Pablo López – Sáez despierta su lado más arrollador

El joven jugador de 15 años es el máximo realizador del Waterpolo Sevilla que tras un gran año el curso pasado aspira a luchar por alcanzar la zona noble de la Primera División: "confío en este equipo", confiesa el deportista

Hoy nos acercamos a hablar con Pablo López-Sáez, jugador del Sevilla. El joven jugador andaluz, nacido en el 2002. Hermano del también jugador e internacional en categorías, el cancerbero Alfonso López-Sáez, Pablo ha vivido el waterpolo desde pequeño y cada vez tiene más protagonismo en el equipo absoluto de su club. El waterpolista repasa aquí sus inicios, nos cuenta sus ambiciones, los objetivos del Sevilla para esta temporada y cómo ve el nivel de Primera en general.

De sus inicios, el jugador nos cuenta que “cuando vivíamos en Jerez de la Frontera, mi hermano y yo estábamos apuntados a los típicos cursillos de natación de verano. Un día, el entrenador de natación se acercó a mi hermano y le planteó la posibilidad de probar el waterpolo. A mi hermano le encantó, y siguió jugando cuando nos mudamos a Sevilla. Cuando empecé a ver la cantidad de amigos que hacia mi hermano y lo bien que se lo pasaba, no lo dudé 2 veces y me lancé a la piscina”. Además, Pablo está orgulloso de pertenecer al Sevilla: “mi club me lo ha dado todo. Me ha enseñado todos los valores que inculca este deporte: disciplina, compañerismo…Siento un gran aprecio a mis compañeros en el agua y a los entrenadores, ya que todos formamos una familia de la que me siento orgulloso de formar parte”.

Deportes y valores

También está muy contento de haber elegido el camino del waterpolo, ya que “me ha formado como persona. Es un deporte que exige un compromiso y una disciplina que hace de ti una persona mejor”. Añade que “es una actividad que complementa mi día a día”.

El sevillano nos cuenta que se define “como un jugador algo más defensivo que ofensivo. Esto se debe a que me complemento muy bien con mi hermano cuando está en la portería; nos entendemos a la perfección y me encargo de transmitir junto a el las consignas defensivas del entrenador. También me gusta aportar mi granito de arena en ataque siempre que sea posible”. En cuanto al ataque precisamente, Pablo está destacando enormemente en los primeros partidos de esta temporada, y nos lo cuenta con gran humildad: “este comienzo de liga se me está dando bien cara al gol. Para mi es una gran satisfacción puesto que representa el trabajo que realizo en mi club día a día. Espero poder seguir aportando todos los goles que pueda a mi equipo y seguir creciendo con la experiencia que me está dando esta liga”.

El joven -y prometedor- jugador del Waterpolo Sevilla vive con máxima emoción su aventura en la Liga de Primera División que parece que se le está dando bastante bien / A.L.

En cuanto a los rivales, López-Sáez también se pronuncia con prudencia: “esta siendo una temporada muy igualada, tal y como la planteábamos en septiembre. Tan solo Rubí ha conseguido las 3 victorias en estas 3 jornadas que hemos disputado, por lo que hemos de seguir trabajando ya que el resto de los equipos nos lo va a poner muy complicado”. Además nos cuenta que “es una liga muy bonita ya que todo se decide en las últimas jornadas, tanto por arriba como por abajo. Esto hace que tengamos que seguir una línea de trabajo muy intensa durante todo el año”.

Confianza ciega

Tiene muy claro que tienen su equipo que puede aspirar a todo: “tenemos un par de bajas, pero tambien varias incorporaciones (entre ellas dos exjugadores, Roberto Lastres y Sergio Rabaneda)”. Sin embargo, el Sevilla tampoco se libra de las dificultades que tienen muchos de los equipos de Primera, “no está siendo fácil debido a la dificultad que tenemos para entrenar; entre poca disponibilidad de calles, y la imposibilidad que tienen algunos miembros del equipo para entrenar todos los dias debido a estudio, trabajo, familia…”. Aún así, nuestro protagonista es optimista, “confío en este equipo, e intentaremos igualar o superar los buenos resultados del año pasado“.

“Ahora mismo estoy centrado en aportar lo máximo a mi equipo y en acabar el bachillerato, pero no me cierro ninguna puerta para la temporada que viene”

El joven jugador, que ya anotó 16 tantos el año pasado en ligas nacionales, no se pone límites: “me haría mucha ilusión jugar en una de las mejores ligas del mundo y enfrentarme a jugadores de tan alto nivel. Ahora mismo estoy centrado en aportar lo máximo a mi equipo y en acabar el bachillerato, pero no me cierro ninguna puerta para la temporada que viene”.

En la misma línea, el jugador tampoco quiere hablar de objetivos futuros, aunque nos dice que “representar a tu país en una competición internacional es algo que todo deportista aspira. Este verano estuve concentrado con la seleccion sub 17, pero una semana antes de irnos a Malta una lesión me impidió viajar al Campeonato de Europa, en el que España consiguió la plata”.

twitter-bird@clemenklan

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger