Italia y Holanda no se deciden

Nuevo día plácido para las favoritas, en el que la igualdad volvió a brillar por su ausencia

A pesar del paso de las jornadas, la dinámica no varía en exceso en el Campeonato de Europa femenino de Barcelona, en el que las grandes favoritas siguen dominando los partidos a su antojo. Muestra de ello, lo sucedido en la tercera jornada, en la que, por ejemplo, Rusia, la máxima goleadora de todo el torneo con 89 tantos, le endosó un abultado 27-5 a una Alemania que ya venía de recibir un duro correctivo por parte de España. 5-2, 7-1, 7-1 y 8-1 fueron los parciales de un duelo en el que destacaron Prokofyeva, Karimova y Gorbunova, autoras de 12 goles, 4 cada una.

Andrea Staccioli (Deepbluemedia)

Misma suerte para Hungría ante una Serbia que, tras rozar el triunfo en su debut ante las germanas, todavía no sabe lo que es ganar. No plantaron mucha cara las serbias, que vieron como las húngaras, que se han recuperado a base de goles de la derrota ante las españolas, les pasaron por encima (9-1, 5-1, 5-3, 4-1). 23-6 fue el resultado final de un partido en el que destacó la capitana de las defensoras del título, Rita Keszthelyi, que marcó en 7 ocasiones.

Tampoco se apiadó de su rival un combinado local para el que superar a Turquía (23-1), una de las selecciones más débiles del torneo, no supuso ningún problema. De hecho, el partido fue otro más de aquellos que no pasarán a la historia. Únicamente , sirvió a Miki Oca para preparar el decisivo duelo ante Rusia.

Triunfos abultados

En cuanto al grupo A, la tónica fue muy similar en un Grecia-Croacia en el que las griegas demostraron por qué son unas de las candidatas al título. Lideradas por los seis goles de su capitana, una Alexandra Asimaki que está firmando un increíble inicio de campeonato, las griegas pasaron por encima (21-2) de un combinado croata que tiene mucho trabajo por delante si quiere llegar al nivel de la selección masculina.

Pasquale Mesiano (Deepbluemedia)

Un poco más sufrió Francia, que se relajó en exceso, para vencer a una Israel que marcó más goles en este duelo que en todo lo que llevamos de campeonato. Únicamente marcaron la diferencia las galas en el tercer periodo, en el que rompieron el partido con un parcial de 3-0. El resto, fueron de 3-1, 2-3 y 1-1, para un resultado final de 9-5.

Finalmente, en el partido más esperado del día, Holanda e Italia empataron a seis tras 32 minutos llenos de intensidad y tensión. Dominaron la primera parte las italianas (1-2, 1-2), que en la segunda mitad se encontraron con unas holandesas a las que se les puso el partido de cara tras un parcial de 4-0. En los minutos finales, las de Fabio Conti reaccionaron y con dos tantos consecutivos pusieron un definitivo 6-6 que únicamente dejó contentos a los espectadores.

twitter-bird@nicolasarlanzon

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.