full screen background image
Search

Ana Copado, la portera desmelenada a la que le aburría nadar

2560

A sus 37 años, Ana Copado tomó la siempre difícil decisión de colgar el gorro para “priorizar en otras cosas de la vida”, y tras haber ganado a lo largo de su dilatada trayectoria una histórica medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres 2012. La portera catalana que mantuvo una estrecha relación con el CN Terrassa fue una de las piezas claves que llevó a cabo Miki Oca al frente del equipo nacional. Tras confirmar su retirada, Copado atendió a WATERPOLISTA.com donde desveló, entre otras cosas, los momentos más dulces de su carrera.

– ¿Qué te ha llevado a tomar la decisión?
“Seguía disfrutando muchísimo del waterpolo y la competición, pero en momentos puntuales durante la temporada, desde hace un tiempo iba viendo que me costaba más el ir a entrenar cada día después del trabajo, que quizás me apetecía hacer otras cosas en lugar de ir a entrenar, y esas sensaciones hacen que ronde la idea de que ha llegado la hora de parar”.

– ¿Cómo se toma una decisión de tales características?
“Pues con mucha pena, me ha costado años decidirme, me fui haciendo poco a poco a la idea que se acercaba el momento para que fuera menos traumático y dejarlo en el momento que lo viera claro, aun así, es toda una vida dentro de la piscina y dejarla es la decisión más difícil que he tomado nunca. Ahora estoy tranquila y segura de la decisión, pero no ha sido fácil”.

– ¿Qué valoración haces de tu trayectoria?
“Muy positiva, estoy feliz de haber tenido una carrera deportiva tan larga, lo que me llevo es lo muchísimo que he disfrutado, los valores que el deporte me ha inculcado y toda la gente que he podido conocer”.

– ¿Con que edad, como y porqué decidiste sumergirte en este deporte?
“Empecé a los 14, tarde si lo comparamos con las edades a las que se empieza ahora. Mis hermanos mayores ya jugaban a waterpolo en el Club Natació Rubí cuando yo aprendía a nadar, así que me tocó vivirlo desde peque. Fui nadadora (malísima por cierto) hasta que montamos un equipo femenino”.

– ¿Y porqué portera?
“¿Sinceramente? Porque no quería nadar, me aburría y era malísima. Cuando montamos el equipo nuestro espacio al principio eran los sábados a las 8h mañana, el primer entreno pregunto el entrenador quien se ponía ese día de portera y me ofrecí porque nadar a esa hora…. Y fue automático, nunca más la dejé, la sensación de parar un balón es brutal, los porter@s me entenderán”.

-Se puede decir que tu eras una de las ultimas jugadoras en activo de una de las primeras generaciones de la selección, ¿no?
“No lo creo, antes de mi generación hubo más selección, mujeres que se dejaron la piel en el agua, sin los recursos que hay hoy pero con la misma ilusión y sueños, yo tuve la suerte de aprender de muchas de ellas, son parte de nuestra historia y no debe olvidarse”.

– ¿Qué recuerdas de aquel entonces?
“Recuerdo mi primera convocatoria, era la única que no jugaba en división de honor y no conocía a nadie y ellas evidentemente a mi tampoco. Recuerdo llegar al montju y que la 1ª portera de aquel entonces, Montse Jasse, preguntara: “quien es Ana Copado?”, me hice pequeñita al levantar la mano y decir “yo”, no podía creer que estuviera rodeada de aquellas cracks. Me puse en “modo esponja” para aprender de ellas, aunque el primer día de entreno pensé: no duro ni dos semanas con este ritmo”.

– ¿Cómo crees que ha sido posible llegar hasta aquí?
“Pues con muchísimo trabajo y sacrificio, por mucho talento que tenga un equipo, sin trabajo no se llega a ningún sitio”.

– ¿Cuál es el recuerdo mas notorio que tienes de Londres 2012?
“Viví los JJOO con mucha intensidad, sabía que eran los únicos para mi y lo que había costado, así que no desperdicié ni un momento. Pero evidentemente el momento de subir al podio cogidas de la mano fue increíble”.

– ¿Qué será de Ana Copado a partir de ahora?
“Pues de momento digerir mi decisión y descubrir que hay mas vida fuera de la piscina. Ahora aprovechar el verano para probar otros deportes y buscarme nuevas aficiones. Quieta no voy a estar seguro”.

– ¿De que formas guardarás una vinculación con el waterpolo?
“No lo sé, de momento como aficionada, quizás siga jugando a nivel master, por las piscinas nos veremos seguro”.

twitter-bird@etoster
FOTO: L’ESPORTIU




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *