Fernando Carpena: “La Federación no termina con el mandato de una persona”

El dirigente cumple el primer año de su tercera legislatura al frente de la Real Federación Española de Natación que en declaraciones a esta web va "en buen camino". "Estamos creando un proyecto que no terminará en mí", reconoce

El presidente de la Real Federación Española de Natación (RFEN), Fernando Carpena durante el partido del pasado sábado en la San Sebastià / JOSEP ARNAU (ATELIER PHOTO)

Cuando cumple el primer año de su tercera legislatura, Fernando Carpena encuentra un momento en su apretada agenda para de manera pausada hacer un balance de estos 365 días en WATERPOLISTA.com. Justo antes de ver in situ el partido de Champions League en la San Sebastià entre CNAB y OSC Budapest -y después de presidir la última reunión del año de Comité Organizador del Europeo de Barcelona-, el máximo dirigente de la Real Federación Española de Natación (RFEN) se muestra tajante en sus palabras y realiza una valoración de lo que se ha realizado hasta el momento, pero sobretodo de los objetivos que tienen por delante, dejando abierta la posibilidad de que la ‘era Carpena’ no llegue a su fin tras Tokyo 2020.

– ¿Qué valoración haces de este primer año de legislatura?
“Hay diversos aspectos a valorar, la Federación es muy compleja. En el aspecto deportivo, es un año de inicio de un ciclo Olímpico esperanzador, con resultados importantes y con una proyección de futuro interesante. En el aspecto económico, básico también para seguir haciendo cosas, hemos crecido, hemos equilibrado la Federación y lo que es importante, están empezando a entrar empresas que creen en nuestros deportes, que creen en el waterpolo y que están invirtiendo con nosotros”.

– ¿Cuáles fueron las líneas de trabajo que te marcaste?
“Las líneas de trabajo vienen marcadas por el inicio de ciclo Olímpico, evidentemente yo no soy nuevo en la Federación, como ya sabéis llevo dos legislaturas. Nos hemos planteado algunas cuestiones básicas. La fundamental es el análisis de cómo lo estamos haciendo. De hecho, no hace mucho terminamos la fase final del proyecto Acorda, del cual han salido más de cien sugerencias de líneas de trabajo con la participación de numerosas instituciones y personas. En breve tenemos una reunión de la Junta Directiva y vamos a poner en marcha paulatinamente 45 de estas líneas. Además del aspecto estructural, hay otros retos como el Campeonato de Europa de Barcelona que son inminentes y que no nos permiten desviar la atención, así como muchos más”.

– ¿De los objetivos que os habéis marcado, cuales se han cumplido y cuáles faltan por hacer realidad?
“Como acabo de decir, esto es el inicio de una legislatura de la cual su zenit hay que alcanzarlo dentro de tres o cuatro años, como en todos los deportes. Ya ha transcurrido casi un año de esa legislatura y sí que es verdad que empezamos a ver cosas interesantes. El waterpolo femenino ha recuperado un nivel importantísimo con el subcampeonato del mundo. Además, es muy meritorio que dos clubs españoles hayan estado en la Final Four de la Champions femenina. Y aún más, que ocho clubs españoles estén participando en competiciones internacionales es una realidad que aventura una progresión. Tampoco quiero pasar por alto logros como el campeonato mundial juvenil de este verano en Novi Sad de las femeninas, el segundo puesto en Malta de nuestros juveniles masculinos o el quinto puesto en el mundial junior de Belgrado. Somos conscientes que contamos con un equipo nacional masculina que todavía se tiene que consolidar, buscamos ese relevo con la incorporación de jóvenes y estamos esperando que el maestro, Felipe Perrone, se pueda incorporar pronto para dar esa sensación de estabilidad y equilibrio en el equipo”.

– ¿Qué se está haciendo desde la RFEN para ayudar a los equipos?
“Hemos puesto en marcha ya algunas acciones. Todos habéis visto que la liga de división de honor femenino ha adoptado el nombre del patrocinador, Iberdrola, que aporta un dinero que se destina a los clubes. No satisface evidentemente lo que todos pretendemos, pero no deja de ser una ayuda. Paralelamente, la masculina se llama desde esta temporada Premaat, que también ha contribuido con un dinero para las arcas generales de la Federación para generar programas especiales que se presentaron en asamblea. Hay ayudas para equipos que participan en competiciones internacionales, para los clubs que aportan deportistas en todas las disciplinas en las competiciones internacionales de referencia… Modestamente estamos empezando con una línea de colaboración que debería beneficiar a todos”.

– En principio, pues, son ayudas que van a los clubes que juegan en Europa…
“Parte de ellas van a los clubs que participan en competición europea, pero por ejemplo el dinero que aporta Iberdrola se destina a la competición estatal. Hemos crecido mucho, estamos teniendo suerte y el departamento de marketing está dando unos resultados fantásticos. Ya no solo hablamos de Premaat, es también Top Sec, Pelo Stop, etc. Estamos a punto también de firmar un par de negociaciones. Al final, no creo que seamos una entidad que quiera hacer caja, queremos revertir, mejorar nuestras estructuras y ayudar a nuestros asociados, que no son otros que los clubes”.

– ¿Cómo valoras la importancia del marketing actualmente en la Federación?
“Este departamento siempre ha existido, pero sí que es verdad que se ha incorporado una persona que nos está dando unos resultados maravillosos. También estamos notando que la situación general de la sociedad y de las empresas está mejorando y el producto que nosotros tenemos está resultando atractivo actualmente. Vamos a aprovechar esta coyuntura para sacarle el máximo partido”.

– ¿Cómo has visto el primer año de David Martín al frente de la selección masculina?
“David tiene un reto importante por delante. Él sabe que cuenta no solo con toda mi confianza, también la de la junta deportiva y del área deportiva. Hay que darle tiempo al tiempo, él sabe que el proyecto, aunque pasa por Barcelona (cosa que nos mete presión), el objetivo es Tokio, como no puede ser de otra manera”.

– ¿Considerarías que el equipo masculino no estuviera en el pódium el año que viene en Barcelona?
“Puede pasar. Todos sabemos que todos conocemos el potencial que tiene Serbia, la historia que tiene Italia, lo que es Hungría, todo lo que son los países balcánicos… Por lo tanto hay ocho o nueve equipos candidatos a esas tres primeras plazas de las que hablas. Hay un día clave que es el acceso a semifinales. Si ese día estás enchufado, tiras para adelante. En mujeres quizás no son ocho los equipos a tener en cuenta, pero son seis que optan al campeonato. Y entre ellas estamos nosotros. El hecho de jugar en casa tiene que ser una ayuda más que un factor de presión. Deseo infinitamente que consigamos éxitos en el Europeo”.

– ¿Te gustaría ver a Perrone con la selección española?
“Sí, por supuesto”.

– ¿Y que hay de eso?
“Está en plena tramitación, él tiene que cumplir un plazo, pero estamos preparados para presentarlo cuando se cumpla ese plazo. Creo que llegaremos justos, pero llegaremos”.

– ¿Cómo está la situación económica actual en la Federación?
“Bien, muy bien. Con tranquilidad. Antes estábamos pensando en tapar agujeros y ahora estamos pensando en reinventir”.

– ¿Te has marcado un final de etapa al frente de la RFEN?
“Si me lo hubiera marcado no lo diría… Estoy trabajando desde el primer día, no ahora que casi llevo nueve años. Mi perspectiva es que la Federación no termina con el mandato de una persona. De hecho, estamos poniendo los cimientos con ese programa Acorda, con ese análisis de la mejora de la organización federativa para llegar al 2020 preparados para una nueva legislatura. Si me toca a mí consolidarla, perfecto. Si le toca a otro, lo que quiera la gente. Trabajo como si fuera a estar toda la vida aquí, sabiendo que no lo voy a estar”.

– ¿Qué crees que es necesario para ser presidente de una Federación como la española?
“Fundamentalmente la ilusión. Una aventura de estas características requiere un bagaje personal y profesional suficiente. Pero más que el conocimiento, el motor es la ilusión. Un mínimo de sentido común, un mínimo de preparación y rodearte de gente hábil. Sobre todo, casi no pensar en otra cosa que no sea tu trabajo”.

– ¿Qué grado de importancia le da al Europeo de Barcelona?
“Es un gran reto que debemos utilizar para potenciar el waterpolo en nuestro país y dar a Cataluña y Barcelona el énfasis que se merecen con una competición de este calibre. No podemos negar lo que significa el waterpolo catalán y de Barcelona en el conjunto del waterpolo estatal y se lo debemos”.

– ¿Esperas que el Europeo del 2018 pueda hacer sombra al Mundial del 2013 en cuanto a éxitos?
“La verdad es que el Mundial del 2013 era un evento más allá del waterpolo. No se trata de ser una sombra, se trata de dar un paso distinto. Indudablemente conseguimos un hito extraordinario con el campeonato del mundo en 2013 en Barcelona. Aunque ser campeón de Europa pueda ser incluso más complicado que ser campeón del mundo, no es comparable. En cualquier caso, nuestro reto debe ser que tanto los chicos como las chicas lo hagan lo mejor posible, tener más aficionados al waterpolo y crecer. En esta línea, hemos llevado también a España el HaBaWaBa, un torneo con diez años de éxitos en Italia para categorías benjamín y alevín. Juntando los dos eventos queremos conseguir que el waterpolo se expanda y que haya cada vez más niños. El HaBaWaBa es una herramienta que vamos a utilizar en Barcelona el primer año por motivos obvios, pero que pretendemos exportar en las próximas ediciones a otras partes del territorio”

twitter-bird@marti_cerca
AUDIO: JOSEP ARNAU (ATELIER PHOTO)

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger