full screen background image
Search

El legado de Toni Hernández

8121

“¡¡Tú no amagues Eugenio, para qué, tu haz lo que te de la puta gana, es que no se para que te digo nada!!”. Estas eran las palabras de Toni cuándo Eugenio de Grado no le hacía caso a la hora de chutar y después de varios tiros, amagaba y metía un golazo. Frases llenas de energía, ironía y sarcasmo como estas definían perfectamente el carácter del “Cholo del waterpolo” (como a él le gusta que le llamen dado su naturaleza colchonera), una persona extrovertida, carismática y por supuesto, amante del waterpolo. Pero por unos motivos o por otros todo se acaba, y después de 20 años en los banquillos y 9 en la Concha, Toni Hernández se retira (al menos temporalmente) de los banquillos.

Se va de las piscinas un aficionado al “waterpolo clásico” y a los “jugones”. Así le definían los que jugaron con él, como un waterpolista creativo, al que le gustaban las pirulas y el juego de antes. A pesar de todo, Toni siempre dijo que el mejor de la familia siempre había sido su hermano Jacobo. Toni dejó pronto su etapa de jugador y en la temporada 95/96 pasó a los banquillos de La Latina, donde tuvo a su cargo futuros grandes jugadores como el ya retirado Mario García, con el que guarda una muy buena relación hoy en día o Samuel Moreno, uno de los jugadores que le han marcado. Éstos son definidos por Toni como “dos jugones que ya apuntaban muy alto”. Tras esto, Hernández comienza su andadura por equipos femeninos, su especialidad. Compatibilizó las categorías femeninas de La Latina con el equipo absoluto, con el que consigue el ascenso a División de Honor en la temporada 99/00, año en el que además consigue el Subcampeonato de España Junior.

CON LA LATINA EN LA ÉLITE

A partir de esa temporada y hasta el año 2007 dirigiría al equipo femenino de La Latina en División de Honor consiguiendo llegar dos años a Playoffs en los que se lucha por la Liga. A pesar de estar inmerso en la categoría reina, Toni no descuidó las categorías y consiguió el bronce en el Campeonato de España Junior de Sant Feliú en el año 2004 y el subcampeonato de España Junior celebrado en Zaragoza al año siguiente. Sin embargo su mayor logro en categorías fue anterior, de la mano del equipo juvenil del año 2001, en el campeonato celebrado en Alcorcón. Allí las chicas de Toni consiguieron el oro lideradas por otra “jugona”, Beatriz Hernández (mejor jugadora del torneo), una de las waterpolistas que más le influyeron en su etapa en este club junto a Gema Flores y Astrid Álvarez.

Todo lo conseguido es un éxito y que todos los ascensos y medallas son muy importantes, todo ha costado mucho esfuerzo

El entonces míster de La Latina no sabía que años después conseguiría otro de sus grandes éxitos con el hermano de Bea, Borja, esta vez en la Concha. Bea se deshace en emotivas palabras cuando habla de Toni: Si me piden que hable de Toni, lo resumo en una frase: lo imposible. Después de estar en otro club un par de años, viendo los toros desde la barrera, Tony me dio la oportunidad de jugar con él, fue mi primer partido de titular. A partir de ese día, puedo decir que nació una gran amistad. Como entrenador y jugadora no siempre estábamos de acuerdo, pero él me dijo una gran frase: “Preocúpate el día que no te diga nada”. Ese día nunca llegó.

Todavía recuerdo su cara de felicidad cuando el equipo ganó el Campeonato de España Juvenil, se volvió loco! Después de mucho trabajo, mucha paciencia e infinita dedicación…lo habíamos conseguido! Fuimos las mejores, porque él, era el mejor. Ese mismo año me convocaron a nivel nacional, y pude jugar dos Campeonatos Europeos Juveniles y un Campeonato Mundial Junior. Si él no hubiera sido mi entrenador, no lo hubiera conseguido. Hablamos de hace unos 15 años, y lo más curioso, es que él no ha cambiado nada, sigue siendo la misma buena persona con un corazón de oro. Sólo me queda decir la gran influencia que ha ejercido sobre mí, a nivel deportivo y personal; me enseñó a luchar por todo lo que merece la pena. Por eso sé, que él conseguirá en su nueva batalla, lo imposible”. Toni afirma que los años que pasó en La Latina fueron de “continuo aprendizaje” y los describe como “claves en su formación como entrenador”.

Disfruté mucho con el cómo entrenador pero sobre todo como amigo, dicen quien fue jugador suyo

Después de salir de La Latina al finalizar la temporada 2006/2007 y pasando unos últimos años “faltos de ilusión”, fichó por la Concha. En este club es dónde Toni ha seguido forjando su leyenda y ha conseguido sus mayores éxitos a nivel absoluto. Toni ha dicho que “La Concha ha sido un lugar maravilloso donde he vuelto a disfrutar de ser entrenador de waterpolo, ilusión que perdí los últimos años en La Latina. Hay que ser justo y decir que en los dos clubes he sido muy feliz, pero dese luego la Concha me dio una estabilidad ya que es un club muy formal en los pagos y muy bien estructurado”

SU LLEGADA A LA ‘CONCHA’

Cuando Antonio llegó a la Concha el equipo femenino se encontraba recién descendido y con una gran crisis de juego y de compromiso dentro de las propias jugadoras. El entrenador colchonero hizo que las chicas recuperaran la ilusión, que bajaran a entrenar todo los días y que empezaran a ganar. Toni organizó un grupo muy competitivo y unido que tocó su techo en la temporada 2009/2010 cuando ganó la Liga de Primera División y el ascenso a la categoría reina del waterpolo femenino. Ésta fue la segunda liga de Toni en su palmarés tras la conseguida con La Latina y la primera en el club de Ciudad Lineal. A pesar de todo el equipo no consiguió mantener la categoría al año siguiente y se descendió de nuevo a Primera. Aquí finalizó su primera etapa en el club madrileño. Para la temporada siguiente y tras la retirada de Alberto Jiménez de los banquillos (entrenaba al equipo masculino) el club le dio la posibilidad de coger las riendas del equipo masculino y Toni aceptó el reto.

El que fuera entrenador del Concepción Lineal junto a Mario García del Canoe / V.K.

El que fuera entrenador del Concepción Lineal junto a Mario García del Canoe / V.K.

Aquí fue donde el entrenador madrileño consiguió algunos de sus mayores éxitos y dónde se encontró a grandes jugadores que le sorprendieron y que más influyeron en él. Entre ellos Álvaro Hernández o Eugenio de Grado otro de sus “jugones” nombrado en las primeras líneas, con el que a pesar de tener roces en ocasiones debido a fuerte carácter de antes, se profesan admiración mutua. Hoy Eugenio dice grandes palabras de Toni, afirmando que: “De Toni no esperes que te haga un entrenamiento cómo Ratko Rudic o que te traiga un nuevo método para hacer gimnasio totalmente adaptado al waterpolo. Pero si algo puedes esperar de él, es que siempre que necesites a alguien para hablar y que luche por ti hasta el último momento, ahí va a estar. Ese es Toni, y eso vale más que cualquier otra cosa, porque ante todo somos personas, y nadie como Toni sabe entender y darte esto”.

Mi admiración hacia él, es muy grande, por su carácter, su capacidad de trabajo, su inconformismo, su lucha por los suyos

Antonio hizo debutar a infinidad de jugadores jóvenes, como Jorge Ramos, Marcos Sánchez o David Alcón (entre muchos otros) que tuvieron su primera experiencia en ligas nacionales gracias a él. Tras finalizar en la tercera posición de la Primera División Masculina en su primera temporada (mejor resultado histórico del equipo), consiguió la Liga al año siguiente y el ascenso a División de Honor, un hito para éste club. Este año contó en sus filas con Borja Hernández uno de sus jugadores fetiche, que volvía al club para jugar su último año consiguiendo un resultado extraordinario.

HALAGOS DE SUS JUGADORES

Borja ha dicho en varias ocasiones que este año fue “el año de mi vida en waterpolo y en el que mejor me lo he pasado”. Además, cuando Borja habla de Toni, todo son halagos: “Disfruté mucho con el cómo entrenador pero sobre todo como amigo. Ha sido el año en el que más cerca estuve de él y le pude conocer cómo persona. Es el típico amigo que quieres tener para siempre porque sabes que si está el no falta nada más. Desde luego para mí ha significado mucho ese año por tener la suerte de conocerle mejor y darme cuenta en primera persona de cómo es un señor de los pies a la cabeza. Haría lo que hiciera falta por él”.  Aparte de éste gran éxito, esta temporada Toni llevó al equipo juvenil a las semifinales de un Campeonato de España por primera vez tras muchos años cayendo en fase de grupos, aunque se quedó sin el premio de la medalla ya que el equipo quedó en cuarta posición.

Al año siguiente el equipo masculino llegó a su tope consiguiendo la permanencia en la categoría reina del waterpolo español masculino. Esta temporada se fraguó con la victoria frente al Helios, primera (y hasta ahora única) de la Concha en la máxima categoría y la victoria en la promoción frente al Echeyde. Toni siempre ha dicho que “todo lo conseguido es un éxito y que todos los ascensos y medallas son muy importantes, todo ha costado mucho esfuerzo y sería injusto quedarse con algo”, aunque reconoce que la permanencia de éste año es “probablemente la victoria que más mérito ha tenido, por las enormes dificultades a las que nos enfrentamos”. Además éste éxito se juntó con el ascenso a DH femenina de las chicas de Astrid. Ambos entrenadores pusieron a la Concha en o más alto de su historia.

El 100% de jugadores y jugadoras que he entrenado me ven en una piscina y me vienen a dar un abrazo o un beso de cariño

La temporada fue realmente buena consiguiendo resultados muy meritorios frente a equipos profesionales y consiguiendo el reconocimiento de los principales equipos de la Liga. Marc Comas, entrenador del Medi y gran amigo de Toni, llegó a definir al equipo como “una de las revelaciones de la temporada” y también ha querido dedicar unas líneas al entrenador madrileño: “Toni y yo nos conocimos hace 3, 4 años por las piscinas, cuando el entrenaba a la Concha y subió a División de Honor. Yo soy un entrenador humilde, que llevo más de quince años entrenando a todas las categorías del mundo y que por suerte y circunstancias llegue al primer equipo del Medi. Yo siempre he tenido mucho respeto por el trabajo y sobre todo por la gente que a pesar de las muchísimas dificultades que existen, ama el waterpolo. He vivido en diferentes sitios y épocas muchas situaciones parecidas a las que él ha vivido, quizás por eso siempre hemos tenido tanta conexión. Creo que el trabajo que ha hecho es increíble, solo el que lo vive sabe lo duro que es. Mi admiración hacia él, es muy grande, por su carácter, su capacidad de trabajo, su inconformismo, su lucha por los suyos. Pero sobretodo porque es un amigo de verdad. De esos que dicen que encuentras pocos durante tu vida”.

LA AGRIDULCE DESPEDIDA

Desgraciadamente la andadura de Toni en el equipo masculino tuvo una despedida agridulce debido al descenso de la categoría reina al año siguiente y el fin de un ciclo. Toni acababa así su andadura con el equipo masculino con otra Liga y una permanencia en DH, siendo estos algunos de sus éxitos que más valora.  Tras su exitoso paso por el equipo masculino, Toni cogería las riendas del equipo femenino anunciando que sería su último año como entrenador de waterpolo. Además en este último año trabajó estrechamente con Ichi Pavón, la capitana (también en su último año), y que define a Toni “como un padre”.  Hernández se despidió de la manera que mejor sabe. Ganando su cuarta y última Liga y consiguiendo su último ascenso a la máxima categoría del waterpolo español. Llevando un equipo primordialmente de chicas jóvenes, se llevó su último gran título y terminó de forjar su legado.

Ahora Toni se encuentra luchando por el partido de su vida, un cáncer de pulmón que le diagnosticaron hace unos meses y que le impidió ir al que iba a ser su último Campeonato de España forzando su retirada antes de tiempo. Aún así Toni ha encontrado un hueco para atender a WATERPOLISTA.COM y repasar su carrera. Haciendo retrospectiva, afirma “arrepentirse de muchas decisiones que he tomado en las que me he tenido que bajar los pantalones con determinados jugadores para no desestabilizar el equipo y también de no haber podido ser más justo con muchos jugadores y jugadoras que lo merecían, porque digan lo que digan todos los entrenadores queremos ganar”. Aún así dice que al final con lo que se queda es “que el 100% de jugadores y jugadoras que he entrenado me ven en una piscina y me vienen a dar un abrazo o un beso de cariño y eso es más gratificante que cualquier título conseguido eso que quede claro”.

UN RETO QUE NOS UNE A TODOS

Además dice “haber conocido en la Concha a gente maravillosa que se implica en el club y con los que se puede contar para cualquier problema como por ejemplo Guti, el presidente o Agustin Clemente, Juan Carlos Ojeda o Paco Plaza, miembros de la junta directiva y por supuesto entrenadores como Sergio García (su sustituto en el primer equipo femenino) para mi un fenómeno y alguien que me ha ayudado mucho en momentos jodidos siempre con la verdad por delante aunque duela y eso me hizo mucho bien”. Ahora afirma que “tiene que mostrar la misma fortaleza que siempre ha pedido a sus jugadores y jugadoras”. Cuando le preguntas, su respuesta es “esto no va a poder conmigo” y muestra en ésta lucha la misma competitividad que ha tenido como entrenador. Aunque afirma que “Nunca podre descartar volver en un futuro”  lo ve “muy complicado” ya que ahora mismo solo piensa en “luchar contra esta enfermedad y no me planteo nada más”. Además opina que “sería muy raro volver  a verme sentado en un banquillo, creo que mi momento acabo y ahora me gustaría disfrutar como espectador”.

Toni se despide de nosotros con un último mensaje: “El año de mi retirada solo dar las gracias a este deporte me ha formado como persona en todos los niveles nunca podre agradecerle todo lo que ha hecho por mí. Gracias a todos los deportistas técnicos directivos, árbitros, personal de la FMN y de la RFEN que he podido conocer en estos años y ahora y si mi maldita enfermedad me lo permite seguiré viviendo este deporte desde la grada disfrutando de cada partido de mi Club: el Concepción Lineal”.  A nosotros no nos queda ninguna duda de que Toni saldrá de ésta con la fuerza y la energía que le caracterizan y que le volveremos a ver por las piscinas, ya sea como entrenador o como aficionado. Ahora mismo más allá de sus frases míticas “Geni tu no amages”, “Kevin Garnnet máximo taponador” o “a Quintana le han echado aceite” tenemos que centrarnos en su lema “nunca dejes de creer” y sobre todo en el ‘Juntos podemos vencerlo’.

twitter-bird@clemenklan




One thought on “El legado de Toni Hernández

  1. fermi fernandez aguilar

    Toni tienes que sentirte inmensamente orgulloso por el reconocimiento de tantos compañeros y amigos que han compartido tu vida deportiva. Te lo mereces porque eres una gran persona ,generoso y con un corazón enorme. Son muchos los triunfos conseguidos con mucho esfuerzo y dedicación. También son muchas las satisfacciones y eso es muy importante para ti, lo se con certeza que tu vida ha sido ese deporte al que has dedicado tantísimas horas. Gracias por darnos tantas alegrías.. Como tu hay poca gente y es justo que se diga públicamente. Te quiero muchiiiiisimo campeón!!!!!

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *