full screen background image
Search

Alberto Barroso quiere poner la guinda al pastel en Budapest

2017

Muchos son los que desde el principio apostaron por Alberto Barroso. Su incipiente evolución le ha permitido ganarse con creces un puesto en la selección española. Él junto a otros nombres como Álvaro Granados, Pepe Motos, Miguel del Toro y Víctor Gutiérrez es centro de imputación del denominado proceso de regeneración que David Martín ha llevado a cabo en la selección española con su llegada. Estas caras nuevas -junto a otras muchas que se quedaron en el camino- son la gran esperanza española de cara al futuro del equipo nacional.

“Mi paso por el Acquachiara me ha ayudado a crecer como jugador y sobre todo como persona; creo que a día de hoy soy mejor deportista”

Alberto, particularmente, ha apostado de lleno por su carrera profesional sin miedo a nada ni nadie. Después de consolidarse como uno de los grandes referentes del Real Canoe NC -el equipo de su vida- tomó la siempre difícil decisión de probar fortuna en otro país y en otra competición. Una vez recibió la oferta del Carpisa Yamamay Acquachiara, no dudó en ponerse a las órdenes de Pino Porzio. La idea era ganar personalidad, peso pero sobretodo polivalencia. En este año en Italia, el deportista madrileño ha sabido adaptarse a un rol diferente al que venía asumiendo en Madrid. Un rol que ha pasado por ocupar posiciones menos ofensivas y un trabajo más de equipo. Al fin y al cabo esta etapa en una de las mejores Ligas de Europa le ha permitido madurar y crecer como deportista. Probablemente su paso por Nápoles ha ayudado mucho a desequilibrar la balanza a su favor.

Una etapa para madurar

“Ha sido una de las experiencias mas increíbles que he vivido a nivel deportivo y profesional”, reconoce horas antes de partir hacia Budapest Barroso, quien en declaraciones a WATERPOLISTA.com reconoce que la Liga tiene “muchísimo nivel, en la que cada fin de semana luchar con jugadores de enorme calidad”. Además avisa que a día de hoy no descarta volver a jugar algún día en Italia. Sin embargo, tiene la mente puesta ya en su próximo reto: el CN Sant Andreu. El madrileño regresa a la Liga española.

“Esto es  lo que siempre he querido desde pequeño, estar en la selección española defendiendo los colores de mi país”

Una de las razones que le ha traído de nuevo a la División de Honor ha sido el “buen proyecto deportivo que Dani Ballart está construyendo”. “El Club ha invertido en jugadores jóvenes, con ganas de trabajar y dar la cara, más allá de que hay un incentivo muy importante: si el equipo se clasifica, se ira a Europa el año que viene”, adelanta el que saliera de la cantera del Ondarreta Alcorcón antes de recalar en el Canoe.

Por último desvela las sensaciones que tiene horas antes de jugar su primer partido en un Campoenato de estas características: “Personalmente estoy ansioso de que empiece el Mundial, somos un grupo muy unido, con mucha complicidad y con las ideas muy claras en el que cada uno de los jugadores luchamos por un objetivo común”. Al fin y al cabo es lo que siempre ha querido desde pequeño, “estar en la selección Española defendiendo los colores de mi país”.

twitter-bird@etoster




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *