La modernización del waterpolo: 20 cambios “revolucionarios”

Tras tres días de intenso debate en la Conferencia FINA se pusieron las bases de un ambicioso proyecto con el que se intenta modernizar el waterpolo, incidiendo en mejorar el juego con la aplicación de varios cambios en el reglamento, entre otras cosas

Las cartas están sobre la mesa y el rumbo del waterpolo parece tomar una dimensión (al menos sobre el papel) algo diferente después de lo vivido estos últimos días en la Conferencia FINA celebrada en Budapest. Allí más de 200 delegados de 107 nacionalidades diferentes debatieron y pusieron sobre la mesa medidas con las que “modernizar” un deporte que ansía en demasía más protagonismo. Sobre el papel queda una idea clara, la idea de la FINA pasa por dar voz a los miembros de la comunidad internacional y dejar a un lado aquellos tiempos en los que las decisiones se imponían a base de decreto desde arriba.

Durante tres intentos días influyentes personalidades del mundo del balón amarillo analizaron cuál es la situación actual pero sobretodo qué hoja de ruta se debe llevar a cabo si queremos sacarle todo el jugo a un deporte que espera calar en lo más profundo del espectador. Ganar espacio entre los deportes mayoritarios y ser más accesible para todo los aficionados. Uno de los españoles que asistió a las jornadas en la capital húngara fue el vocal de waterpolo de la RFEN, Ángel Moliner quien desvela a WATERPOLISTA.com que “diría que la FINA ha iniciado un salto importante en waterpolo que abarca todas las áreas: inversión en desarrrollo, modificación de reglas, estructura arbitral, modernización de competiciones, marketing y comunicación, patrocinadores, etc.“.

[bs-quote quote=”La clave de este cambio en el trabajo de FINA reside en Lolo Ibern, quien ha sabido conjuntar y coordinar un equipo para ponerlo a trabajar en una buena dirección” style=”style-14″ align=”center” author_name=”Ángel Moliner” author_job=”Vocal de waterpolo en la RFEN”][/bs-quote]

En otro orden de cosas, Moliner quiso destacar la exposición de Pere Miró, director adjunto del COI, quien llegó a decir que cuando el era jugador en activo era un waterpolo más atractivo. “Dio tres claves para mejorar: Juego más entendible (aceptando que sólo se ve la cabeza y poco más, el 20% del cuerpo), más dinamismo (juego más ágil, con más acciones), Universal (muchos países, presente en todos los continentes). Añadió una clave de futuro a cuidar: los jóvenes. cualquier deporte o actividad que no atraiga a los jóvenes, tiene un futuro complicado”, explica el federativo, el cual desvela que se llevó “una grata impresión”. “Ya hubo otra en Cancún que después quedó en apenas nada. Creo que esta vez no será así”. Para Moliner, la clave de este cambio de trabajo reside en la mano ejercida por el catalán Lolo Ibern, quien según Ángel “ha sabido conjuntar y coordinar un equipo para ponerlo a trabajar en una buena dirección“.

¿Cambios de impacto?

El punto de inflexión de la Conferencia fue una mesa redonda en la que una comisión creada in facto puso sobre la mesa una lista de 21 propuestas que modifiquen el reglamento. Ésta comisión estuvo formada por los directivos Cornel Mãrculescu (Director Ejecutivo FINA), Andrey Kryukov (miembro de la FINA Bureau), Lolo Ibern (Presidente del Comité Técnico de la FINA), Mark Koganov (vicepresidente del Comité Técnico FINA), Wim Keman (Secretario Honorario Comité técnico FINA), así como por expertos internacionales de la talla de Dante Dettamanti, Ratko Rudić, Adam Krikorian, Yiannis Giannouris, Theodoris Vlachos, Petar Porobic, Dragan Jovanovic (presidente WWPCA) y George Stavridis, Sergi Borrell. A su vez Krikorian, Jovanovic, Bill Shaw y Andy Hoepelman fueron los encargados de actuar de portavoces y explicar los porqués de estos cambios.



  1. Cuando se señale córner o expulsión, el tiempo de posesión será de 20s
  2. La puesta en juego del balón después de una falta, podrá realizarse desde donde se encuentre el balón (excepto cuando el balón se encuentre en el interior de la zona de 2m.).
  3. Estará permitido chutar directamente a portería o poner el balón en el agua, driblar y chutar sin necesidad de pase en un córner o tiro libre.
  4. Retrasar la señalización de una expulsión o un penalti, si el atacante tiene la posibilidad de acabar la acción y si esta no termina en gol, entonces podrá sancionarse al infractor , con una expulsión o un penalti.
  5. Se va introducir un límite de tiempo (de momento no esta decidido cuanto tiempo), en el que el boya puede estar frente a la portería.
  6. Las sustituciones de los jugadores durante el juego, se podrán realizar desde la línea de gol, hasta la línea de mitad de campo.
  7. El árbitro realizará una señal (levantar el brazo), cuando es posible chutar directamente a portería después de una falta cometida más allá de la línea de 6m.
  8. El tiempo muerto se solicitará por el entrenador o un ayudante apretando un botón, es responsabilidad del equipo.
  9. Una vez finalizado el partido podrá utilizarse el video para determinar y castigar en su caso, actos de brutalidad, violencia o mala conducta.
  10. Los árbitros usaran auriculares para comunicarse durante el partido
  11. Se sancionará con una falta personal (sin expulsión por 20s) al marcador de la boya, por una infracción grave (falta de expulsión), sin balón.
  12. El descanso largo se reducirá a 3 minutos.
  13. El número de jugadores permitidos en FINA World League y FINA World Cup, será de 13 + 2 sustitutos, los jugadores podrán ser cambiados en cada partido, eligiendo entre ellos a los 13 que estarán inscritos en el acta.
  14. Se usará una señal visual con luces, para indicar los últimos 5 segundos de expulsión y en el momento en que puede reentrar el jugador.
  15. Los siguientes artículos del reglamento tipificados con una sanción de falta ordinaria pasaran a ser faltas de expulsión WP 20.3,20.4, 20.5, 20.8, 20.9, 20.11, 20.13, 20.17.
  16. En el penalti se ejecutará desde cualquier posición de la línea de 6m, y estará permitido también efectuar un movimiento lateral, amagar o  poner la pelota en el agua antes de chutar. El portero podrá salir de la portería hasta la línea de 2m.
  17. En la falta fuera de la línea de 6m., se podrá efectuar chutando  inmediatamente a portería, o amagar antes de chutar, driblar o poner la pelota en el agua y chutar.
  18. El portero podrá salir más allá de la línea de medio campo, tocar el balón, pasar o chutar a portería.
  19. Un equipo tendrá 10-15s para que la pelota cruce la línea de medio campo, y una vez cruzada esta, el balón no podrá volver atrás.
  20. Cada equipo tendrá la posibilidad de solicitar dos tiempos muertos durante el partido y podrá solicitarlos en cualquier momento del mismo.

Para Sergi Borrell, vocal de waterpolo de la Federación Catana y del Comité Nacional de Árbitros “el tema de la mesa redonda en la que participé en Budapest, era el reglamento en la que se debatieron las propuestas presentadas por el comité técnica de FINA, pero que han sido presentadas por los distintos grupos de trabajo que se han hecho desde finales del año pasado, en lugares distintos y las aportaciones que todas las Federaciones nacionales han realizado a la consulta efectuada por FINA, antes de esta conferencia. La reunión que se realizó en Barcelona en diciembre en la que participé, a parte del comité técnico estaban representados los entrenadores y árbitros”.

Las nuevas reglas se irán probando una a una, comenzando por las más fáciles de incorporar al reglamento, aquellas que tienen escaso impacto en el juego. Los eventos en los que se llevarán a cabo estos ensayos son el Mundial sub-18 que se disputará en agosto en Szombathelyi, la Copa del mundo femenina de finales de ese mes en Belgrado, la masculina de septiembre en Berlín y un torneo internacional previsto para el mes de octubre. Una comisión elegida en Budapest para evaluar el éxito de esos ensayos hará un informe definitivo que se presentará al comité técnico de la FINA, que lo trasladará al congreso de ese organismo del próximo mes de noviembre.



Sobre la mesa se barajan unos plazos. Por un lado, aquellas medidas que pueden causar más impacto y que por tanto puede ser más difícil su examen serán valoradas entre 300 y 400 partidos, mientras que aquellos cambios de menor incidencia en el juego se pondrán a la práctica en torno a 100 partidos. Todo ello con dos ideas: la primera es que se pueda contar con un nuevo reglamento para el Mundial del año 2019 y por el otro la FINA trabaja desde ya en hacer accesible el conocimiento del mismo, por lo que se ha propuesto la creación de un videobook con el que explicar al detalle todos los aspectos de la normativa vigente.

Adaptarlo al Siglo XXI

El debate no sólo se centró en el cambio de reglamento, sino también en otras medidas que giraron en torno a mejoras en el juego, a un plan detallado en el campo de la comunicación y el marketing o a cómo convertirse en un deporte más atractivo. “Ahora tenemos todas las herramientas para modernizar el juego, para mejorarlo y para llevarlo a otro nivel. En definitiva, para adaptarlo al Siglo XXI“, comentó ante los asistentes el presidente de FINA, Julio Maglione, quien aseguró que “jugadores, entrenadores, clubes y Federaciones son los responsables de promover, comercializar y elevar el nivel del waterpolo”. “Es el momento“, puntualizó.

[bs-quote quote=”Ahora tenemos todas las herramientas para modernizar el juego, para mejorarlo y para llevarlo a otro nivel. En definitiva, para adaptarlo al Siglo XXI” style=”style-14″ align=”center” author_name=”Julio Maglione” author_job=”Presidente de la FINA”][/bs-quote]

En esta misma línea se pronunció uno de los mejores entrenadores del Mundo, Adam Krikorian, quien consideró que “hay que cambiar desde el coraje“. “Debemos avanzar con un sentido de urgencia, pero sabiendo que el cambio no ocurre de la noche a la mañana. Este es claramente nuestro momento y debemos hacerlo. Nada de lo que hemos discutido aquí debería ser sorprendente. Todos tenemos los mejores intereses de nuestro deporte en nuestros corazones“, argumentó un técnico que coincidió con el Dirigente General de la Asociación Mundial de Entrenadores, Dragan Jovanovic a la hora de establecer las bases de un juego más dinámico.

Un formato ‘diferente’

En otro orden de cosas, Ken Kuroda, miembro del Comité Técnico, propuso aumentar el número de equipos participantes en los Campeonatos del Mundo en la sesión “Nuevas actividades en el waterpolo”. Kuroda sugirió incrementar la cifra hasta 20 o 24 equipos, tanto para la competición masculina como la femenina. Eso supondría ampliar el calendario hasta nueve días y jugar partidos preliminares en diferentes ciudades. Se podrían jugar hasta diez partidos en un día, comparados con los ocho que se juegan actualmente”, aseguró.

En este mismo sentido, Ratko Rudic se mostró tajante a la hora de darle una vuelta de tuerca al formato de competiciones. Por eso, comentó que los sistemas de competición FINA deberían ser revisados en todos los niveles. Animó también a las federaciones nacionales a entrar en clasificación continental y que los programas de desarrollo deberían aplicarse para atraer a los más jóvenes.



twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.