full screen background image
Search

Fran Orizo confía en la fuerza de la EW Zaragoza “No es momento de bajar los brazos”

1277

La Escuela Waterpolo de Zaragoza vive uno de los momentos más complicados de la temporada después del heroico empate sumado por el Concepción Lineal en Can Roses ante el Rubí. Este punto da vida a las madrileñas, mientras mete en un serio problema a un equipo maño que ocupa la última plaza de la Liga de División de Honor a falta de tres jornadas por disputar. Lo más seguro es que el conjunto aragonés se juegue evadir el descenso directo en la última jornada ante el Dos Hermanas que tan sólo le aventaja en cuatro puntos.

Con todo este arduo panorama, Fran Orizo desvela que sus chicas están ansiosas por jugar uno de los encuentros más importantes en sus doce años en la máxima categoría. “Por ellas, jugarían mañana mismo. Tienen ganas de jugarlo, y eso es lo importante. Entrenamos cada día para partidos así. La adrenalina está por las nubes y las sensaciones son de que puede pasar cualquier cosa, pero pelearemos porque se decante a nuestro favor”, explica el entrenador del primer equipo de la EWZ, quien espera que sea un encuentro de “mucha tensión” para un equipo tan joven como el zaragozano que llega a esta situación por “errores propios”.

“Dos Hermanas es un grandísimo equipo, sobretodo en su piscina. Es un equipo que ha ido de menos a mas y que al igual que nosotras está alejado de los centros waterpolisticos estatales. Si canalizamos bien las energías en el sentido adecuado, esperemos estar en el partido. Va a ser un partido durísimo, sobretodo mentalmente. Pero estamos trabajando bien, y las chicas lo están dando todo. No me cabe ninguna duda que ese día se vaciaran, será lo que tenga que ser, pero que lo van a dar todo, seguro”, puntualiza a la vez que considera que a pesar de estar trabajando bien a la hora de los partidos “nos está faltando algo”.

LA JUVENTUD DEL EQUIPO

Y es que la temporada se le ha puesto cuesta arriba para todo un clásico ya del waterpolo español femenino. Las diferentes bajas, incluyendo la de Andrea Blas junto a la entrada de un alto número de jugadores jóvenes con poca experiencia en la categoría parecen ser algunas de las claves que han derivado en esta coyuntura clasificatoria. “Indudablemente tememos por el descenso. Esa posibilidad está ahí”, reconoce Orizo, el cual cree que un descenso a Primera División sería un duro revés para la entidad, sobretodo desde el punto de vista económico, “al perder la mayoría de ayudas” de las instituciones públicas. “Nos podría acarrear problemas muy graves”. Aunque no se quiere ver en tal tesitura, el técnico piensa que en tal caso el apartado deportivo sería el menos “damnificado”, puesto que la Primera División les serviría “a este joven equipo para coger minutos”.

En este mismo sentido, Orizo quiere marcar la hoja de ruta del equipo para este crucial fin de temporada. Para ello focaliza el problema en mejorar la defensa, ya que el ataque “está funcionando muy bien”. A estas alturas llevan 127 goles a favor y 226 en contra, siendo el segundo equipo más goleado detrás del Dos Hermanas con 252. “Debemos mejorar sobretodo en la toma de decisiones. Al ser un equipo tan joven, nos esta penalizando en cada partido, con errores graves, pero seguimos trabajando para corregirlo”.

Por último, el técnico del cuadro maño confiesa que una de las claves de la temporada fue el primer partido con el Concepción Lineal en Zaragoza que acabó con victoria para las madrileñas tras un gran último cuarto de éstas. “El equipo se quedó anímicamente tocado”. “Si te soy sincero estoy muy contento con cada una de ellas, su esfuerzo y trabajo diario en cada entrenamiento y con el compromiso total con el equipo. Así que no es el momento de bajar los brazos ahora, todo lo contrario, iremos a por todas”, añade.

twitter-bird@etoster




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *