full screen background image
Search

Dragan Matutinovic: “Trabajando como entonces, España lucharía por el oro”

3370

Dragan Matutinovic es el actual seleccionador croata femenino (posa en esta foto con algunas jugadoras) con el que espera estar en los Juegos Olímpicos de Tokyo 2020 / NIKOLA VILIC

El nombre Dragan Matutinovic continúa retumbando en las cabezas de quienes pasaron por sus manos. No es fácil olvidar los controvertidos métodos que puso en práctica el técnico yugoslavo durante su etapa al frente de la selección española. Llegó en 1990 (bajo la presidencia en la RFEN de Joaquim Pujol) para coger el testigo de Toni Esteller y con un objetivo entre ceja y ceja: construir un equipo que fuera capaz de alcanzar el oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona 92. Para ello rompió con los moldes y llevó a cabo una serie de métodos en los que llegó a imperar la ley del más fuerte. Diez kilómetros de carrera en pendiente y diez mil metros de intensa natación, acompañadas de exigentes sesiones en el gimnasio junto a otros ejercicios complementarios como un partido de fútbol de noventa minutos. Y todo esto en tensas sesiones diarias de ocho horas. Este inhumano esfuerzo valió la medalla de plata tras una derrota agónica final ante Italia en la Picornell, recordada por muchos como el mejor partido de la historia de nuestro deporte. Un año después la cuerda no fue capaz de aguantar las presiones que supuso su yugo al frente del equipo nacional. Matutinovic fue despedido. Su relación con directivos, resto del staff técnico y sobretodo jugadores se acabó por romper en el Europeo de Sheffield, cuando tras agredir a un árbitro fue sancionado con 12 partidos. Esto terminó con Matutinovic que acabó marchándose por la puerta de atrás con sus muchos detractores pero también con alguno que otro palmero. Ahora, a sus 35 años (y las mismas canas en el pelo) continúa ligado al waterpolo por medio de la selección femenina croata. Cuando se cumple hoy 25 años de la final olímpica de Barcelona, Matutinovic concede una entrevista a WATERPOLISTA.com para hacer balance de su trayectoria en nuestra país.

– Tras todos estos años en los banquillos, ¿qué valoración haces de tu trayectoria personal?

“Creo que he tenido una gran carrera de entrenador llena de grades éxitos. Soy unos de los pocos que han conseguido trabajar 35 años consecutivos logrando ganar las principales competiciones al más alto nivel. Además de ser entrenador de hasta seis selecciones mundiales diferentes”.

– ¿Y de tu etapa como jugador?
“Como jugador he tenido una buena carrera, pero no tan exitosa como la de entrenador. Llegué a ser convocado con la selección de Yugoslavia en veinte ocasiones”.

– ¿Que recuerdos guardas de tu etapa en España?
“En España he pasado doce maravillosos años consiguiendo muchos éxitos al entrenador a clubes como CN Montjuic y CN Atlétic Barceloneta, además de la selección española. Los años con el equipo nacional son inolvidables porque conseguimos entrar en el grupo de la élite mundial. En todas las competiciones conseguimos una medalla”.

– ¿Cómo era el waterpolo español de aquella época?
“Antes de mi llegada el waterpolo en los clubes de España era un poco flojo entrenando tan sólo vez al día. Con mi llegada empezamos a entrenar como entrenaban todas las mejores selecciones como Yugoslavia, Hungría, Italia y Rusia”.

“Uno de los jugadores que puedo destacar de aquella época es Manel Estiarte quien seria el mejor jugador del mundo a día de hoy”

– ¿En qué se diferencia con el de ahora?
“Ahora se entrena mucho más serio. Todos los equipos entrenan dos veces al día con mucha más intensidad”.

– ¿Qué les faltó para conseguir el oro en Barcelona 92?
“En mi opinión conseguimos un gran resultado que nadie se lo creía antes de mi llegada como seleccionador. En dos años, desde el año 1990 fuimos subcampeones del mundo y de Europa. Para conseguir el oro nos faltó mayor experiencia de los jugadores (la media de edad era de 24 años) pero también nos faltó un poco de suerte en los momentos claves del partido”.

– ¿Crees que en aquella época se te criticó sin razón?
“En aquella época no recibía críticas porque fuimos la única selección del mundo que consiguió entrar desde el séptimo u octavo puesto a la lucha por las medallas. Solo hay que ver donde estaba la selección española antes de mi llegada. Las criticas llegaron veinte años después”.

– ¿Por qué no seguiste siendo seleccionador español?
“Simplemente con la salida del presidente de la comisión de waterpolo y la llegada de Luis Bestit estaba claro que no seguiría porque el era amigo de Joan Jane. Con Pujol tenía una gran colaboración y sin él no seria posible conseguir lo que conseguimos”.

“La única verdad es que el trabajo que hicimos era duro pero a los jugadores nunca les he faltado al respeto”

– ¿De todos los equipos por los que has pasado donde guardas un mejor recuerdo?
“Es difícil de decir pero entre los mejores puedo destacar los años que estuve en Mornar Split que ganamos la Recopa de Europa, también los años con la selección española consiguiendo cinco medallas en cinco competiciones y los años en POSK Split ganando la Liga, la copa, así como la Champions League”.

– Muchos son los que han valorado en estos años tus métodos de entrenamientos, ¿como los calificarías tú?
“Puedo decir que no existen mis métodos. Esos métodos son los mismos que se usaban y todavía se usan en todos los países de élite como Croacia, Serbia, Hungría, Italia, Montenegro y Grecia. Esto significa entrenar dos veces al día y varias horas, junto con orden, mucha disciplina y mucho trabajo. No hay otro secreto para conseguir estar entre los mejores del mundo. Creo que trabajando así y con mucha más entrega e ilusión, España podría estar otra vez muy pronto en la lucha por las medallas porque la calidad existe sobre todo en los jóvenes”.

– ¿Que opinión te dan aquellos que lo criticaban?
“Creo que las críticas son normales y buenas. Al decir verdad me gustan las críticas pero solo cuando las criticas están basadas en hechos reales y no mentiras. Una de las mentiras que he oído es la de Chava Gomez que dice que les faltaba al respeto a los jugadores y eso no es verdad. La única verdad es que el trabajo que hicimos era duro pero a los jugadores nunca les he faltado al respeto. Estas mentiras me han hecho bastante daño. También tengo que añadir que he trabajado en más de diez países y nunca he tenido problemas de este tipo. Esto es muy fácil de comprobar”.

“Rafa Aguilar y yo trabajando juntos de nuevo seríamos capaces de lograr que España esté entre los cuatros mejores países del Mundo”

– ¿Crees que a día de hoy esos métodos funcionarían?
“Creo que trabajando como trabajamos entonces, España podría estar en la lucha por las medallas. España tiene muchísima calidad. La calidad que tenía en la época de los 90 la tiene ahora también”.

– ¿Se pueden comparar las actuales selecciones deCroacia, Serbia o Hungría con la España o Italia de aquel entonces?
“En mi opinión España e Italia ahora estarían en la lucha por el oro. Las dos selecciones tenían una calidad enorme. Muchos de los jugadores de entonces serían los mejores Uno de los jugadores que puedo destacar es Manel Estiarte quien seria el mejor jugador del mundo a día de hoy”.

– ¿Te gustaría volver a entrenar en España?
“Claro que si. Creo que sólo hay dos personas que pueden (trabajando juntos) conseguir que España esté otra vez entre los cuatro mejores países del mundo en dos años. Esas dos personas son Rafa Aguilar como español que conoce la mentalidad española y Dragan Matutinovic que ya lo he hecho una vez. Estoy seguro que lo conseguiríamos juntos otra vez”.

twitter-bird@etoster




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *