}); El lado más personal de Marta Recio | WATERPOLISTA.com El lado más personal de Marta Recio | WATERPOLISTA.com full screen background image
Search

El lado más personal de Marta Recio

1104

Marta Recio nació en Barcelona en septiembre de 1987. Se inició como nadadora en el Club Natació Atlètic Barceloneta y como jugadora de waterpolo en el Club Esportiu Mediterrani. Entre los años 2007-2009 jugó con el Mediterrani la Copa de la Reina tres veces, el Junior femenino y 4 veces la Liga de División de Honor. En el año 2009 pasó al Club Natació Sabadell Astropool, con el que ganó 4 veces la División de Honor, 3 veces la Copa de La Reina y 3 veces la Supercopa de España. Con el Club Natació Sant Andreu, entre los años 2013 y 2016 jugó la División de Honor 4 veces, 3 veces la Supercopa de la Reina y la Supercopa. En el año 2016, al no llegar a un entendimiento con el CN Sant Andreu pasó a ser jugadora del Club Natació Terrassa con el que ha jugado la División de Honor. Ha sido 11 veces internacional con la selección estatal de ligas Mundiales. Ahora en tierras australianas Recio atendió a la revista Time Out – Sports, donde habló de su carrera deportiva.

– Cuando entraste en el CAR fue cuando empezaste con la selección…
“Si, entrar en el CAR ya te hace estar entre las mejores. Así que cuando entré en el CAR empecé con la selección, tanto de categorías como absoluta”.

¿Qué te motivó o que te llevó a tomar la decisión de jugar a waterpolo?
“La natación era un poco aburrida. Eso de ir de pared a pared era aburrido y hablando con Xus Martín, entrenador en el Barceloneta del 1r equipo masculino, fue el que me dio ese empujón para irme. En ese momento el Mediterrani era el mejor club que había, así que me fui para allí y hasta ahora”.

– Marta, ¿cómo te defines?

“Soy una persona con mucho carácter, que me ha hecho ‘jugadillas’ un poco malas, pero no lo cambio por nada. Me gusta ser así. Muy Marta Recio. Soy muy transparente, se me ve venir rápido, no engaño”.

– Llevas prácticamente toda tu vida dedicada al waterpolo, ¿qué ha supuesto para ti? ¿Qué te ha aportado este deporte?

“Interesante pregunta. Creo que en general todo el deporte, cuando ya te dedicas profesionalmente ya sea waterpolo u otro deporte, te aporta lo mismo: disciplina, saber jugar en equipo, motivación, que todo sacrificio tiene su recompensa y esto también lo pasas a tu vida real. A los estudios, a saber organizarte mejor. Quizá a no tirar por un camino, y hablo en mi caso, de malas compañías. Estoy muy agradecida al deporte”.

– ¿Cómo has compaginado tu vida personal con esta importante dedicación?
“Es difícil, porque le dedicas muchísimas horas y, cuando ves a tus amigos del cole que al salir se van a tomar algo, se van al cine, a pasear o comprar y tú tienes que decir ‘no, yo no puedo porque me voy a entrenar’, es difícil. Aunque yo entré en el CAR muy joven, llevaba muy poco tiempo jugando a waterpolo y fueron mis dos años de bachillerato. En el CAR todo el mundo comparte tu pasión, no por el waterpolo, pero sí su propia pasión que es el deporte. Entonces te sientes como todo el mundo, no te sientes especial como en un cole normal, que no lo entienden. Mi vida personal está relacionada con el mundo del waterpolo porque todas mis amigas y amigos, toda mi gente es de waterpolo. Es difícil tener una relación extradeportiva”.

– ¿Esto sería una de las grandes dificultades que te has encontrado?
“No, yo no le llamaría dificultades. Gente de la carrera me queda poca gente. Si alguien sigue es porque tiene que seguir, si no es porque no tenía que hacerlo y ya está. No lo veo como una dificultad”.

– Durante todo este tiempo habrás cosechado amistades importantes dentro de este deporte ¿Qué ha aportado a esas amistades, y que te han aportado a ti?
“Mis amistades están todas relacionadas con el mundo del waterpolo, por lo que nos aportamos experiencia, anécdotas… no creo que yo haya aportado nada, ni ellos me hayan aportado a mí, diferente. Ahora tengo un grupo de amigos del máster, que espero no perderlos porque me encantan, pero ha sido complicado. Soy bastante cerrada en esto, como digo yo antisocial, porque yo tengo mi grupo de amigos y me cuesta abrirme a la gente, pero con los del máster fue especial y espero que dure, dure y dure!

– ¿Estar tantas horas en el agua, puede influir en tu organismo? Hay mitos, suponemos que falsos, en los que se dice que estar tanto tiempo en el agua puede provocar reuma u otras alteraciones, ¿Qué hay de cierto en eso desde tu punto de vista como fisioterapeuta?

“Creo que mi madre me trajo al mundo dentro del agua, tengo 29 años y estoy sana y no me ha pasado nada, ni reuma precoz ni nada por el estilo. A ver todo el mundo habla de las típicas enfermedades, como hongos. He ido toda mi vida descalza y nunca me ha pasado nada. Tonterías todo”.

– ¿Quién ha sido para ti alguien especial, con quien encuentras apoyo en los duros momentos?
“Las dos personas que más quiero en este mundo son Maica y Eli (Mayca Garcia y Eli Gazulla) También tuve muy buena relación también con Helena Lloret, pero por situaciones de la vida nos hemos ido distanciando un poquito y, ahora aquí en el Terrassa, mi gran apoyo y espero que sea para siempre es Raquel Roldan. Espero que no me fallen nunca ninguna de las que he nombrado”.

– Cuando acabas un partido, sea cual sea el resultado, ¿haces reflexión de todo lo acontecido?
“Sí. Es que yo soy muy autocritica. Si se falla es porque yo lo he hecho mal, si se pierde es porque yo no he dado más. Me fustigo mucho la verdad”.

– ¿Cómo te afecta una victoria o una derrota?

“Soy muy extremista, en mi vida personal y en mi vida deportiva. Una victoria puede ser explosión máxima de felicidad y una derrota puede ser… un puente y nos tiramos todos del puente. Pero soy así, blanco y negro, no tengo escala de grises. Me han hecho así”.

– Como hemos dicho, entrenar y practicar este deporte supone pasar muchas horas en el agua, el cloro de las piscinas ¿puede afectar a la piel, al cabello, tú te cuidas en este sentido?
“En todos los clubes que he ido me llaman como “la cremitas”, porque tengo mi crema de la cara, mi crema del cuerpo, mi spray corporal para no oler a cloro. Tengo un champú especial, el acondicionador, la mascarilla. Soy bastante especial en eso. Pero sí que es cierto que el cloro, cuando hay problemas en los mecanismos de salida y hay unos niveles muy altos, hablando mal es muy jodido, porque tienes muchísimo dolor en los ojos, la piel te pica, te duchas y te has puesto crema y te has vuelto a poner crema y te sigue picando, es bastante incómodo. Pero bueno… gajes del oficio”.

– A parte de los entrenamientos en agua, ¿haces algo más para ejercitar tu cuerpo?
“Sí. También tenemos nuestras horas fuera del agua, yo en este caso aquí en el Terrassa entreno con los chicos del primer equipo masculino y hacemos sesiones de pesas y de CrossFit. Las movidas que considera Didac que es el entrenador. Con Xavi por las tardes también hacemos también sus entrenos. Compaginamos seco con agua”.

– ¿Entrenáis mañana y tarde?
“Hacemos mañana y tarde la americana (Sierra) y yo por tener más disponibilidad. Hay muchas jugadores jóvenes que están en el cole y no pueden venir a entrenar por la mañana. Por las mañanas solo venimos la Sierra que es la americana, algunas veces viene Vicky y yo”.

– Eres fisioterapeuta, ¿practicas tu profesión?
“Sí. Soy fisioterapeuta del CN Atlètic Barceloneta y hará dos años en enero lo que pasa que estaré en Australia. Acabé la carrera en 2014 y tuve la suerte de que me ofrecieran este proyecto justo al acabarla, ósea me cayó del cielo y no lo desaproveché. Estoy súper contenta. Tengo unos jefes que valen millones. Estoy haciendo readaptación física, que es a lo que me quiero dedicar; el máster que hice es sobre Fisioterapia del Deporte y Readaptación a la Actividad Física y toco muchas readaptaciones, ya sea dentro del agua y fuera, así que no me puedo quejar”.

– Pero ahora estás en Australia, ¿haces un stand by?

“Bueno a ver. Irse de esta manera conlleva que pueda perder el trabajo. Porque no quiero que ellos estén pendientes de cuando vuelvo, si vuelvo de que día, y así se lo he dicho a ellos. Me arriesgo a perderlo, pero no se me van a caer los anillos, que quieta no voy a estar”.

– ¿Cómo llegaste a tomas esa decisión?

“Bueno, no llegue a un acuerdo con el Sant Andreu, acabé muy bien con el club, con Javi y con las jugadoras. Tengo cero negativo a decir. Pero no llegue a un acuerdo y vi que esta era mi oportunidad. No me ata nada aquí, mi familia obviamente, pero a ellos siempre les voy a tener. Pensé que era mi momento y sabía que mi compañera Anni Espar también iba… pues me dije: “si me voy, me voy a lo grande” a la otra punta del mundo”.

– ¿Qué significa para ti? ¿Qué esperas de este nuevo reto, que objetivos tienes?

“Crecer, crecer mucho personalmente, tener tiempo de escucharme, de saber quién soy y hacia donde quiero ir, porque aquí está mi casa, mi familia, amigos y es todo muy fácil. Allí va a ser más complicado porque voy a estar sola. Sí, voy con Anni, estaremos en la misma ciudad, pero voy a estar sola”.

– ¿El idioma es un hándicap?
“Creo que no. Porque este verano estuve en California y muy bien con el idioma. Tengo a Sierra, que es americana, en el equipo y yo hago de traductora de todos. Todos sabemos cómo es el inglés australiano, que es como si ahora cuatro de Sevilla se ponen a hablar súper rápido y no te enteras de nada, pues igual. Pero bueno, a eso voy también a aprender el idioma, a venir aquí y hablar el inglés perfecto. Ese es mi objetivo. Pero mi objetivo principal es crecer personalmente, conocer a la verdadera Marta Recio sola en el mundo. Crecer deportivamente también, aunque no es mi prioridad”.

– ¿Cómo te ves dentro de unos años?

“No tengo ni idea. Realmente hasta ahora yo he llevado una vida muy organizada, y ha llegado un punto en que mi lema es Carpe Diem. Voy a vivir la vida en el momento, lo que me salga y me apetezca. Primero soy yo, mi felicidad. Que suena egoísta, pero como no he sido así y me he llevado palos, ahora primero soy yo. Por lo tanto, no te puedo contestar a esta pregunta porque no tengo ni idea. Te podría decir lo típico: que si niños, que si físio, pero no lo sé”.

– ¿Te has planteado ser entrenadora algún día?
“Me lo ha dicho mucha gente. Me dicen “ojala fueras la entrenadora de mi hijo” porque tienes carácter, tienes ambición. Conocéis a Dani Ballart? Pues en su faceta de entrenador, yo creo que sería como él. Obviamente salvando las distancias de conocimientos, porque él es un crak. Tengo mucho temperamento y mucha energía, muchas veces lo hablamos Dani y yo, que somos como dos gotas de agua, pero en masculino y femenino, porque el también es blanco y negro. Nunca me lo he planteado seriamente, pero… no lo sé”.

twitter-bird@waterpolistacom
FOTO: JOSEP ARNAU (ATELIER PHOTO)




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *