full screen background image
Search

El CN Sabadell, a la caza del Catania

855

Treinta años después de la primera Final Four europea en el waterpolo femenino, dos equipos españoles tienen la oportunidad de pelear el trofeo por primera vez en la historia. En esta final a cuatro de la ahora llamada Euro League, el CN Mataró y el CN Sabadell podrían llegar incluso a disputar una final nunca antes vista en el continente. Así mientras las mataronenses nunca han levantado el trofeo de campeonas de Europa, las de Nani Guiu buscarán su quinto entorchado para acercarse lo máximo posible al campeón de campeones. Pero, ¿qué más campeones tiene la Copa de Europa femenina?

Antes de que el club del Vallés irrumpiese en la nueva década como un tirano del waterpolo europeo, ya habíamos vivido ejemplos de claros dominadores de la disciplina. Cuando se estrena la competición en 1987 bajo la denominación de LEN European Cup, los clubes neerlandeses tenían la costumbre de pasearse en la competición año tras año. Tanto es así que en las nueve primeras ediciones, hasta la de 1996 incluida, siete victorias fueron de equipos de los Países Bajos, concretamente tres del Donk Gouda, que abrió el palmarés, tres del Nereus y una del Brandenburg. Las otras dos fueron para el Szentes húngaro, y para el Orizzonte Catania, que conseguiría su primer campeonato de los ocho de los que presume, en 1994.

Dobla en títulos a su inmediato perseguidor

El conjunto de la ciudad al este de Sicilia ejerce como absoluto líder de esta competición, doblando en títulos a su inmediato perseguidor. Tras la del 94, repitieron en el 98 para ganar sus otras seis entre 2001 y 2008, donde no tuvieron rival alguno. A la vez que el Catania se paseaba por Europa, la selección italiana consigue el oro olímpico de Atenas 2004, así como dos campeonatos del mundo en 1998 y 2001, y los europeos de 1995, 1997, 1999 y 2003. Fue la primera edad de oro del waterpolo italiano femenino, que parece vivir ahora su segunda a la sombra de Estados Unidos. Al margen de los títulos, el conjunto italiano ha perdido además cuatro finales, una de ellas ante el Sabadell en 2011 cuando las catalanas estrenaron el palmarés.

Tras las sicilianas, el Sabadell, el Gouda y el Nereus, son tres los equipos que cuentan con dos títulos. El actualmente SKIF Izmailovo y por entonces SKIF de Moscú, los logró en 1997 y 1999, cuando imperaba en el waterpolo ruso consiguiendo en la época cuatro ligas nacionales y un LEN Trophy. Los otros dos equipos son griegos. El Glyfada que cuenta con ocho ligas helenas, ganó la Copa de Europa en el 2000 y el 2003, la segunda de ellas al SKIF moscovita que además de esa perdió otras dos anteriormente. El Vouliagmeni sucedió al Glyfada como club de referencia en Grecia, aunque realmente estamos ante el gran equipo griego del waterpolo femenino con 11 ligas desde 1991 hasta 2012. Sus dos títulos a finales de la primera década del milenio, coinciden con la gran generación griega que ganó el título mundial en Shanghai en 2011. En Grecia ahora es Olympiacos quien no encuentra rival por el título doméstico y el que ha representado al país heleno en las tres últimas Final Four. Aquel Vouliagmeni además de sus dos títulos perdió otras tres finales como el SKIF, una de ellas ante el Sabadell en 2014. Olympiacos tiene el honor de ser el equipo que acabó con una de las rachas más devastadoras de la historia del deporte. Es el culpable de la única derrota del Sabadell en una final europea, lo hizo en un duelo a cara de perro que finalizó 10-9 y que acabó con una racha de las catalanas de 96 victorias seguidas, 115 partidos y 1.144 días sin conocer la derrota. Su única Copa de Europa por tanto tiene un valor incalculable si nos atenemos al rival.

A partir de Londres 2012 empezó el éxito español

Con el auge de la mejor generación de la historia, llegó el turno para España. Gran porcentaje del equipo nacional que fue plata en Londres 2012 y oro en Barcelona 2013, por nombrar alguno de tantos méritos, pertenecía y lo sigue haciendo al Club Natació Sabadell, el equipo que ha levantado cuatro de las últimas seis copas y que continúa a día de hoy siendo el rival a batir en Europa. Mención especial merece el Kinef Kirishi ruso, que lleva desde 2005 jugando la Final Four de Euroliga, excepto en 2008 y 2014. Ha perdido las cinco finales que ha jugado, tres de ellas consecutivas antes equipos italianos entre 2005 y 2007. Su malogrado palmarés lo completan cuatro terceros puestos.

La Fiorentina y el Pro Recco italianos completan el palmarés de la competición con un título cada uno. Italia, Grecia, Rusia, Hungría, España y Países Bajos son los seis países europeos que pueden presumir de tener al menos una Copa de Europa. En cuanto a la participación española en el torneo, fue el Mediterrani el primer club español en disputar una final a cuatro en 1997, cayendo en el partido por el bronce ante el Orizzonte Catania. Hasta que el Sabadell apareció en 2011 ningún otro club español había logrado meterse en la élite del waterpolo continental. Este año, el Mataró será el tercero en pelear por el mayor título de clubes tras ganar la LEN Trophy en la pasada campaña. La edad dorada del waterpolo femenino español es presente.

twitter-bird@agustiniglesia




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *