El CN Atlétic Barceloneta se vio con un combativo CN Terrassa que nunca tiró la toalla

El combinado marinero aunque se chocó de lleno con un combativo CN Terrassa logró coger las riendas en el cuarto tiempo para encarrilar la final de Copa

Alberto Munarriz, con cuatro goles, el mejor / JOSEP ARNAU (ATELIER PHOTO)

La Isla de Tenerife se le da muy bien al CN Atlétic Barceloneta. Tal y como hiciera ya en el año 2006, el conjunto marinero se alzó con el título de Copa del Rey de Waterpolo. En esta ocasión lo hizo batiendo en la final a un luchador CN Terrassa que nunca tiró la toalla al partido. Luchó y batalló hasta el final a pesar del notable poderío del equipo que tenía en frente.

Los de Dídac Cobacho se sobrepusieron a un 0-2 inicial de los marineros. Primero por medio de un lanzamiento certero de Bernat Sanahuja en jugada de superioridad y después con un desatado Ricard Alarcón que de nuevo en hombre de más aprovechó un despiste en el marcaje para empujar con la yema de los dedos el balón que se introdujo en la portería marinera localizando en el electrónico un 2-2 que puso en aviso a los marineros, los cuales comprobaron pronto que los de Dídac Cobacho iban muy en serio con una defensa que desquició por momentos a los de Chus Martín.

Un desatado Alarcón

Todo lo contrario al Terrassa que venía siendo capaz de conjuntar bien las líneas. Muestra de ello, la cuarta jugada de superioridad con la que contaron. Buenos desplazamientos de balón para que Donat Galeev soltara el brazo al palo largo poniéndose por delante (3-2). Fue el propio jugador ruso el que tuvo una oportunidad única para poner una ventaja de dos goles sobre la bocina. El lanzamiento salió desviado.

Al igual que hiciera en cuartos y en semifinales, el portero del CN Terrassa, Iñaki Aguilar fue determinante para los intereses del conjunto vallesano / JOSEP ARNAU (ATELIER PHOTO)

Poco le duró la alegría al Terrassa, puesto que el Barceloneta dejó a un lado la precipitación y comenzó a realizar un juego más vistoso, pero sobretodo más certero. Alberto Munárriz apareció en dos ocasiones para dejar sin efecto un verdadero golazo de Ricard Alarcón desde cerca de ocho metros. Aunque en ambas escuadras faltaban algo de fluidez y de movimiento en ataque, encontraron en los boyas los claros generadores de peligro. Partido repleto de expulsiones, siendo éstas rentabilizadas por unos y otros. No obstante, en estático el CNAB mordía. Bien por medio de un enchufado Marc Larumbe por el lado malo o bien por medio de Josip Vrlic que junto a Roger Tahull eran todo un quebradero de cabeza para la defensa vallesana.

Era casi imposible pararles en los dos metros. Lo mismo ocurrió por el bando que jugaba hoy como local. Bernat Sanahuja no tiró la toalla en ningún momento. Fue el que mantuvo la llama de la esperanza encendida con jugadas aisladas que de manera individual lograba hacer daño a los marineros. No obstante, no surtió el efecto esperado para los reyes de copa, puesto que la reacción llegó tarde debido a un cuarto tiempo en el que el CNAB acabó de romper el partido para vencer por 8-13 y mantener vivo su hegemonía copera.

CN Terrassa: Iñaki Aguilar, Bernat Sanahuja, Sergi Mora, Óscar Aguilar, Fran Sánchez, Oriol Rodríguez, Agustí Pericas -siete inicial-, Ricard Alarcón, Álex de la Fuente, Roberto Agulha, Jordi Pérez, Donat Galeev, Oriol Albacete.

CN Atlètic Barceloneta: Miguel Linares, Álvaro Granados, Josip Vrlic, Marc Larumbe, Francisco Fernández, Roger Tahull, Miguel Linares -siete inicial-, Martín Famera, Alberto Munurrariz, Nikolas Paul, Felipe Perrone, Blai Mallarrach y Alejandro Bustos.

Parciales: 3-2 / 1-3 / 1-4 / 2-4

Árbitros: David Gómez y Jaume Teixidió. Mostraron tarjeta roja a Óscar Aguilar, del Terrassa.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger