La vocación de Sergio Jiménez le lleva a Europa

El árbitro andaluz fue protagonista en el partido de Champions League entre Olympiacos y Partizan de Belgrado debido a que supuso su debut dirigiendo un encuentro en la máxima competición continental de clubes

El buen momento del arbitraje español ha tenido una nueva muestra de fuerza. El pasado sábado el partido entre Olympiacos y Partizan de Belgrado celebrado en Atenas fue el bautizmo de Sergio Jiménez en Champions League. El árbitró andaluz dirigió por primera vez un partido de la máxima competición continental de clubes. Un hecho que demuestra que los colegiados españoles están bien cotizados a nivel europeo.



El jienense que arbitró con el italiano Raffaele Colombo debutó como colegiado en una gran competición internacional dirigiendo partidos del Europeo juvenil femenino del pasado verano. En aquel campeonato continental llegó a su particular final, pues dirigió el partido por el bronce. Ya pasados los días, el que tuviera su primera experiencia con el waterpolo una vez entró a estudiar ingeniería a los 18 años -antes venía nadando bajo la batuta del CN Jaén desde los tres-, ha logrado asimilar lo logrado el sábado en Atenas. “Supone una satisfacción personal enorme. Hay mucho esfuerzo detrás, muchos días fuera de casa“, reconoce Jiménez quien es consciente de la responsabilidad que supone alcanzar estas cotas profesionales. “Supone una responsabilidad muy grande, puesto que represento a todo un colectivo“, explica un árbitro vocacional que comenzó a finales de los noventa a dirigir sus primeros partidos a nivel autonómico hasta que llegó a categoría nacional en el año 2012.

Un gremio, en auge

Al fin y al cabo no es extraño ver como un árbitro español es el encargado de impartir justicia en partidos a nivel internacional, puesto que junto a él hay una amplia gama de colegiados que vienen demostrando el gran nivel con el que cuenta el waterpolo español. “Estamos hablando del máximo nivel mundial“, puntualiza el protagonista, quien recuerda los grandes hitos conseguidos por otros compañeros como Sergi Borrell -vocal de waterpolo del Comité Nacional- y Xevi Buch -presidente del Comité-. Ambos arbitraron sendas finales en los dos últimos Juegos Olímpicos. “Muchos de mis compañeros actúan en partidos decisivos con medallas en juego“, recalca a la par que sentencia diciendo que el nivel es “altísimo”.

En cuanto al recorrido que debe llevar el colectivo arbitral en un futuro, Jiménez se muestra esperanzando por los pasos que se están dando por profesionalizar a un sector que muchas veces es olvidado. “La formación es imprescindible, tienen que llegar árbitros jóvenes, debidamente formados. Este año el CNA de la RFEN ha conseguido volver a reunir a todos los árbitros de categoría nacional juntos en una única sede a principios de temporada, cosa que no ocurría desde hace algunos años. Esto es bueno, para unificar criterios y mejorar nuestra actividad“, explica.



Más allá de su notada referencia nacional y ahora también internacional, Jiménez es todo un gurú del arbitraje andaluz, siendo el responsable del Comité autonómico. Bajo su batuta la Federación andaluza busca incrementar la calidad de sus árbitros. “necesitamos que lleguen árbitros jóvenes, con ganas e ilusión. Tenemos que trabajar también en integrar y facilitar al colectivo femenino su llegada al arbitraje“, marca como hoja de ruta a la vez que desvela que lo primero que tiene que tener una persona para dirigir un partido es que te guste y conozcas de alguna manera este deporte. “Es una actividad muy compleja, y poco agradecida. Los inicios son muy difíciles, por tanto has de ser muy paciente para subir tu nivel, intentando formarte a través de tus compañeros más experimentados y sabiendo escuchar y admitir críticas a tus actuaciones“, concluye.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger