La lección de humildad de Patricia Genzor

La jugadora que más temporadas acumula en las filas del conjunto maño marca la hoja de ruta de un equipo que tras haberse rehecho quiere continuar la línea ascendente que ha protagonizado en los últimos meses

La jugadora maña, en la Copa / JOSEP ARNAU (ATELIER PHOTO)

no sólo es la que más temporadas llevas defendiendo los colores de la Escuela de Waterpolo de Zaragoza (en total 16 años), sino que además es la veteranía en estado puro. A sus 26 años, Patricia Genzor es la encargada de portar el gen luchador del equipo maño que con esta lleva trece temporadas consecutivas en la máxima categoría del waterpolo español. Un club que ha demostrado carácter a la hora de sortear todas las adversidades que se les ha ido presentando a lo largo de esta década de esfuerzo y superación. “Es un orgullo pertenecer a un equipo con estas características que pese a todos los problemas que tenemos tanto económicos como de condiciones de entrenamiento estamos donde estamos, luchando cada día por seguir en esta categoría“, recalca su jugadora ‘talismán’.

Estoy segura de que este equipo está terminando de crecer, lo estamos demostrando estos años, vamos hacia arriba y seguiremos peleando para permanecer en división de honor

Después de verse al filo del abismo las dos pasadas temporadas (llegando a jugar inclusive la promoción de permanencia), la EWZ se ha rehecho para dar un paso al frente y mejorar en todos los aspectos, a pesar de verse en algunos momentos falto de apoyo institucional tal y como han denunciado desde la entidad zaragozana en reiteradas ocasiones. No obstante, no hay nada que pueda frenar el ímpetu de un equipo que a pesar de caer en primera ronda de la Copa de la Reina regresaron a la capital maña con la cabeza alta y sabiendo que van camino de lograr grades cosas.

El equipo de su vida

Tenemos muchas virtudes, somos un equipo que trabajamos mucho a modo personal y de equipo, cada una sabemos lo que podemos aportar. No lo llamaría defecto, pero creo que el estar estos años por abajo viene un poco porque el equipo se renovó de un año para otro con gente muy joven y con poca experiencia, pero vamos creciendo día a día“, explica una jugadora que conoce muy bien la idiosincrasia del equipo de su vida, el cual es su segunda familia. “Me es muy difícil explica que es el club para mi, pero sólo puedo decir que lo es todo. Donde he vivido mis mejores y mis peores momentos, al lado de un equipo que no cambiaría sus valores por nada. Si tuviera que describir lo que es un equipo nos describiría a nosotras sin ninguna duda”.

Toda una muestra de intenciones de una deportista lejos de quedarse en el pasado, opta por aprender de lo acontecido hasta el día de hoy. “El haber estado entre la espada y la pared con las promociones nos ha dad una experiencia y una madurez que antes no teníamos. El equipo dio un salto brutal sacando adelante la temporada pasada que nos jugábamos todo en el último partido. El haber sufrido tanto y sacarlo en equipo nos ha hecho más fuertes”, argumenta una Patricia Genzor que sólo piensa en amarrar la permanencia en una de las mejores Ligas de Europa.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Advertisment ad adsense adlogger