full screen background image
Search

El CW Pontevedra, sinónimo de constancia

1970

El camino no ha sido nada fácil. Más bien, todo lo contrario. El CW Pontevedra se ha convertido en todo un referente en cuanto al trabajo de cantera más allá de las fronteras gallegas desde su nacimiento en el año 1998, cuando un grupo de entusiastas amantes del waterpolo quisieron apostar por la promoción y difusión de un deporte antes desconocido en la ciudad (en la provincia ya existía el RCN Vigo) por medio de la creación de una sección de waterpolo dentro del CN Pontevedra. Años más tarde, concretamente en 2010 se fusionaron con el CN Galaico hasta que en 2016 y sin previo aviso les echaron, dando lugar al actual Waterpolo Pontevedra como tal. En este tiempo pasaron de ser 15 deportistas a superar la friolera cifra de 100 deportistas a pesar de que en los últimos años han recibido el azote de numerosas adversidades.

LA CANTERA, PRINCIPAL OBJETIVO

“Desde el principio nuestro proyecto se ha basado en la cantera, pero desde el año 2004 hemos hecho una mayor apuesta por medio de la creación de la escuela de waterpolo”, reconoce el Director Deportivo del Pontevedra, Javi Sáa, el cual recuerda con orgullo como el portero, ahora del equipo absoluto, Pablo Seoane fue uno de los que salió de esos inicios. Y es que se consideran un club humilde que a base de muchos palos recibidos a lo largo de los últimos años han madurado bajo un ideario que siempre han querido inculcar a sus chavales: “Los valores del deporte los consideramos imprescindibles y los intentamos inculcar a pesar de que por desgracia cada vez sean más escasos en nuestra sociedad. Esfuerzo para conseguir resultados, respecto hacia los demás (compañeros y adversarios) y aprender a valorar lo que tienen”, explica el técnico.

Estas premisas han sido estandarte del equipo, el cual se ha visto perjudicado por problemas extradeportivos que han afectado a la profesión del club. “Al centrarnos más en buscar dónde entrenar, nos obligó a dejar de lado, por el momento, la captación. Ahora estamos pagando la escasez de jugadores en algunas categorías”, apunta con tristeza Sáa, quien reconoce sentirse orgulloso del enorme crecimiento del número de niñas que vienen a jugar a waterpolo.

Nosotros solo contamos con jugadores de la casa y por desgracia muchos lo dejan en la edad idónea para tener un buen rendimiento

Y es que como bien se ha comprobado, la trayectoria del Pontevedra ha estado marcada por la dificultad, puesto que como bien confiesa en WATERPOLISTA.com su Director Deportivo “desde los inicios nos pusieron muchas piedras en el camino gente a la que no le interesa que crezca el waterpolo en Pontevedra”. Sin embargo, ellos nunca tiraron la toalla. Cada piedra la utilizaron para hacerse más fuertes y valorar mejor lo que tienen. Por todo ello no paran de realizar múltiples iniciativas que ayuden a promocionar la actividad: “nuestra filosofía es llegar al mayor número posible de personas. En una ciudad donde este deporte no tiene tradición, hay que esforzarse más para hacerse ver. Además de organizar un campus todos los años, vamos a los colegios de la ciudad a dar a conocer el waterpolo con una charla amena, haciendo incluso ejemplos prácticos en seco. Sin embargo, nuestra iniciativa estrella fue el ‘waterpolo na rúa (en la calle)’, donde montamos una piscina hinchable con una portería con agujeros para que los niños y niñas practicasen lanzamientos en una plaza del centro de la ciudad. Si no vienen a ver el waterpolo, nosotros lo llevamos a la calle”.

Este tipo de inspiradoras iniciativas han hecho, entre otras cosas, que se el CWP se convierta en referente en Galicia tras ser durante muchos años el Club con mayor número de licencias, menos esta temporadas. “Hemos sido el que más títulos autonómicos ha ganado y el que más participa en más Campeonatos de España”. Sin ir más lejos, la pasada campaña estuvieron presentes hasta en cuatro Campeonatos de categorías diferentes. “Un hecho extraordinario para nuestra proyección”, apostilla.

EL ASCENSO DE CATEGORÍA

El principal objetivo de muchos clubes, más allá de su lógico crecimiento es la categoría nacional. ¿Quién no sueña con jugar una Liga con los mejores equipos del país? No obstante, en palabras de Javi Sáa ésto es algo “muy complicado”. “Para conseguir el ascenso deben darse varios factores a la vez: mantener un buen grupo de absolutos para entrenar y ser competitivos (pero cada año hay bajas por irse a estudiar fuera o empezar a trabajar); poder hacer una buena preparación con partidos y torneos contra equipos de fuera de Galicia (aquí siempre jugamos contra los mismos); y suerte en el sorteo de la fase de ascenso. Nosotros solo contamos con jugadores de la casa y por desgracia muchos lo dejan en la edad idónea para tener un buen rendimiento. La verdad es que hace tres o cuatro años estaba convencido, pero a día de hoy lo veo más complicado por cómo transcurrieron los últimos años y las dificultades que tenemos (cada vez más) para poder subsistir. Pero aún así no dejaremos de intentarlo nunca”, concluye.

twitter-bird@etoster




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *