full screen background image
Search

Un tailandés más por Bangkok

958

Como Pedro por su casa. Así se siente Alfonso Merino desde que el pasado mes de agosto puso rombo a un mundo desconocido. Por delante, uno de los retos más importantes que ha emprendido desde que es entrenador de waterpolo: liderar un ambicioso proyecto en Tailandia al frente del equipo nacional masculino del país. Una experiencia que en palabras del propio técnico navarro es “única”.

“Conforme pasaban los días era todo mucho más fácil”, reconoce Merino, el cual las primeras semanas sufrió un gran impacto ante el cambio de ciudad, cultura, comida e idioma. Sin embargo, la adaptación ha sido positiva. “A día de hoy estamos bien asentados haciendo vida normal habiendo cambiado muchos hábitos que teníamos en Pamplona. Hemos tenido días difíciles pero la sensación ahora es que aquí se vive muy a gusto. Hacemos cosas que en España ni se nos ocurriría como ir cuatro en una mota. Sinceramente, nos hemos olvidado de muchas preocupaciones del día a día que si teníamos en España”, explica con total franqueza.

UN PECULIAR CAMPEONATO

Durante estos más de cuatro meses, Alfonso ha cumplido una función clave, la de preparar a la selección para los Asian Beach. “La mayoría de las cosas ya estaban hechas antes de mi llegada”, puntualiza. No obstante, debido a su importante experiencia en el WP 98 02 también se ha encargado de poner su granito de arena para que la selección femenina llegara a punto al Campeonato asiático que se disputa estos días en Japón. A todo esto se suma el incipiente acento para con las categorías inferiores. “Hace unas semanas empezamos a realizar concentración a nivel nacional con jugadores juveniles y cadetes”, apostilla.

El próximo gran reto son los Sea Games que son una especie de Juegos del sudeste asiático; a partir del 3 de enero empezamos a trabajar

Con todo esto, la primera gran cita del año fue los Asian Beach, una competición fuera de lo convencional, puesto que se jugaba en la playa en un campo de 15X10, tres jugadores más un portero y una serie de reglas adaptadas a éste juego. “Particularmente no me gusta mucho pero, eso si, fue divertido y pasamos unos buenos días en Vietnam haciendo grupo”, añade. Tras una igualada competición acabaron en quinto lugar.

¿Cuál es su siguiente reto? Los Sea Games (Juegos del sudeste asiático) están a la vuelta de la esquina y para ello “haremos una nueva selección”. “Vamos a hacer una convocatoria de treinta jugadores con los que empezaremos el próximo 3 de enero. En febrero reduciremos el número a dieciocho con los que entrenaremos en concentración permanente todos los días hasta agosto, fecha en la que saldrá la lista definitiva de trece”, concluye.

twitter-bird@etoster




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *