia en el pasado Mundial donde se hicieron con el oro

Si en este 2017 alguien ha sido el gran vencedor, éste ha sido Ivice Tucka, uno de los grandes envidiados a día de hoy en el waterpolo internacional con permiso del seleccionador norteamericano, Adam Krikorian, que directamente es de otro planeta. Y es que el seleccionador croata ha liderado desde los banquillos a uno de los equipos -incluyo el estamento de clubes- más revulsivos de la temporada. De los 21 partidos que disputó el curso pasado el combinado balcánico, ganó diecisiete, logrando pleno de victorias -seis de seis- en el Mundial celebrado el pasado verano en Budapest, en el que Croacia no sólo acabó con la tiranía de Serbia, sino que venció en la final y ante su público a Hungría. Una gesta histórica que en palabras de Tucka hace más grande al waterpolo croata, al país y al deporte en general.

En una entrevista concedida al diario croata Jutarnji, el técnico de 48 años que ha sido premiado incluso por el Parlamento nacional se mostró ambicioso en sus palabras, puesto que no se queda sólo ahí. Quiere más y eso transmite a sus jugadores. “Tenemos derecho a estar felices y orgullosos de lo que hemos logrado, pero no un placer absoluto. La satisfacción es la trampa del deporte. Puesto que si no tienes incentivos, caes a la zona de confort“, explica el seleccionador, quien recibirá en China dentro de una semanas el reconocimiento de la FINA por su trayectoria como entrenador. “Yo no he hecho nada. Se lo debo todo a mis jugadores. Sin ellos no soy nada, pero sin mis compañeros tampoco“, puntualiza.

Su llegada al cargo

En el año 2012, Tucka aterrizó en la selección croata. Por delante tenía la difícil situación de coger el testigo de Ratko Rudic, quien para muchos es un verdadero gurú y uno de los grandes entrenadores de la historia. “No tuve miedo, pero si que no subestimé nunca el cargo, ya que sabía que no tendría una alfombra roja, lo cual es normal si sucedes a un hombre que ha liderado la última década del waterpolo mundial“, destaca un entrenador que equipara su llegada a la selección con la de Guardiola al Bayern. “Guardiola llegó después de Heynckes ganara todo, y a mi me pasó lo mismo, ya que venían del oro olímpico en Londres“.

Por suerte, estuve tres años como asistente de Ratko y el vino a establecer un sistema, una logísitica pero también una organización que me hizo todo más fácil, sin olvidar que siempre me ha ayudado. Es por todo esto, que siempre digo que ningún éxito croata es una coincidencia“, añade un Tucka que en su llegada y con 42 años era todo un desconocido para el público en general y ahora en todo un ejemplo de superación y dedicación, puesto que a día de hoy nadie puede negar el espectacular momento de Croacia, que según el propio protagonista recibe con brazos abiertos a Josip Vrlic, actual boya del CN Atlétic Barceloneta.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger