Judith Panicello siente los colores del ‘Medi’

Una jugadora de la casa que a sus 20 años continúa aprovechando cada minuto con los que cuenta en el CE Mediterrani; siendo la cuarta más goleadora del equipo es una de las razones por las que el combinado de Marc Comas está en puestos de playoff

Judith Panicello, en un partido / JOSEP ARNAU (ATELIER PHOTO)

Lo cierto es que con dos jornadas por delante para poner punto y final a la fase regular de la Liga Iberdrola de División de Honor Femenina, el CE Mediterrani tiene pie y medio en los playoffs por el título que disputan los cuatro primeros clasificados gracias en gran parte a la victoria de prestigio sumada en Terrassa ante las chicas de Xavi Pérez, su rival más directo por la cuarta plaza. Este triunfo por la mínima (10-11) les permite afrontar las dos últimas jornadas con un colchón de dos puntos frente al CN Terrassa. Aitana García y Carla Toha, con tres goles cada una, fueron de las más destacadas de cara a la meta de Sandra Domene. No obstante, Judith Panicello no faltó a su cita con el gol. Y es que lleva 24 dianas en su haber, siendo la cuarta más goleadora del equipo de Marc Comas.

El equipo está trabajando muy duro y se está cumpliendo el objetivo que nos marcamos al principio

Una jugadora de la casa: del Medi y del barrio de Sants. Con tan sólo 9 años continuó la tradición familiar por el waterpolo (su padre Eduard y sus tíos jugaron e incluso siguen jugando en los veteranos), un deporte que por motivos obvios le llamó la atención, por lo que poco tardó en ponerse a prueba con el balón amarillo. Lo hizo por proximidad y por buenas referencias en el Mediterrani. Desde entonces su vinculación al club catalán ha sido latente durante todos estos años, formando parte del primer equipo desde la temporada 2013/2014 (siendo segundo año cadete) cuando Pau Vendrell le dio una oportunidad que ahora a sus 20 años sigue aprovechando jornada tras jornada debido a su continuo espíritu de superación. “Me defino como una jugadora que intenta rendir al máximo en cada partido, tanto por exigencia personal como por el equipo, con carácter y podría decir que también con una cierta ambición“, reconoce a WATERPOLISTA.com Panicello sobre un deporte que según ella misma desvela le ha aportado “disciplina, responsabilidad y saber trabajar en equipo y para el equipo, pero sobretodo ser más crítica conmigo misma“. Todo ello a pesar de que como le ocurre a sus compañeras se le haga “complicado” compaginar la vida deportiva con la personal o académica. “Es un deporte que te exige tanta dedicación y tantas horas de entrenamiento, con estudios y otras actividades, pero he apostado por ello y considero que vale la pena hacer el sacrifico cuando algo te aporta tanto“.

Un salto cualitativo

A nivel clasificatorio, la temporada está siendo mejor que la anterior, puesto que tienen muchas papeletas de terminar el Campeonato en cuarta plaza. Para la joven deportista, “el equipo está trabajando duro y se está cumpliendo el objetivo que nos habíamos marcado al inicio“. Un equipo que tal y como reconoce la propia Panicello ha notado las incorporaciones tanto de las nuevas jugadoras como del entrenador, considerando que “nos han reforzado y nos han ayudado a dar un salto cualitativo“.

Éste salto cualitativo del que habla, también se puede extrapolar a la aportación que realiza la joven al primer equipo. “Me veo constante en el juego, con una cierta responsabilidad ya que soy de las más veteranas del equipo y por supuesto intentando darlo todo en cada partido“, reconoce una jugadora que por desgracia no pudo tomar la partida debido a una fractura en el dedo en los partidos que el Mediterrani disputó en la Josep Vallès de Copa de la Reina. “Actualmente estoy totalmente recuperada, con mucha fuerza y ganas de rendir al máximo“, concluye, a la par que augura un futuro prometedor al club de sus amores “lleno de éxitos si sigue apostando por el waterpolo femenino y este trabajo que lleva haciendo con la cantera“.

twitter-bird@etoster

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.