full screen background image
Search

El resurgir del histórico CD Larraina

1428

En noviembre del 2015, el CD Larraina, un histórico del deporte navarro, dio un giro de 180 grados. Los socios decidieron abrirse a las mujeres y cambiaron los estatutos, algo que, a su vez, supuso la necesidad de renovar los vestuarios. Deportivamente, esto provocó también un gran cambio para todas las secciones, como en el caso del waterpolo.

Lejos de querer buscar un alto rendimiento deportivo – no se pretenden ascensos a divisiones nacionales -, desde el Larraina se busca potenciar la vida deportiva de sus integrantes. “La idea con la que trabajamos es que comiencen aprendiendo a nadar en nuestras instalaciones, de allí pasen a la sección de waterpolo y finalicen cuando ellos quieran o el cuerpo les diga basta”, explica Asier Esteban, entrenador del sénior femenino y coordinador de deportes del club.

El conjunto navarro, que esta temporada cuenta con 90 waterposlitas (categorías, absolutos masculino y femenino y máster), tiene tres objetivos muy marcados en mente. El primero, afianzar la estructura de la sección. El segundo, aumentar el número de deportistas, sobre todo en la base. El tercero, potenciar el waterpolo. A pesar de que están dando pasos en esta dirección, Esteban cree que todavía les queda mucho trabajo por hacer.

Navarra, una isla

Tal y cómo afirma, basándose en los resultados, el coordinador del Larraina, el nivel de Navarra es bastante alto. Cabe destacar los casos del CW Navarra, que cumplirá 10 años en la máxima categoría la próxima temporada y del WP 9802, que lleva años codeándose con la élite nacional. Sin embargo, cree que todavía se pueden hacer muchísimo mejor las cosas, especialmente a la hora de captar nuevos jugadores y expandir esta disciplina a todos los rincones de la comunidad. Además, destaca que uno de los grandes problemas de muchos clubes es que no disponen de una piscina de 50 metros. “Quizás nos haga falta más ilusión para afrontar este reto”, concluye Asier Esteban.

twitter-bird@nicolasarlanzon




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *